15 de noviembre del 18

15/11/2018 § Deja un comentario

Algunas prendas se guardan con cuidado, se cuelgan con esmero y por la mañana, las miramos para elegir cual nos vamos a poner. Sin embargo, otras se guardan en cajones y quedan ocultas a nuestra vista. En el caso de los calcetines es así, se doblan cuidadosamente, o no, y solo se sacan para ser usados. Entonces, por qué no un lugar adecuado para observarlos, admirarlos, elegirlos?

El Sock Hanger™ resuelve este problema. Un chindogu cargado de lógica para hacer un uso equilibrado de nuestra ropa. Un elemento que puede llegar a hacer que vistamos los pies con el mismo sentido de orgullo que se usa con el resto del vestuario.

Anuncios

14 de marzo del 18

14/03/2018 § Deja un comentario

El pantalón de golf, también conocido como bombacho de golf, caza o ciclismo, es un pantalón que se extiende diez centímetros, es decir, 4 pulgadas –de aquí el nombre plus fours, en inglés– por debajo de la rodilla, que se combina con calcetines altos. Menos conocidos son los plus-twos, plus-sixes y plus-eights, de definiciones similares.

Se trata, pues, de un tipo de calzón que por estar debajo de las rodillas, nos permite una mayor libertad de movimientos que otros pantalones. Han sido tradicionalmente asociados a la ropa deportiva de la década de 1860 en adelante y están particularmente asociados con el golf.

Popularizado por el Príncipe de Gales, futuro Eduardo VIII, para jugar al golf, rápidamente se pusieron de moda entre las clases altas británicas hasta suplantar otras formas de bombacho que le habían precedido.

Esta moda se extendió a otras clases sociales y a otros países durante los años veinte y treinta por el mundo para jugar a golf y supuso un signo de elegancia y dinamismo.

Usados como ropa para el deporte y el campo, pero también de calle, se convirtieron en una de las prendas más arquetípicas de la época. También fueron adecuados para niños y adolescentes, de ahí que formen parte del vestuario característico de Tintín.

Documentación: Plus fours.

31 de diciembre del 17

31/12/2017 § Deja un comentario

Como casi todos se van a ir hoy a bailar, les dejamos aquí un poco de ritmo y estilo. Pueden echar una ojeada y elegir el modelo y forma de moverse. Les garantizamos éxito absoluto. Que se diviertan depende de ustedes.

¿Quieren más? Ahí tienen para hartarse. Admiren, disfruten, alucinen.

16 de noviembre del 17

16/11/2017 § Deja un comentario

Aquí donde los ven no van así vestidos para coger el metro, no. Ni es un modelo para chicas guapas que tengan miedo de sufrir acoso sexual en una sociedad machista, no. Es la vestimenta usada en Siberia por aquellos que salían a cazar osos en los frondosos bosques de la fría Rusia.

El modelo no triunfó por el problema que suponía para la familia y amigos no poderles dar un abrazo de alegría, cuando regresaban tiritando, al volver a verlos vivitos y coleando.

23 de septiembre del 17

23/09/2017 § Deja un comentario

Es este un corto de superhéroes muy fashion. No crean, no es tan fácil ir por ahí deshaciendo entuertos sin perder la compostura o el glamour, ser chic en situaciones comprometidas.


Lo que decíamos, hay que mantener el estilo, la elegancia, en todo momento. Si se puede, claro.

13 de julio del 17

13/07/2017 § Deja un comentario

Aprovechamos que es verano para ofrecerles una idea que no triunfó en las playas, pero casi. Allá por 1945, Charles L. Langs observaba a su esposa, jugueteando con su traje de baño con el fin de obtener un bronceado uniforme por la espalda, cuando se le ocurrió una idea brillante. ¿Por qué no acabar con el traje de baño? Por qué no usar copas individuales sin tirantes para cada pecho, pegadas con adhesivo.


Los sujetadores sin tirantes no eran una novedad. Hicieron su debut en los años 30 del pasado siglo, alcanzando su mayor popularidad en los 50, cuando los vestidos de noche sin tirantes estaban de moda. Pero lo que Langs proponía era llevar la idea al límite.


Langs se asoció con el químico industrial Charles W. Walton, a quien encargó la producción de un adhesivo que no sin dejara un residuo pegajoso al retirarlo y que se mantuviera en su lugar, incluso cuando la bañista se tirara desde un trampolín a 3 metros (AMSL) sobre el nivel medio de las aguas. Quien necesita tirantes cuando tienes pegamento.


Walton y Langs trabajaron durante cuatro años antes de que solicitaran una patente el 14 de febrero de 1949. Langs los llamó Posēs, que pronunciaba  pose-ease.


La idea tuvo tal éxito tras el lanzamiento que hizo crecer vertiginosamente a la empresa. Esto creó problemas al no cumplir con las fechas de entrega y tener un mal acabado. El hecho de que los sujetadores sin tirantes no son para todas, especialmente para aquellas que resultaron alérgicas al adhesivo, significó que la moda pasara pronto.

04 de mayo del 17

04/05/2017 § Deja un comentario

Dice el Calvo que una de las ventajas de la alopecia es que no tienes que preocuparte por el flequillo, algo que es cierto. Pero ¿qué hacemos con los que mantienen el pelo en su sitio y no se lo quieren mojar en la ducha? La solución la tienen en la imagen.

Para aquellos que no quieren estropearse el peinado en la ducha, les ofrecemos este gorro que además de mantener los rizos en perfecto estado, permite sonreír a quien se tenga a mano. El asunto no tiene desperdicio.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Moda en Hora a hora.