24 de noviembre del 18

24/11/2018 § Deja un comentario

Anuncios

24 de octubre del 18

24/10/2018 § Deja un comentario

La nada se define como ausencia e inexistencia de cualquier objeto. En el sentido común la palabra nada se usa para referirse a la ausencia de objetos determinados en un lugar y tiempo concretos.

Es decir, que el post de hoy es simplemente nada. Nada hay, ni nada se ve o cuenta, nada a faltar, nada a decir. Simplemente nada, un concepto tan importante como el cero. Nada.

25 de septiembre del 18

25/09/2018 § Deja un comentario

Los nuberos son pequeños geniecillos malignos que cabalgan las tormentas, descargando rayos y granizo sobre las personas. Son los responsable de los cambios del clima en la montaña, conducen y guían las nubes, provocando calamidades y grandes destrozos en los pueblos.

Sus víctimas favoritas son los pescadores. Aquellos que intentan desafiarlos acaban perdiendo la vida. Los menos atrevidos se ven obligados a volver al puerto con las redes vacías.

Fuente: El nubero.

09 de septiembre del 18

09/09/2018 § Deja un comentario

El verano se acaba, nos enfrentamos a días grises y tristes. Recordemos los viejos buenos tiempos con la alegría y ritmo de una canción eterna que nunca pasa.

Come on let’s twist again
Like you did last summer
Yeah, let’s twist again
Like you did last year
Do you remember when
Things were really hummin’
Yeah let’s twist agin
Twist the time is here
Well, around and round and up and down
We go again
Come on baby make me know you love me so
Let’s twist again
Like you did last summer
Yeah, let’s twist again
Like you did last year
Well, around and round and up and down
We go again
Come on baby make me know you love me so

11 de febrero del 18

11/02/2018 § Deja un comentario

Felix August Bernhard Draeseke nació el 7 de octubre de 1835 en Coburgo, una ciudad del ducado de Franconia en Alemania. Se sintió atraído por la música desde edad muy temprana y escribió su primera composición con ocho años. No encontró oposición familiar cuando, a mediados de su adolescencia, declaró su intención de convertirse en músico profesional. Tras unos años en el Conservatorio de Leipzig se sintió atraído por la Nueva Escuela Alemana, centrada alrededor de Franz Liszt en Weimar, donde se estableció desde 1856 hasta 1861, llegando inmediatamente después de la marcha de Joachim Raff

En 1862 Draeseke abandonó Alemania y fijó su residencia en Suiza, donde impartió clases en Romandía, cerca de Lausana. Tras su regreso a Alemania en 1876, eligió Dresde como lugar de residencia. Aunque continuó teniendo éxito con la composición, sólo recibió un encargo del conservatorio de la ciudad en 1884 y con él alguna seguridad económica. En 1894, dos años después de su promoción a profesor en el Royal Saxon Conservatory, cuando tenía 58 años, se casó con su antigua alumna Frida Neuhaus. En 1912 completó su obra orquestal final, la Cuarta Sinfonía. El 26 de febrero de 1913, sufrió un derrame cerebral y falleció. Está enterrado en el cementerio Tolkewitz de Dresde.

Durante su carrera Draeseke dividió sus esfuerzos casi equitativamente entre los mundos compositivos y compuso en la mayoría de los géneros, incluyendo sinfonías, conciertos, ópera, música de cámara y obras para piano solo. Con su primera sonata para piano en do sostenido Sonata quasi Fantasia despertó el interés general, ganándose la admiración sin reservas de Liszt como una de las sonatas para piano más importante después de Beethoven. Sus óperas Herrat [1879, en un principio titulada Dietrich von Bern] y Gudrun [1884, basada en el relato épico medieval homónimo] tuvo algo de éxito, pero sus ulteriores descuidos han evitado que se entendiera a Draeseke como uno de los pocos sucesores verdaderos de Wagner y uno de los pocos que podrían concebir los ejemplos dramáticamente convincentes y melodiosamente irresistibles de obra de arte total o Gesamtkunstwerk.

Draeseke siguió de forma entusiasta todas las facetas de la música. Su música de cámara usa instrumentos de reciente desarrollo, entre ellos la violotta, un instrumento desarrollado por Alfred Stelzner como un intermediario entre la viola y el violonchelo, que Draeseke usó en su Cuarteto para cuerdas en la mayor, y la viola alta, un instrumento desarrollado durante la década de 1870 por Hermann Ritter y prototipo de la viola rápidamente promocionado por Richard Wagner para su Orquesta de Bayreuth.

Se reveló como maestro contrapuntista componiendo música coral, alcanzando un gran éxito con su Réquiem en si menor de 1877–1880, pero mostró más convincentemente sus cualidades en esta técnica con Mysterium Christus que está compuesta por un prólogo y tres oratorios separados y requiere tres días para su interpretación completa, una obra que lo mantuvo ocupado entre los años 1894–1899 pero cuyo concepto data de la década de 1860. Sus obras orquestales como la Serenata en fa mayor (1888) u otras del mismo género de ese año, el preludio sinfónico basado en Penthesilea de Kleist tuvieron un gran éxito de audiencia por su rica invención melódica, vivacidad rítmica y extraordinario concepto armónico. Su música de cámara es igualmente rica.

Documentación: Felix Draeseke

08 de noviembre del 17

08/11/2017 § Deja un comentario

Ikigai, 生き甲斐, es un concepto japonés que significa la razón de vivir o la razón de ser. Todo el mundo, de acuerdo con la cultura japonesa, tiene un ikigai. Encontrarlo requiere de una búsqueda profunda y a menudo prolongada. Esta búsqueda es considerada de mucha importancia, ya que se cree que el descubrimiento del propio ikigai trae satisfacción y sentido de la vida.

El término ikigai se compone de dos palabras japonesas: iki o 生き, que se refiere a la vida y kai o 甲斐, que aproximadamente significa la realización de lo que uno espera y desea. El ikigai se concibe como una razón para levantarse por la mañana; es decir, una razón para disfrutar de la vida, lo que puede llevar a gozar de una larga vida.

La palabra ikigai se utiliza generalmente para indicar la fuente del valor de la vida de uno, o las cosas que hacen que la vida valga la pena. En segundo lugar, la palabra se utiliza para referirse a las circunstancias mentales y espirituales en las que las personas sienten que sus vidas son valiosas. No está necesariamente ligada a la situación económica personal, o al estado actual de la sociedad. Incluso si una persona siente que el presente es sombrío, pero tiene un objetivo en mente, puede sentir el ikigai. Los comportamientos que nos hacen sentir el ikigai no son acciones que nos vemos obligados a llevar a cabo, sino acciones naturales y espontáneas.

Se dice que la gente puede sentir el auténtico Ikigai solo cuando, sobre la base de una madurez personal, de la satisfacción de diversos deseos, del amor y de la felicidad, se encuentra con los demás y con un sentido del valor de la vida, que avanza hacia la autorrealización.
Documentación: Ikigai.

07 de julio del 17

07/07/2017 § Deja un comentario

Para celebrar el día de San Fermín y ya que vamos todos muy endiosados con tanto selfie y ataque de vanidad, les dejamos un cuadro para que se centren un poco.

Ahora, que cada uno se sitúe en el grupo o apartado que le corresponda y no se entrometa en los asuntos del vecino o prójimo, complicando la existencia de quien camina tranquilo en las cercanías.

Post dedicado Kim, dios orco de las vicisitudes.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Notas en Hora a hora.