01 de diciembre del 19

01/12/2019 § Deja un comentario

Axel Ejnar Hakon Børresen, nacido el 2 de junio de 1876 en Copenhague, fue uno de los principales compositores daneses del siglo XX. Børresen descendía de una familia de comerciantes. Cuando niño, recibió clases de violín, violonchelo y piano. Cuando Børresen dejó claro a su padre que deseaba convertirse en compositor, éste hizo que estudiara composición con Johan Svendsen en el Conservatorio Real de Dinamarca en 1895.

Su Primera Sinfonía se estrenó en privado en 1901. Se hizo un nombre como compositor prometedor. Siguieron viajes a Alemania, Francia y Bélgica, donde realizó contactos útiles. A partir de 1902 dividió su tiempo entre Copenhague y Skagen, donde mantuvo un segundo hogar.

Børresen fue un importante organizador de varios festivales de música daneses y se desempeñó como presidente de la Danish Composers Union entre 1924 y 1949. En el momento de su muerte, el 6 de octubre de 1954 en Copenhague, era considerado como uno de los músicos más importantes de Dinamarca.

Su ópera The Royal Guest esta considerada como la mejor ópera danesa de principios del siglo XX y sus obras de música de cámara recibieron considerables elogios críticos.

El estilo y el lenguaje musical de Børresen son principalmente del romántico tardío. Su música muestra poca o ninguna influencia de las tendencias más modernas. En cambio, su música toma como inspiración las ideas culturales danesas y las melodías populares. Su estilo refleja la influencia de su maestro Svendsen, así como la de Tchaikovsky.

Fuente: Hakon Børresen

09 de octubre del 19

09/10/2019 § Deja un comentario

Se ha cumplido hace unos días el aniversario del Incidente de Shag Harbour, o Puerto de Cormoranes, un tranquilo puerto pesquero en una pequeña y tranquila aldea de Canadá, situada en el extremo suroeste de la provincia canadiense de Nueva Escocia. El 4 de octubre de 1967, a las 23.20 policías y residentes locales informaron un avión se acababa de estrellar en las aguas del puerto.

Laurie Wickens y los cuatro amigos que le acompañaban, vieron un objeto grande de unos 18 metros de longitud que se movía en dirección Este. Lo describieron como una fila de cuatro luces grandes anaranjadas que parpadeaban mientras emitía un silbido fuerte al sobrevolarlos en el cielo nocturno. Desde la orilla, Wickens y sus compañeros vieron como aquella fila de luces se movía lentamente a baja altura sobre las aguas del puerto hasta que repentinamente, cayó en un ángulo de 45 grados, impactando sobre la superficie del agua. Según describieron, la nave se mantuvo flotando a unos 185 metros de la orilla. Inmediatamente, Wickens informó a la Real Policía Montada del Canadá avisando que él y sus amigos acaban de ver un avión estrellándose en el Golfo de Maine. Mientras tanto, los vecinos del pequeño pueblo, se acercaron al puerto y llamaron a la policía informando que un avión se había estrellado en las aguas de Shag Harbour. Ron Pound de la Policia Montada, que también circulaba por la Carretera 3 hacia la aldea, vio lo que describió como cuatro luces brillantes asociadas a una aeronave.

Diez oficiales de la Policía montada o RCMP llegan al escenario 15 minutos después del primer aviso de la llamada telefónica inicial, entre los que se encuentra Ron Pound, el cabo de la policía Victor Werbieki y Ron O’Brien y se dirigen a la orilla para ver el agua y lo que en ella se aprecia. A medio metro de profundidad la nave que ha caído emite una luz en las oscuras aguas mientras que se desplaza lentamente hacia el mar abierto del golfo de Maine, dejando una estela o rastro de espuma amarillenta. Suponiendo que se trata de un accidente de un avión y preocupado por los sobrevivientes, hacia las 23.38 horas, uno de los oficiales de la RCMP llama al Centro de Coordinación de Rescate, o RCC, en Halifax. El oficial informa que un avión se ha estrellado en las aguas de Shag Habour. El guardacostas #101, fondeado en aguas del cercano Clark Harbour es inmediatamente enviado. Mientras los residentes locales se empiezan a organizar para prestar ayuda. Los técnicos de los faros de las proximidades entraron en alerta.

Mientras tanto, teniendo en cuenta que no hay tiempo que perder, los oficiales de la RCMP improvisan su propio rescate. Hablan con los pescadores locales para que actúen con sus barcos mientras llegua la Guardia Costera. A las 23.55 horas, dos barcos de pesca con voluntarios navega a toda máquina hacia el lugar del impacto para prestar asistencia a los posibles supervivientes del accidente. Pero lo que los pescadores encuentran es una capa de espuma amarilla de unos 5 centímetros flotando en la superficie donde la aeronave se ha estrellado, cubriendo una superficie de unos 25 metros de ancho por unos 800 de largo formada por burbujas que suben a la superficie y que desprenden un intenso olor a azufre. Pero aún más desconcertante es la ausencia de restos, cuerpos o cualquier signo de accidente aéreo. Si algo acaba de estrellarse en el puerto de Shag Habour, había desaparecido por completo.

Los Guardacostas llegan a las 00.30 horas, El guardacostas #101 se une a los barcos de pesca y a los oficiales de la policía. Rastrean de nuevo la zona y no se encuentran restos, sólo espuma amarilla. La RCC comprueba, con el Centro de Control del Tráfico Aéreo en New Brunswick y con el Centro de Control de NORAD en North Bay en Ontario, las áreas a lo largo del litoral oriental, tanto en la región Atlántica de Canadá y en la de Nueva Inglaterra en Estados Unidos y comunica al guardacostas que ningún avión ha sufrido incidencia alguna y que todos están en vuelo controlado o en tierra. En vista de que no se encuentran rastros ni avisos de incidencias, la búsqueda es suspendida a las 04.00 horas.

Al siguiente día corre la sospecha de que las autoridades están ocultando algo. No hay explicación para una aeronave que cae ante testigos presenciales y no se hallan  restos. Los militares canadienses califican el objeto como OVNI. La mañana del 5 de octubre de 1967, la RCC y la RCMP tienen que confirmar que no es un accidente de avión. La RCC de Halifax envía un télex clasificado como PRIORIDAD a la oficina central de la Real Fuerza Aérea Canadiense en Ottawa, que es la que maneja todos los avistamientos de ovnis. Se les notifica que algo de origen desconocido se ha estrellado en la costa  de Shag Harbour informando que toda explicación lógica tipo aviones, bengalas, etcétera, ha sido rechazada. En el telex, se incluyen las palabras Informe de Ovni. Se trata de un reconocimiento por parte de las autoridades canadienses de que lo que se estrelló en las aguas de Shag Harbour es un OVNI. El líder de escuadrón William Bain de la Real Fuerza Aérea Canadiense envía otro télex con prioridad relativo al incidente a la sede de la Real Armada Canadiense y recomienda que se realice una búsqueda subacuática. La Real Armada Canadiense en Ottawa, a su vez envía otro, también con prioridad, asignando a la Fleet Diving Unit Atlantic, o Unidad de Buzos de la Flota del Atlántico, para que se realice una búsqueda bajo el mar.

El 6 de octubre de 1967 cuatro buzos del buque HMCS Granby de la Real Armada Canadiense son destinados a la búsqueda submarina. El 7 de octubre de 1967 el Comando Marítimo de la Real Armada Canadiense manda a otros tres buzos de Halifax para ayudar a los ya destinados. Los siete buzos realizan una búsqueda extensa por el fondo del mar durante tres días pero no encuentran ningún indicio de que algo se haya estrellado. El 8 de octubre de 1967, el Comando Marítimo termina la búsqueda bajo el agua, anunciando que tres días de búsqueda no han dado resultados.

Como la marina de guerra canadiense cancela abruptamente la búsqueda sin dar ninguna explicación, los rumores se extienden entre la gente de Shag Harbour. Cinco días después del avistamiento, no se sabe qué fue lo que se estrelló en las aguas la noche el 4 de octubre de 1967. Esta acción de la marina de guerra, deja a mucha gente creyendo que los buzos en realidad sí han encontrardo algo y lo han ocultado ya que se fueron rápidamente sin informar a las autoridades del lugar.

La historia del accidente de Shag Harbour permaneció latente por muchos años y parecía haber sido olvidado hasta que un informante confidencial, ex miembro de NORAD de la Estación Barrington, dijo a varios ufólogos de MUFON que NORAD había rastreado el objeto desde que entró en la atmósfera de la Tierra sobre Siberia hasta que entró en el espacio aéreo canadiense por el noroeste, siguiendo rumbo hacia el Este. Añadió que los militares habían rastreado el OVNI y a otro que le seguía, el cual parecía como si le estuviera prestándo algún tipo de asistencia, hasta que se estrelló en las aguas del puerto de Shag Harbour, desplazándose bajo las aguas con rumbo Noroeste unas 25 millas hasta acercarse a Shelburne Harbour, próxima a una base naval que detecta submarinos cuyo sonar detectó el objeto objeto, por lo que los buques de guerra se colocaron sobre él.

La Marina preparó una operación de búsqueda subacuática, cuando un segundo OVNI se unió al primero, por lo que se supuso que venía a prestarle ayuda. Se decidió esperar y observar. Al cabo de una semana, algunos de los buques presentes fueron enviados a investigar un submarino ruso que había entrado en aguas canadienses. Es obvio que los rusos habían monitorizado sus movimientos ya que los ovnis entraron por Siberia y los rastrearon hacia hacia Shag Harbour. Sería extraño que el submarino ruso se extraviara en aguas territoriales canadienses. Probablemente fue a investigar lo que sobrevoló su territorio.

Cuando las naves de la Armada se desplazaron las dos naves sumergidas aprovecharon para comenzar a moverse hasta alcanzar el Golfo de Maine, momento en el que distanciándose de los buques de guerra que los perseguían, salieron a la superficie y volaron hacia el cielo.

Fuente: El Incidente de Shag Harbour

28 de julio del 19

28/07/2019 § Deja un comentario

Josef Fiala, también conocido como Joseph Fiala, fue un compositor, oboísta, virtuoso viola da gamba, violonchelista y pedagogo, nacido el 3 de febrero de 1748 en Lochovice, Bohemia.

Comenzó su carrera profesional como oboísta al servicio de la Condesa Netolicka. En 1777 viajó a Munich para servir en la orquesta de la corte del Elector Maximilian Joseph.

Ese mismo año, Wolfgang Amadeus Mozart quedó impresionado por la orquesta de viento de Fiala y le ayudó a obtener un cargo tras de la muerte del Elector.

En 1785, Fiala fue a Viena y en 1786 a San Petersburgo, donde trabajó en la corte de Catalina la Grande. En 1790 viajó a Prusia, donde se desempeñó como instrumentista de viola da gamba en la corte de Friedrich Wilhelm II.

Finalmente, en 1792 llegó a ser el Kapellmeister en Donaueschingen, donde pasó el resto de su vida. Murió el 31 de julio de 1816

Fiala escribió un concierto para viola da gamba, un concierto en si bemol mayor para oboe y orquesta, varios bailes, composiciones de cámara y sinfonías, así como un concierto para corno inglés, transcrito de una obra original para viola da gamba.

Fuente: Josef Fiala.

24 de mayo del 19

24/05/2019 § Deja un comentario

Guillermo Pérez Villalta (Tarifa, Cádiz, 12 de mayo de 1948) es un pintor y escultor español, integrante de la nueva figuración madrileña y uno de los pintores más representativos del posmodernismo en España. Algunas fuentes le incluyen en una corriente que llaman neomanierismo.

Empezó la carrera de Arquitectura, que abandonó para pintar, pero a lo largo de su carrera ha diseñado edificios y espacios públicos. Pocos se han construido, y entre ellos hay que citar el Kursaal de Algeciras. La arquitectura ha influenciado su obra pictórica y ha seguido siendo uno de sus principales intereses.

En Madrid desde 1968, Pérez Villalta conformó en la década siguiente un estilo manierista de colorido y figuras deformadas en contorsiones. En esos años se lo consideró integrante de la llamada movida madrileña. A mediados de los 80 evolucionó hacia un colorido más cálido y sucio, con una técnica más suelta que podía recordar a Tiziano y a algunos maestros del siglo XVII. En la década de 1990 se intuye un giro hacia formas más definidas, y posteriormente el artista ha explorado estéticas orientales, rococós y geométricas. En esos años optó por establecerse en Tarifa, recuperando el domicilio familiar donde había vivido su niñez, y destinando algunos de sus espacios a la exhibición de sus creaciones.

En 2013 Pérez Villalta firmó un acuerdo con el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo por el que este museo recibirá toda su obra en donación mediante testamento así como su casa de Tarifa, donde el artista desea que se exponga parte de su obra.

Frente a los valores de cierta la modernidad abstracta como autenticidad de los materiales y pureza formal, la pintura de Villalta es de naturaleza totalmente narrativa, como se aprecia en dos obras suyas muy significativas, en el Museo Reina Sofía de Madrid: Grupo de personas en un atrio (1975-76) y Gente a la salida de un concierto de rock (1979). Otras a destacar son: La pintura como vellocino de oro (1981-1982), Sansón y Dalila o el triunfo de Venecia (1981), Historia Natural (1987) y Santuario (1996). Es un artista fiel al estudio de la tradición, con tendencia a una ornamentación abigarrada y a una exuberancia que inspira optimismo o nostalgia por un pasado idealizado.

Defensor de la belleza como disfrute y como necesaria para vivir, Pérez Villalta no oculta su afán por lo ornamental en oposición al arte minimalista y aunque a veces sea provocador y roce el escándalo, sigue métodos de diseño y producción tradicionales: múltiples bocetos, técnica depurada de lenta ejecución. Acusa influencias dispares y se confiesa admirador no sólo de maestros antiguos, sino también de Giorgio de Chirico, Marcel Duchamp y Dalí.

Ha ilustrado varios libros, como Faetón del Conde de Villamediana, la Odisea de Homero y Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift. En 2006se publicó el libro Idea, que reunía bocetos de años anteriores. Además, ya desde los años 70 ha diversificado su producción, creando grabados en aguafuerte, serigrafía y litografía, y diseñando escenografías para teatro, cerámicas, muebles, textiles (pañuelos, tapices, joyas, estatuillas de bronce e incluso un dibujo suyo inspiró un monumento ecuestre, El instante preciso, para el tejado del Ayuntamiento de Granada, concebido y realizado en bronce por Ramiro Megías.

Reivindicando su condición de artífice, más que de simple pintor, Guillermo Pérez Villalta llevó una antológica de su producción no-pictórica (Artífice) en 2006-07, por diversas ciudades de Andalucía. Esta exposición recaló en 2008 en el Museo Colecciones ICO de Madrid.

Está presente en colecciones como: Museo Reina Sofía de Madrid, Museo de Bellas Artes de Bilbao, Fundación Juan March de Palma de Mallorca, Fundación Suñol de Barcelona, Patio Herreriano de Valladolid, El CAAC de Sevilla cuenta con un nutrido repertorio del artista, gracias a un acuerdo mixto de donación y depósito suscrito por él en 2013. En 1985 Pérez Villalta recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas.

Fuente: Guillermo Pérez Villalta

13 de mayo del 19

13/05/2019 § Deja un comentario

A synopsis of the birds o Australia, and the adjacent islands, Volume IV, es un interesante libro de 86 páginas de John Gould con 18 ilustraciones que fue publicado en 1838 por el autor, en Londres.

A synopsis of the birds of Australia. Volume IV.pdf

Como es habitual en nuestros posts, les dejamos el enlace al pdf [10.1MB] bajo la ilustración para que aquellos que estén interesados en hojear el volumen lo puedan hacer tranquilamente.

22.04.19: A synopsis of the birds of Australia. Volume I.pdf
29.04.19: A synopsis of the birds of Australia. Volume II.pdf
06.05.19: A synopsis of the birds of Australia. Volume III.pdf

26 de abril del 19

26/04/2019 § Deja un comentario

Marina Núñez, Palencia, 1966, es una artista multidisciplinar española, licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y doctorada en Bellas Artes por la Universidad de Castilla-La Mancha. Ejerce como profesora titular de pintura en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Vigo.


Su obra comenzó a exponerse a principios de la década de los noventa. Sus representaciones de locas y monstruas revelaban un interés por los discursos de género en torno a las identidades femeninas, así como por la violencia de los estereotipos dominantes.

Su pintura al óleo, narrativa y conceptual, fue compaginándose progresivamente, desde la primera década del 2000, con técnicas digitales en 2D y 3D, tanto en imagen fija como en vídeo. Marina Núñez representa identidades posthumanas a través de imágenes de cuerpos mutantes, mestizos, múltiples.

Según la profesora de la Universidad de Murcia, Isabel Tejeda Marín, Marina Núñez inicia su carrera artística con un trabajo fundamentalmente pictórico que suponía una lectura crítica del imaginario teratológico de lo femenino. Partiendo del análisis y de la deconstrucción de la iconografía femenina que hemos heredado sobre la locura –fundamentalmente decimonónica y proveniente de ámbitos científicos, aunque también artísticos– y de la creación de imágenes que se servían de los atributos que se han considerado como pertenecientes a las mujeres y que han representado a este género, Núñez pasó a analizar y recrear a principios de la actual centuria el imaginario cíborg tras la estela de autoras como Donna Haraway.

​En palabras del filósofo José Jiménez: La cuestión de la identidad se abre a la experiencia de la metamorfosis: yo soy yo y mi otro. Cuerpo e imagen, más allá del cuerpo. Masculino y femenino. Cuerdo y loco. Normal y monstruo. Nativo y extranjero. Ser humano y máquina. Terrícola y alien.

Para el escritor Óscar Esquivias ciertas ideas recurrentes que aparecen en la obra de Núñez son la metamorfosis incesante de la materia, los cambios en el cuerpo humano, los trampantojos, la recreación de mundos alternativos y de laberintos y bucles alucinatorios y futuristas:

Como en los sueños, todo lo que vemos resulta reconocible y, a la vez, extraño, ambiguo y a menudo inquietante, pero casi nunca aterrador o truculento; sus imágenes poseen tal ambigüedad que no estamos seguros de si asistimos a un proceso de evolución o de degradación de lo humano. En sus creaciones encontramos el mismo rigor que en los grabados de M. C. Escher o los cuentos de Dino Buzzati al desarrollar una idea de tipo fantástico y llevarla hasta sus últimas consecuencias. Y, como ellos, a menudo se recrea en presentarnos laberintos o bucles de los que es imposible escaparse.

Sus obras se encuentran en las colecciones del Artium (Vitoria),8​ MUSAC (León),9​ el Patio Herreriano (Valladolid),10​ Es Baluard (Palma de Mallorca),11​ Colección La Caixa (Barcelona),12​ Fundación Botín (Santander),13​ CAB (Burgos),14​ CA2M (Móstoles, Madrid)15​ o FRAC Corsica,16​ entre otras.

Fuente: Marina Núñez – Wikipedia, la enciclopedia libre

04 de marzo del 19

04/03/2019 § Deja un comentario

Hoy les ofrecemos los dibujos de Arthur Schott de la vegetación del valle del Lago Salado, o Salt lake, y Utah.

Drawings by Arthur Schott.pdf

Como es habitual en nuestros posts, les dejamos el enlace al pdf [222.4.MB] bajo la ilustración para que aquellos que estén interesados en hojear el volumen lo puedan hacer tranquilamente.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Notas en Hora a hora.