08 de mayo del 18

08/05/2018 § Deja un comentario

Anuncios

28 de marzo del 18

28/03/2018 § Deja un comentario

La xenoglosia, término acuñado en el siglo XX por el fisiólogo francés Charles Richet, 1850-1935, es un supuesto fenómeno paranormal, que corresponde a la habilidad de poder hablar o escribir un lenguaje no familiar para un individuo. Muchos de los supuestos casos de xenoglosia han sido palabras aprendidas en algún momento de la vida del individuo y olvidadas, otros son simplemente una jerigonza; sin embargo, algunos de los muchos casos investigados no son fáciles de explicar.

Existen dos tipos de xenoglosia: Una, recitativa: la más común; el individuo dice palabras pero no entiende lo que habla, ni es capaz de conversar en este idioma. Generalmente estas palabras fueron aprendidas y olvidadas. Y dos, sensitiva o consciente: la persona puede llevar a cabo una conversación en un idioma nunca antes aprendido o conocido. En 1895, Sigmund Freud y Josef Breuer publicaron el caso de su paciente Anna O., que hablaba alemán e inglés.

En el Libro de los Hechos de los Apóstoles, perteneciente al Nuevo Testamento de la Biblia, se cuenta que en la fecha de Pentecostés los doce discípulos principales de Jesús experimentaron la llegada del Espíritu Santo quien se les apareció en forma de lenguas de fuego sobre la cabeza de cada uno, y entonces pudieron hablar en distintos idiomas. No se sabe a ciencia cierta cuántos idiomas hablaron estos doce apóstoles, pero la Biblia documenta que los judíos en la diáspora hablaban 17 idiomas diferentes.

Algunos escritores sostienen que la xenoglosia está relacionada con regresiones hacia vidas pasadas. En estas ocurren memorias de reencarnaciones pasadas, así como la adquisición de habilidades aparentemente nunca poseídas por los individuos.

La xenoglosia ha sido usada para apoyar la idea de la reencarnación, basándose en la idea de que ésta es la única forma de mantener el conocimiento de un idioma antes de nacer.

Documentación: Xenoglosia

20 de diciembre del 17

20/12/2017 § Deja un comentario

En lingüística, se denomina etimología popular, paretología, etimología cruzada o etimología asociativa al método pseudocientífico de explicar los orígenes de las palabras que se basa fundamentalmente en creencias y tradiciones populares, utilizando las similitudes con voces parecidas u homófonas y así tratando de buscar las relaciones entre sus significados. Esta creación de significado se manifiesta, en general, o bien por un trastrueque semántico o bien por adaptación fonética de una palabra. En las lenguas naturales el fenómeno de reanálisis morfémico ha dado lugar a algunas etimologías populares.

El fenómeno que se produce por la tendencia a asociar a cada palabra un sentido determinado se denomina también paretimología, analogía léxica o atracción paronímica. Esta creación- de significado manifiesta, en general, o bien por trastrueque semántico o bien por adaptación fonética de la palabra.


Algunos ejemplos son:
Destornillarse, que proviene de desternillarse, porque fonéticamente se piensa en tornillo en lugar de en ternilla.
Eruptar en lugar de eructar, por contaminación de erupción volcánica en la que se produce un protusión brusca de material o gas.
-Esparatrapo, que proviene de esparadrapo, porque fonéticamente se piensa en trapo.
Ideosincrasia, que proviene de idiosincrasia, porque fonéticamente se piensa en idea y no en el prefijo griego, propio
Mondarina en lugar de mandarina, porque la acción de quitarle la piel es mondar la fruta.
Preveer, que es una distorsión de prever, porque fonéticamente se piensa en proveer
Vagamundo por vagabundo, porque fonéticamente se piensa en mundo, sin caer en la cuenta de que se trata del sufijo bundo, que aparece en palabras como meditabundo.

Amplia información en: Etimología popular

 

 

20 de julio del 17

20/07/2017 § Deja un comentario

El Honeygar, también conocido como Honegar es una mezcla de miel y vinagre de sidra de manzana. Un combinado que ha sido utilizado desde la antigüedad por sus presuntos beneficios para la salud.

El nombre de Honeygar fue acuñado por el D. C. Jarvis en los años 50 del pasado siglo en su libro Folk Medicine: A Vermont Doctor’s Guide to Good Health. El libro de Jarvis tuvo éxito en los EEUU y posteriormente gozó de cierta popularidad en Japón.

La marca Vermont Curry utiliza manzanas y miel debido a la influencia del Honegar cuando se introdujo en 1963.

Muchos círculos de salud natural afirman que el Honegar tiene amplios beneficios para la salud, especialmente para la artritis. Recientemente, estudios médicos analizan los resultados del vinagre de sidra en su uso contra la diabetes, la pérdida de peso y la resistencia a la insulina.

27 de junio del 17

27/06/2017 § Deja un comentario

Se dice que en 1938, Chi Pu Tei, en chino: 齊福泰, un profesor de arqueología de la Universidad de Pekín, se encontraba con sus estudiantes en una expedición de exploración de una serie de cuevas en las inaccesibles montañas de Bayan Kara Ula, cerca del Tíbet, ya que supuestamente podrían haber sido talladas artificialmente en un sistema de túneles y despensas subterráneas.

Según esta supuesta historia, se dice que los exploradores habrían encontrado muchas tumbas con esqueletos de 1,38 m de largo enterrados dentro de ellas. Los esqueletos tenían cabezas anormalmente grandes y cuerpos pequeños, delgados y frágiles. No había ningún epitafio en las tumbas, pero en cambio, encontraron cientos de discos de piedra de 30 cm de diámetro”, a las que se llamó Piedras de Dropa, con agujeros de 8 cm de diámetro en sus centros. Sobre las paredes habrían sido descubiertos tallados, los cuadros del Sol naciente, la Luna, estrellas, la Tierra, montañas, y líneas de puntos que unen la tierra con el cielo. Los discos, y las pinturas rupestres se dice que datarían de aproximadamente 12.000 años.

Cada disco de piedra, según cuentan, habría sido inscrito con dos surcos finos que se mueven en espiral desde el borde al agujero central. Se dice que etiquetaron los discos con otros hallazgos de la expedición y los mantuvieron en la Universidad de Pekín durante 20 años. Todos los intentos de descifrarlos fueron inútiles.

Cuando los discos fueron examinados por el doctor Tsum Um Nui, en Pekín, alrededor de 1958, a diferencia de los demás investigadores, llegó a la conclusión de que cada surco consistía en una serie de diminutos jeroglíficos de origen y diseño desconocidos. Las filas de los mismos eran tan pequeñas que fue necesaria una lupa para verlos claramente. Muchos de los jeroglíficos estaban desgastados por la erosión. Cuando el doctor Tsum descifró los símbolos, revelaron la historia de un aterrizaje forzoso de la nave espacial Dropa y la matanza de la mayor parte de los sobrevivientes por habitantes del lugar.

Los Dropa también conocidos como Dropas, Drok-paDzopa, oen  chino 杜立巴, serían una supuesta raza de extraterrestres humanoides de baja estatura que habrían aterrizado cerca del Tíbet hace aproximadamente 12.000 años.

Según Tsum Um Nui, en una de las líneas de jeroglíficos se leía: Los Dropa vinieron de las nubes en su nave. Nuestros hombres, mujeres y niños se escondieron en las cuevas diez veces antes del amanecer hasta que al fin entendieron las señas de los Dropa y se dieron cuenta que venían con intenciones de paz…. Otra sección expresa pesar de los habitantes de la montaña, tribu de los Ham, porque los alienígenas habían estrellado su nave y no podían construir otra para regresar a su planeta.

El doctor Tsum informó de su descubrimiento en 1962. Sin embargo, no fu tomado en serio, hasta el punto que se  exilió a Japón, donde murió posteriormente. Se dice que la Academia de Pre-Historia de Pekín nunca permitió publicar o hablar de su hallazgo.


Debido a que Tsum Um Nui no es un nombre chino real, algunos críticos sugieren que ni siquiera existió. Otros aseguran que Tsum Um Nui es un nombre japonés adaptado al chino.

Información completa en: Dropa.

06 de mayo del 17

06/05/2017 § Deja un comentario

Los Supersónicos, en el original The Jetsons, fue una serie animada creada por William Hanna y Joseph Barbera, actualmente transmitida por Tooncast, un canal propiedad de Cartoon Network. Fue creada en 1962 y muchos creen que es la versión futurista de Los Picapiedra.

Los Supersónicos se sitúan en el año 2062 donde, según la serie, viviremos en casas suspendidas en el aire mediante enormes soportes y nos transportaremos en aero-autos. Ver un capítulo de los Supersónicos es actualmente un delicioso ejercicio de retrosciencia. Se lo aconsejamos.

 

28 de marzo del 17

28/03/2017 § Deja un comentario

Para celebrar la llegada de la primavera les vamos a contar la leyenda de los Anunnaki, un grupo de deidades sumerias y acadias que son identificados en los textos como los Anunna y con los Igigi, los dioses menores.

En el mito de Atrahasis se afirma que, antes de la creación del hombre, los dioses tení­an que trabajar para vivir. Entonces, los Anunna lograron que una categorí­a de dioses inferiores, los Igigi, trabajaran para ellos, hasta que se rebelaron y rehusaron continuar trabajando. Entonces Enki creó a la humanidad para que esta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los dioses menores habí­an abandonado y, a través del culto, suministraran el alimento a los dioses.

En el poema Enúma Elish, fue Marduk quien creó la humanidad y después dividió a los Anunna entre el cielo y la tierra y les asignó tareas. A continuación, los Anunna, agradecidos a Marduk, fundaron Babilonia y edificaron un templo en su honor, llamado Esagila.

La reinvención del término de los Anunna a través de su forma acadia, Anunnaki, surgió en 1964, tras la publicación del libro Mesopotamia antigua: retrato de una civilización muerta, del asiriólogo Adolph Leo Oppenheim, quién popularizó este concepto que fue tomado por distintos personajes del mundo esotérico y de pseudociencias de Internet.

El azerbaiyano Zecharia Sitchin publicó una decena de libros conocidos como Crónicas de la Tierra a partir de los años 1970. En ellos, supuestamente quedaban traducidas tablas sumerias de escritura cuneiforme y textos bí­blicos en su escritura original.

En el libro El 12º planeta narra la llegada de los Anunnaki a la Tierra procedentes de un supuesto planeta llamado Nibiru hace unos 450.000 años: seres altos de unos 3 metros de altura de piel blanca, cabellos largos y barba, quienes se habrí­an asentado en Mesopotamia y que, por ingenierí­a genética, aceleraron la evolución del Homo Sapiens aportando su propia genética, por la necesidad de tener trabajadores esclavos.

Según los escritos de Sitchin, la tecnologí­a y poder de los Anunnaki aún no habrí­a sido superada, planteando que podí­an efectuar viajes espaciales y manejar la ingenierí­a genética hace 450.000 años, y que habrí­an dejado sus rastros en toda la Tierra con tecnologí­a aún desconocida como en la construcción de pirámides egipcias, mayas, aztecas y chinas, en el cí­rculo megalítico de Stonehenge, en el puerto espacial de Baalbeck, en las lí­neas de Nazca y en Machu Pichu.

Las suposiciones de Sitchin han sido descartadas por cientí­ficos, historiadores y arqueólogos, que están en desacuerdo con su traducción de textos antiguos y su comprensión errónea de la fí­sica.

Documentación: Anunnaki

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Pseudociencia en Hora a hora.