13 de junio dsel 17

13/06/2017 § Deja un comentario

El esqueleto de Atacama, apodado Ata, son los restos momificados de una criatura humanoide de aproximadamente 15 centímetros encontrada en el desierto de Atacama, en Chile, en agosto de 2003, dándose a conocer en los medios de comunicación el 19 de octubre de ese año.

Durante una década se barajaron las posibilidades de que se tratara de un feto abortado, un mono o un extraterrestre. Sin embargo, científicos de la Stanford University afirmaron que podría tratarse de un humano mutado.

Las pruebas y los resultados se dieron a conocer el 22 de abril de 2013 en el lanzamiento en Hollywood del documental Sirius dedicado a la criatura. Los expertos afirman que no se trataba de un feto, sino probablemente de una mutación de humano varón que alcanzó a vivir entre seis y ocho años, estando capacitado pararespirar,comer y metabolizar.

El cuerpo fue descubierto por Oscar Muñoz aproximadamente en agosto de 2003, mientras buscaba objetos de valor en una iglesia abandonada en la localidad de La Noria, un pueblo abandonado a 56 kilómetros de Iquique, en las inmediaciones de antiguas oficinas salitreras. El pequeño ser estaba envuelto en un género blanco atado con una cinta violeta.

El cuerpo tiene un largo de no más de 15 centímetros, y posee un cráneo ovalado más grande de lo normal en proporción al resto de su cuerpo, con una protuberancia sobre éste. Tiene dientes duros y afilados, su cuerpo es escamoso y oscuro, cubierto por sarro y posee 10 costillas, al contrario de las 12 de los demás seres humanos.

El equipo de científicos de Stanford University a cargo de determinar la naturaleza del humanoide estuvo dirigido por Steven Greer. El análisis consistió en extraer ADN de una disección al final de las dos costillas anteriores del humanoide, lo que les permitió extraer material de su médula ósea. Se descubrió que compartía un 96% de material genético humano.

Según dijo Gary Nolan, director de biología de células madre en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, es una criatura más cercana a los humanos que a los chimpancés. Vivió hasta una edad de 6 a 8 años. Obviamente, respiraba, comía y metabolizaba. Se pone en duda qué tamaño podría haber tenido cuando nació.

Documentación: Ata.
Más documentación: 
El Humanoide de Atacama

06 de junio del 17

06/06/2017 § Deja un comentario

Nuestra historia comienza con el especialista en ufología y abducciones, Budd Hopkins. Tras la publicación de su libro Intrusos, una de sus lectoras llamada Linda Napolitano, le envió una carta transmitiéndole que tras leer su libro recordó que trece años antes descubrió que había sido sometida a cirugía nasal. Afirmaba que ella nunca necesitó de este tipo de cirugía y que no recuerda haberse sometido a tal operación, su madre lo confirma.

Tras una reunión con Hopkins, Linda comenzó a asistir a reuniones de grupo de apoyo para personas abducidas. En un examen de rutina, un objeto metálico fue descubierto dentro la cavidad nasal de Linda. Se le hizo una radiografía a la nariz y dos semanas después sufrió una hemorragia nasal grave durante la noche. Después de esto se comprobó con una nueva radiografía que el objeto metálico ya no estaba en su nariz aunque había marcas de un implante. Nadie supo lo que ese metal era o para que servía.

El 30 de noviembre de 1989, Nueva York, Hopkins recibe una llamada de Linda a altas horas de la madrugada. La mujer afirma haber sido abducida por extraterrestres. Tras este hecho Hopkins decide someter a Linda a sesiones de hipnosis. Poco a poco en cada sesión Linda cuenta su relato: estaba dormida cuando de repente vi varias figuras a los pies de mi cama, los cuales describe como los típicos alienígenas grises que conocemos todo el mundo. Cuenta como los alienígenas junto a ella levitan y salen flotando por la ventana hasta llegar a un OVNI, también comenta su examen dentro de la nave.

Quince meses después Hopkins comprobó que el suceso podría ser mucho más real de lo que parecía. Ocurrió algo que le llamo mucho la atención, llegó a su buzón una carta. Esta carta tenía el remite de dos agente de la policía llamados Richard y Dan, en la que le comentaban algo del caso de abducción de Linda. Hopkins tras varios intentos fallidos de localizar a estos dos oficiales descubrió algo que que le hizo pensar, estos dos agentes de policía en realidad eran agentes de la CIA, es decir, la Agencia Central de Inteligencia.

Richard y Dan afirmaban en su carta ser testigos de lo que aconteció en el apartamento de Linda. Más tarde se supo que los agentes se mantuvieron al margen de todo durante tanto tiempo porque el día de los hechos escoltaban a una figura política muy conocida. Contaron que los tres se dirigían en el coche a un helipuerto de Manhattan cuando el coche, a su paso por el puente de Brooklyn, se paró y dejó de funcionar repentinamente. Desde allí, la figura política popular y sus escoltas contemplaron todos los hechos.

La historia no termina aquí. A los pocos meses, todo parecía más real y más insólito. Una segunda carta llego al buzón de Hopkins. La enviaba una mujer con el sobrenombre de Janet Kimble. En la carta relata cómo mientras cruzaba el puente de Brooklyn observó como los coches dejaron de funcionar y todas sus luces y las del puente se apagaron de repente. Al observar esto, Janet bajó de su coche y junto a los demás conductores y transeúntes del puente observó una mujer flotando en el aire a doce pisos de altura junto a un OVNI que sobrevolaba el edificio de apartamentos.

La noticia fue aun más espectacular cuando más tarde se descubrió la personalidad del protegido de Richard y Dan. Esta persona, a pesar del supuesto envío de cartas a Hopkins y tras haber mantenido alguna que otra conversación en persona con él, pidió su anonimato. Esta persona anónima era el Secretario General de la ONU, Organización de las Naciones Unidas, Don Javier Pérez de Cuéllar.

Con toda esta información que Hopkins estuvo recopilando daba por supuesto que este no era un caso como los demás, ya que ningún presidente de la ONU o dos agentes de la CIA, nunca han corroborado un testimonio de un caso tan surrealista. Hopkins no podía creer todo lo que se había descubierto. Un día decidió dar a conocer todo este caso.

Su primera publicación acerca del caso fue en la revista MUFON UFO en septiembre y diciembre de 1992. Sin embargo, el caso Napolitano llegó a generar un gran interés internacional. Se hablo del tema en revistas y periódicos como Wall Street Journal, Omni, Paris Match,  y New York Time, entre otros. Y sus protagonistas, Hopkins y Linda aparecieron en programas de tv como Inside Edition.

Se comenzó a cuestionar por qué los agentes de la CIA no habían acudido a su organización para descubrir los hechos y por qué no habían dicho nada en un año. Se supuso que sería un truco. Más tarde uno de los agentes mostró un comportamiento obsesivo. Al parecer el suceso le afectó tanto que perdió la cabeza. Se afirma que secuestró a Linda para acusarla de estafadora y para que confesara su engaño.

A lo anterior se sumó el planteamiento de la posibilidad de algún tipo de participación del gobierno en el caso. Además aparecieron pruebas que demostraron que el caso Linda Napolitano encajaba perfectamente con una campaña del gobierno de EE.UU. de encubrimiento y de una desinformación dañina. Los escépticos desestimaron el caso.

Este caso de abducción es uno de los mejores documentados en la historia. La mayoría de casos comunes solo tienen la prueba de una persona que ha sido abducida. Pero ¿qué caso tiene como testigos a un Secretario General de la ONU y a dos agentes de la CIA?

Post dedicado a los extraseres K1M & J053P que abducen cada invierno a nuestro querido Gafotas.

Leído en: La leyenda cósmica de Linda Napolitano.

23 de mayo del 17

23/05/2017 § Deja un comentario

Existen lugares misteriosos, extraños y curiosos, siendo la Naturaleza tan hermosa como cruel, y tan predecible en unas ocasiones como inexplicable en otras. La aldea Dzhatinga, situada en las montañas del estado de Assam, en la India, está considerada por muchos como uno de los lugares más inquietantes que existen.

También conocida como el Cementerio del Pájaros, en Dzhatinga, durante el mes de agosto, se precipitan, desde el cielo, grandes bandadas de aves gorjeando y torciéndose de forma extraña antes de impactar contra el suelo. La muerte en masa dura varios días. Algunas aves mal heridas no se inmutan por la presencia de los humanos y se dejan recoger. El misterioso suicidio generalmente lo protagonizan la garza tigre, la pitta, el halcón y la garza común.

Este fenómeno sucede en los últimos días de la temporada del monzón, en noches con poca visibilidad. Lo cierto es que en este lugar algún fenómeno inexplicable induce, en los pájaros, un comportamiento extraño. Los ornitólogos atribuyen esta conducta a anomalías geofísicas del lugar tales como variaciones del campo magnético, excesiva recepción de rayos cósmicos, también llamados flujos gravimétricos o campos y corrientes eléctricas Se cree que estos fenómenos podrían desorientar a las aves o bien influir en su sistema nervioso. Hasta el momento no existe una explicación al hecho.

Publicado en: La aterradora aldea Dzhatinga.

07 de marzo del 17

07/03/2017 § Deja un comentario

Un cuento irlandés empieza con un viajero que sigue el débil sonido de un martillo que suena en un espeso bosque. Cuando, siguiendo los golpes se adentra en la espesura, se encuentra con un duende masculino. Es un leprechaun, criatura que pertenece al folklore de Hibernia.

Cuando el leprechaun ve que le han descubierto, suele mostrarse amable hasta que su visitante le pide que le diga dónde esconde el oro. Entonces puede agarrar un berrinche tremendo, niega tener oro y señala un imaginario enjambre de abejas o un árbol a punto de desplomarse, o hace lo que sea para distraer a su captor. En el mismo instante en que el humano le quita los ojos de encima, el leprechaun se esfuma.

Un leprechaunen irlandés leipreachán, es un duende o ser feérico, es decir, un ser de naturaleza dual: material y espiritual, masculino, que habita en la isla de Irlanda desde antes de la llegada de los celtas. Suelen adoptar la forma de hombres viejos que disfrutan realizando travesuras.

Se dedican a fabricar o arreglar zapatos. Se dice que son muy ricos, ya que custodian muchas vasijas de barro (calderos) llenas de tesoros que fueron enterradas en periodos de guerra. Según la leyenda, si alguien logra fijar la mirada sobre un leprechaun, éste no puede escapar, pero en el momento en que se deja de mirarlo, desaparece.

Pueden volverse sorprendentemente generosos y, en un abrir y cerrar de ojos, comprar su libertad con una bolsa repleta de monedas de oro. Pero cuando los leprechaun regalan oro es mejor no endeudarse demasiado pronto, pues su regalo se convierte enseguida en cenizas o desaparece por completo. Se dice que, si el leprechaun es recompensado de buena fe con algun objeto valioso, te dara mucha suerte en el hogar y durante tu vida.


Su estatura varía entre los quince centímetros y algo más de medio metro, y pueden tener cara traviesa y digna a la vez. Muchos tienen barba y fuman en pipa. Cuando están trabajando, suelen usar un delantal de cuero de zapatero y un pequeño martillo con el que fabrican o arreglan pequeños zapatos de talla de hada.

Si no fuera por el delantal y el martillo, el Bajito podría ser un leprechaun ejemplar, porque además de su tamaño es bien sabido de su gusto por hacer travesuras. Y sí, en cuanto le pierdes el ojo, desaparece.

Documentación: Leprechaun

10 de febrero del 17

10/02/2017 § Deja un comentario

Se entiende por ECM o Experiencias Cercanas a la Muerte (NDEs, Near Death Experiences) a las percepciones del entorno narradas por personas que han estado a punto de morir o que han pasado por una muerte clínica y han sobrevivido. Dado que hay numerosos testimonios se ha podido establecer un patrón general de varias fases consecutivas, que no todos completan.

170210-01

Según uno de los principales investigadores de este fenómeno, el doctor en medicina y filosofía Raymond Moody, los pacientes que han asegurado vivir este tipo de fenómenos pasan por los siguientes momentos.

170210-02

-OBEs o out of body experiences, experiencia extracorporal: El paciente se siente flotar sobre su cuerpo y ve el lugar en el que se encontraba, e incluso oye la declaración de su fallecimiento.
-Posteriormente, se eleva y atraviesa un oscuro túnel mediante una escalera o flotando en el vacío, con una relativa rapidez.
-Ve aparecer al final del túnel una figura que suele describirse como hermosa, blanca o transparente. En ocasiones el momento se vive con paisajes, voces o música.
-El sujeto pasa a ser espectador, no siente dolor ni molestias, solo percibe paz interior. Sin embargo, algunas personas aseguran haber tenido experiencias terroríficas en el más allá.
-Familiares o amigos difuntos van a su encuentro.
-Aparece una presencia o voz con el que se establece un diálogo sin palabras con quien parece conocer todo sobre el moribundo.
-Se presenta una visión global pero íntegra de lo vivido, como una película. El modelo que describe mejor la experiencia es como una sucesión de filminas de momentos sueltos de la vida, no necesariamente importantes.
-Tras esta revisión se lleva a cabo una evaluación ética de las experiencias.
-El sujeto se ve delante de un obstáculo o frontera y toma conciencia de que aún no ha muerto y aunque sigue sintiendo una paz y tranquilidad indescriptibles y acogedoras, se da cuenta de que debe volver, algo que le indican sus acompañantes.
-Retorno a la vida terrena, acompañado de un sentimiento de pesar por no ser capaz de permanecer en el más allá y una sensación de sufrimiento para volver a su cuerpo físico.
-Miedo para informar de la experiencia a los demás por temor a no ser creído, pero al mismo tiempo el deseo de hacerlo como un deber de compartir algo muy valioso e importante.
-Desaparición del miedo a la muerte. No se desea morir, pero a partir de la experiencia se contempla la muerte como una transición feliz a una realidad superior.
-Mejora sustancial de los valores en que se vive la vida, colocando como el objetivo principal el amor, la coexistencia con todos los seres y la búsqueda de la armonía con ellos.

170210-03
Contaba una doctora que trabaja en gerontología, que todos aquellos pacientes que fallecen, lo hacen mirando hacia arriba, como si vieran otra realidad.

170210-04

Suena interesante y casi increíble. pero no se preocupen, porque queramos o no, vamos a saber si es verdad lo que aquí contamos. Es un problema de tiempo. Paciencia.

Documentación: ECM. Experiencia cercana a la muerte
Más información:
Experiencias cercanas a la muerte (ECM)
Por qué la ciencia no explica las ECM.
ECM. Otra realidad desconocida.

20 de enero del 17

20/01/2017 § Deja un comentario

¿Recuerdan a Obélix, un afamado constructor de menhires de la Galia? Seguro que sí. Pero se han preguntado qué son, para qué se hacían, erigían, plantaban?

170120-01

Un menhir es la forma más sencilla de monumento megalítico. Consiste en una piedra, por lo general alargada, en bruto o mínimamente tallada, colocada de modo vertical y con su parte inferior enterrada en el suelo para evitar que caiga. El término fue adoptado por los arqueólogos en el siglo XIX y resulta de la unión de dos palabras del idioma bretón: men o piedra e hir o larga.

170120-02

Si buscamos por la geografía, tenemos un conjunto de menhires no muy conocido y sin embargo impresionante en el valle del río Ardila. Son siete los  localizados a lo largo del río extremeño, en los términos municipales de Fregenal de la Sierra y Valencia del Ventoso en Badajoz y todos espectaculares, algunos decorados con cazoletas y otros símbolos de difícil interpretación. Aparecen desafiantes en pasos naturales o delimitando tierras fértiles, suelos forestales y también arrumbados, olvidados, formando parte de paredes de piedra o reutilizados como abrevaderos.

170120-03

Quizás el que más destaca es el menhir de rábano en Valencia del Ventoso que se levanta sobre un paisaje de suaves lomas en el valle del río Ardila. En las proximidades, sobre un cerro granítico con acebuches, se encuentra un poblado primitivo del Calcolítico, tal vez de quienes erigieron estos monumentos.

170120-04

Probablemente, este menhir formaría parte de una estructura mucho más compleja de pequeños menhires situados a su alrededor formando un crómlech. De hecho, aún permanecen en sus inmediaciones dos de estos menhires y, amontonados en un extremo de la finca, hasta ochenta de estas piedras. Tuvo que ser un monumento espectacular, excepcional, único en Extremadura, ahora lamentablemente olvidado.

03 de enero del 17

03/01/2017 § Deja un comentario

La leyenda de las sirenas es popular en todo el mundo y cada país cuenta con sus diferentes versiones sobre estos seres misteriosos. La palabra sirena evoca imágenes de humanas con medio cuerpo de pez. Hermosas, con ondulantes cabellos y aura hechizante, seres que han formado parte del folclore, el mito y la leyenda en todo el mundo. Los marineros de todos los rincones de la Tierra han informado haber visto y haber sido encantados por estas criaturas enigmáticas en los mares más remotos.

captura-de-pantalla-2017-01-02-a-las-23-56-16

Como nación rodeada por el mar, Japón tiene su propia tradición sobre las sirenas. Estas criaturas son conocidas por los japoneses como ningyo [人魚] literalmente pez humano; gyojin [魚人] que significa hombre pez y hangyo-jin [半魚人] o humano mitad pez [fíjense en los kanji, que unen el ideograma de hombre con el de pez en diferentes posiciones] Las historias de seres humanoides mitad pez se han registrado en las aguas de Japón durante siglos. Se dice que la primera noticia de sirenas en Japón data del año 619, durante el reinado de la emperatriz Suiko, cuando uno de estos seres fue presuntamente capturado en aguas de Japón y llevado ante la corte de la emperatriz. Cuentan las crónicas que se la mantuvo en un estanque para el admiración de los visitantes de la corte.

170103-02

Las descripciones físicas tradicionales de las sirenas japonesas varían respecto de las de occidente. Por lo general difieren de la imagen de hermosas mujeres con cola de pez. Antes de que la influencia de la cultura extranjera cambiara la imagen de las sirenas en Japón, el Ningyo japonés tenía poco en común con sus homólogos occidentales, tanto en la apariencia como en comportamiento.

170103-03

El Ningyo era representado como más bestial, inhumano y de aspecto algo grotesco, con apariencia más de cruce entre pez y mono que de una mujer hermosa. A menudo, las sirenas tenían brazos escamosos, apenas humanos, que terminaban en garras retorcidas. En muchas tradiciones locales, estas sirenas japonesas no poseían apéndices, eran sólo un humanoide simiesco con cabeza de reptil y dientes afilados en un cuerpo de pescado.

170103-04

Las cabezas fueron descritas con cuernos, colmillos o con filas de dientes afilados como los de un tiburón. En otras tradiciones, las sirenas conservan una forma que recuerda a la versión más familiar de sirenas occidentales, pero con una apariencia siniestra, más demoníaca. Las sirenas japonesas más humanoides tenían piel blanca y voces con las que emitían sonidos musicales que recordaban a una alondra o una flauta.

170103-04
Se les atribuyeron a las sirenas de Japón muchas cualidades místicas. Se creía que el Ningyo lloraba lágrimas de perlas y se creía quien comía su carne recibía la eterna juventud. Muchas leyendas hablan de mujeres que comieron un Ningyo y milagrosamente rejuvenecieron. Paralelamente, se pensaba que las sirenas podían adoptar diferentes formas. En 1870, los guardianes del faro del Cabo Nosaapu en el noreste de Hokkaido, creían que las sirenas locales podrían convertirse en medusas mortales.

17010

Se creía que estas sirenas se hacían pasar por hermosas mujeres vestidas de kimono, y salian a la costa para seducir y atraer a los hombres al mar, en el que se transformarían en un pez gigante para comerlos.

17-01-3-07

Para muchos japoneses de otras épocas, las sirenas no eran meras invenciones de la imaginación o de las historias de los pescadores enloquecidos, sino algo muy real del océano. Los pescadores japoneses las aceptaban como parte de la vida cotidiana ya que los avistamientos de estos seres era algo bastante común.

170103-08
Existen cuentos modernos, como un caso en 1929, cuando un pescador llamado Sukumo Kochi capturó una criatura semejante a un pez con cabeza y cara humana. La criatura se liberó de la red y se escapó. Durante la Segunda Guerra Mundial, las sirenas fueron vistas con frecuencia en aguas japonesas, en particular, en los mares cálidos de Okinawa. Incluso hubo informes de personal de la marina nipona que dice que abrieron fuego contra las sirenas, pero ningun cuerpo fue recuperado. Algunos de estos informes de sirenas fueron hechos por oficiales militares de alto rango.

170103-09

Exploradores occidentales dieron cuenta de sirenas en aguas japonesas. En 1610, un capitán británico vio en el agua a una de estas criaturas desde un muelle en el puerto de Sentojonzu  y al parecer se acercó bastante por lo que el capitán quedó desconcertado. Describió a un ser con la cabeza de mujer y cuerpo de pez, con una aleta dorsal prominente que pasaba por el centro de la parte superior del cuerpo.

170103-17

A lo largo de los años 1700 y 1800, por todo Japón los pescadores informaban sobre sirenas. Se dice que las sirenas capturadas tenían la capacidad de hablar y que trataban de engañar a sus captores y liarlos para que las soltaran.
170103-10

De los Ningyo atrapados, se dice que fueron exhibidos en puestos de feria. En el siglo XVII y XIX, los mercados de Japón conocidos como misemono estaban de moda entre la población. Eran acontecimientos que ofrecían una amplia gama de artes, como acrobacia, danza o adivinación. Muy popular fueron las exposiciones de extraños fenómenos naturales y animales exóticos recogidos por todos los rincones de la Tierra. Eran gabinetes de curiosidades, ferias de los horrores.

170103-12

Una de las mayores atracciones de los misemono fue la exhibición de sirenas. Estos especímenes, muertos y conservados, congregaban grandes multitudes, haciéndose ricos los feriantes. La mayoría de la gente común de la época consideraba a las sirenas como seres reales y tener uno ante sus ojos sólo reafirmaba la idea.

170103-13

A medida que su popularidad aumentó, las sirenas japonesas comenzaron a aparecer por todo el país. La descripción de una sirena de fabricación japonesa se describe en las Curiosidades de libros de Historia Natural de Francis Trevelyan Buckland.

170103-14

En 1825, se mostró en Londres una sirena de Japón supuestamente viva. La atracción atrajo en masa a miles de personas asombradas que no podían creer lo que sus ojos veian. La criatura era verdaderamente espectacular hasta que una inspección determinó que era  una mujer con la piel de un pez sobre su cuerpo.
170103-16

Desde 1800 son muy pocos los avistamientos de sirenas en el mar de Japón. Queda la leyenda de algo que nunca se sabrá a ciencia cierta si fue real o no.

Post extraído de mysteriousuniverse.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Misterios en Hora a hora.