17 de abril del 18

17/04/2018 § Deja un comentario

El Silverpilen es un tren de la serie C5 de un reluciente color plateado que tiene 5 vagones, y que se asegura que ha sido visto en numerosas ocasiones circulando a toda velocidad por la red de metro de la ciudad de Estocolmo. Lo curioso es que, en esta ciudad, únicamente se puso en funcionamiento un tren de la serie C5 y tenía de 8 vagones. Otra diferencia de este con el Silverpilen es que solía ser visto en la línea 11, línea que no cubría el otro tren. Funcionó durante la década de los 60 y fue reemplazado más tarde por modelos más modernos.

Los primeros rumores aparecieron muy pronto, la gente decía que un tren blanco y resplandeciente recorría las líneas del metro a toda velocidad durante la noche. Como en toda leyenda urbana, existen diferentes versiones. Algunas afirman que el tren había sido visto únicamente por los trabajadores del metro que suelen hacer labores de mantenimiento de la red por la noche cuando las líneas están cerradas al público. Otras, aseguran que el tren sólo circula después de medianoche por algunas estaciones. Incluso hay quien dice que, en algunas ocasiones, el tren ha sido visto parando para recoger a algunos pasajeros.

Kymlinge es una estación que iba a pertenecer a la línea 11 y que nunca entró en funcionamiento porque nunca fue acabada. Esta estación está situada en medio de un bosque a las afueras de Estocolmo, que fue proyectada en la decada de los 70, para unir un futuro barrio obrero con la ciudad. El proyecto fue abandonado y la estación quedó inacabada.

Dice la leyenda que los pasajeros que son recogidos por el Silverpilen, son apeados en la estación de Kymlinge una vez que han muerto. De ello surge un dicho que viene a decir algo así como Bara de döda stiger avi Kymlingesólo los muertos se bajan en Kmlinge. Hay estudiosos que relacionan esta leyenda con la del barco del Holandés Errante, ya que aquellos que subían a él no podían abandonarlo con vida.

La leyenda del Silverpilen alcanzó gran popularidad durante la década de los 70. Tanto es así que en 1980 fue recogida y publicada por Bengt Klintberg. El 10 de diciembre de 1997, la serie sueca Det spökar, o los fantasmas, emitió un capítulo dedicado a esta historia. Hoy en día la popularidad de la leyenda sigue siendo tal que tiene una página como grupo en Facebook.

El Silverpilen sigue circulando a medianoche por las estaciones de Estocolmo, parando de vez en cuando para recoger algún pasajero despistado.

Leído en: La leyenda del tren fantasma de Estocolmo.

Anuncios

03 de abril del 18

03/04/2018 § Deja un comentario

Cuentan algunas leyendas que corren por ahí que están atestiguadas cartas de soldados de la Primera Guerra Mundial que habían sido testigos de la visión de fantasmas. Incluso existe al parecer una fotografía del fantasma de un aviador muerto en combate en esta guerra. ¿Qué hay de cierto en todo esto?.

El teniente David McConnell era un piloto británico quien, la mañana del 7 de diciembre de 1918, salió en vuelo en la zona de Scampton a Tadcaster, apenas separadas por 90 kilómetros. En su vuelo lo acompañaría otro piloto, tanto a la ida como a la vuelta, pero en distinto avión. La niebla que caía ese día sobre ambas ciudades propició que Mc Connell tuviera un accidente y muriera en el acto.

El otro avión que lo acompañaba sí pudo aterrizar en Tadcaster, pero lo había hecho horas antes, por lo que su piloto, el teniente Larkin, se quedó esperando a Mc Connell. Estaba precisamente en su habitación de la base cuando vio a McConnell en el umbral de la puerta. Larkin intentó decirle algo, pero McConnell desapareció. Esa misma tarde Larkin se enteró que su compañero había muerto horas antes de haber visto la aparición en su habitación.

Hay otros casos de apariciones en la Primera Guerra Mundial. Por ejemplo la del Capitán Eldred Bowyer Bower, quien moría el 19 de marzo de 1917. Según parece justo en el momento de su muerte su hermana se encontraba en la India, y lo vio allí en una aparición fugaz que ella misma relataba. En ese preciso instante una sobrina del capitán llegó corriendo a casa diciendo que el tío Eldred estaba en la calle. Cuando salieron no vieron a nadie.

Hay incluso fotografías con apariciones de fantasmas. Una de ellas es la que se tomó del Primer Escuadrón Real Sir Victor Goddard. Dos días antes de que fuera tomada esta fotografía había muerto uno de los mecánicos del escuadrón, Freddy Jackson. Sin embargo, cuando se reveló la foto Freddy aparece en ella…

Otro caso es el que sucede en la Plaza Anzac de la ciudad australiana de Brisbane, donde hay un santuario dedicado a los soldados que dieron sus vidas por la libertad del mundo. Muchos han sido los testigos que aseguran haber visto fantasmas de soldados de la Primera Guerra Mundial colocar flores en el monumento.

Leído en: Apariciones de fantasmas

27 de marzo del 18

27/03/2018 § Deja un comentario

En las afueras de la localidad de Villanueva de Cañedo, al norte de la provincia de Salamanca, en un lugar cerca de la carretera que une dicha provincia con la de Zamora, se levanta el Castillo del Buen Amor. Una imponente fortaleza que a pesar de sufrir continuas modificaciones en su fachada original ha logrado conservar hasta nuestros días la grandeza que mostraba en sus inicios. Y citamos el Castillo del Buen Amor porque se podría definir como fortaleza encantada, según lo que aseguran cientos de testimonios recogidos.

No se conoce bien el origen principal del asentamiento, pero al parecer el castillo se construyó por orden de Juan II de Castilla sobre los cimientos de una fortaleza del siglo XI. A lo largo de su historia ha pasado por numerosas manos. Primero fue cedido a los Reyes Católicos junto a las tierras del lugar, posteriormente fue entregado al mariscal de Castilla Alfonso de Valencia y Bracamonte, y finalmente llegó a manos de Don Alonso de Fonseca, arzobispo.

En la actualidad el castillo es un hotel histórico, en el que los huéspedes pueden disfrutar de un excelente alojamiento medieval. Pero desde el momento en el que se inauguró este hotel, los visitantes cuentan con otro tipo de atracción poco convencional. Parece ser que el lugar está encantado, tal como cuentan tanto trabajadores como turistas. Llamadas telefónicas a altas horas de la noche y desde habitaciones completamente vacías, respiraciones entrecortadas, ruidos en las paredes, golpes que se repiten una y otra vez sin fuente aparente de ruido. Estas son algunas de los ejemplos que tanto personal del hotel como clientes han narrado durante el tiempo que el establecimiento histórico lleva abierto al público.

Para comprender estos episodios y las supuestas apariciones de una Dama Blanca que pasea fantasmagóricamente por la zona del bar del hotel deberíamos conocer un aspecto destacable de la historia del castillo. Al parecer tras los muros de esta fortaleza se forjó el amor prohibido entre Alonso de Fonseca y María de Ulloa, quizá este sea el motivo por el que el espectro de la dama vaga errante por la noche intentando revivir los momentos gloriosos de su pasión.

Creamos o no en la leyenda de la Dama Blanca del Castillo del Buen Amor, lo cierto es que han sido numerosos los parapsicólogos que dicen haber conseguido extrañas psicofonías e imágenes bastante escalofriantes, con alguna cara oculta, de determinadas estancias de la fortaleza.
Publicado en: La dama blanca del castillo del Buen Amor.

29 de marzo del 18

20/03/2018 § Deja un comentario

El hombre lobo, o licántropo, es una criatura legendaria presente en muchas culturas independientes a lo largo del mundo. Se ha dicho que este es el más universal de todos los mitos, y aún hoy, mucha gente cree en la existencia de los hombres lobo o de otras clases de hombres bestia. Todas las características típicas de aquel animal – como son la ferocidad, la fuerza, la astucia y la rapidez- son en ellos claramente manifiestas, para desgracia de todos aquellos que se cruzan en su camino. Según las creencias populares, este hombre lobo puede permanecer con su aspecto animal únicamente por espacio de unas cuantas horas, generalmente cuando sale la luna llena.

Según la leyenda, el primer hombre lobo reconocido fue Licaón, rey de Arcadia, Grecia. En la mitología griega, Licaón era un rey sabio y culto y una persona muy religiosa que había sacado a su pueblo de las condiciones salvajes en que vivían originariamente. No obstante, parece que él mismo continuó siendo un salvaje, pues a pesar de todo siguió sacrificando seres humanos en honor a Zeus, e incluso se dijo que asesinaba a todo forastero que llegara a su reino pidiendo hospitalidad.

Al enterarse, el dios Zeus quiso comprobar los rumores y se disfrazó de vagabundo para hacer una visita a Licaón. Este inmediatamente pensó en matar a su visitante, pero se enteró a tiempo de que se trataba de Zeus y lo invitó a participar en un suntuoso banquete. Todo habría salido bien de no ser porque Licaón no pudo resistir la tentación de jugar una horrible broma al rey del Olimpo; ordenó que le sirvieran la carne de un niño, presuntamente un hijo suyo.

Zeus se dio cuenta y, encolerizado, condeno a Licaón a convertirse en lobo, y a que todos sus descendientes fueran también hombres lobo. Hoy se conoce como licaón al perro salvaje africano, un pariente de los lobos.

En la Edad Media, los cuentos de hombres que se transformaban en lobo eran comunes y la gente tenía tanta fe en ellos que ni siquiera se atrevía a salir de noche al bosque. Hay que recordar que en aquellos tiempos los lobos auténticos eran comunes y no era raro que atacaran a las personas. Más tarde los lobos fueron cazados y exterminados en gran parte de su área de distribución, pero el temor a los hombres bestia siguió siendo igual de fuerte que antes.

Amplia documentación en: Hombre lobo

13 de marzo del 18

13/03/2018 § Deja un comentario

De todos es conocida la reputación del martes 13. Muchas personas en el mundo sufren en esta fecha un temor ingobernable, una fobia cuyo nombre técnico es trezidavomartiofobia. El martes 13 tiene mala fama en las culturas más diversas y desde tiempos inmemoriales. En realidad, se trata de dos supersticiones conectadas: la que recae sobre el día martes, y la que pesa sobre el número trece aunque para la cultura anglosajona el día al que hay que temer es el viernes 13.

Ambas se combinaron por primera vez el martes 13 de abril de 1204, cuando cayó Constantinopla en la Cuarta Cruzada. Antes el martes implicaba mala fortuna tanto para griegos como para romanos porque se vinculaba con Ares y con Marte, dioses de la guerra. Algunas leyendas indican que también un martes 13 se produjo la mítica confusión de las lenguas en la Torre de Babel.

Se cree que Judas, quien traicionó a Cristo, era el número trece en la mesa de la Última Cena; del mismo modo que Loki, el dios tramposo, maligno y atrevido de la mitología nórdica fue el decimotercer invitado en una catastrófica cena de dioses en el Valhalla.
En el libro bíblico de las Revelaciones aparece la llegada del anticristo en el capítulo 13, lo cuál coincide con la carta que representa a La Muerte en el Tarot. La cábala judía se refiere a los 13 espíritus del mal, y fue un 13 de octubre de 1307 cuando más de cien caballeros templarios fueron arrestados en Francia por el rey Felipe IV. Fue el martes 13 de junio de 1276, cuando la población de Játiva, actual Valencia, fue tomada por los musulmanes.

Hoy se pueden citar refranes del tipo en martes, no te cases ni te embarques, tal vez con el añadido ni de tu casa te apartes o la variante rural martes, ni hijo cases ni cochino mates. Pero si les gustan completos no olviden el que dice martes, ni tu casa mudes, ni tu hija cases ni tu ropa tajes.

Documentación: Martes 13

06 de marzo del 18

06/03/2018 § Deja un comentario

Una leyenda cuenta como una mañana, cuando Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, había salido de Toledo en dirección a Madrid en compañía de algunos caballeros, se encontró por el camino con un leproso que había caído en una zanja y pedía ayuda. Cuando el Cid sacó al enfermo del hueco del terreno, observó como se convertía en una figura femenina, que resultó ser la Virgen de la Almudena.

Esta singular aparición comunicó a Rodrigo Díaz de Vivar que tomaría Madrid y que incluso ganaría batallas después de muerto. La Virgen de la Almudena le indicó asimismo por dónde debía entrar en Madrid antes de desaparecer milagrosamente.

El Cid, al regresar junto a los caballeros comprobó como éstos se desperezaban de un profundo sueño en el que misteriosamente habían caído ajenos a la aparición de Nuestra Señora de la Almudena.


Esa misma noche, de vuelta en Toledo, Rodrigo Díaz de Vivar salió camino de Madrid acompañado de sus caballeros. Se apostaron en el lugar indicado por la milagrosa aparición de la mañana, frente a la muralla. De pronto, observaron con asombro como uno de los cubos se derrumbaba inexplicablemente.

El Cid Campeador y sus mesnadas castellanas entraron en la ciudad tomándola por sorpresa. En ese cubo roto apareció igual de milagrosamente la imagen de la Virgen de la Almudena, que había sido escondida a principios del siglo VIII por un vecino de Madrid temeroso de la llegada de las tropas árabes.

Documentación: Leyendas españolas.

27 de febrero del 18

27/02/2018 § Deja un comentario

Una leyenda cuenta la historia de tres princesas que todos los días, cuando se levantaban, iban a beber agua a una cristalina fuente. Un día encontraron el agua turbia y embarrada. Ante su sorpresa, una rana asomándose en el fango les dijo que si querían volver a tener el agua limpia y transparente, una de las princesas tenía de casarse con ella.

Una de las doncellas aceptó y las aguas de la fuente volvieron a ser como antes. Desde ese día, la rana se presentó cada noche en su alcoba, llamando a su puerta. La princesa, al no abrirle, la obligaba a quedarse fuera hasta que al amanecer desaparecía. La escena se repitió cada noche, hasta que la princesa, harta, dejó que la rana subiese a su cama. Es entonces cuando ésta se convirtió en un bello príncipe, celebrándose la boda para felicidad de todos.

Como habrán comprendido, esta sencilla leyenda nos habla de los asuntos pendientes de nuestra vida que llaman a la puerta de nuestra intimidad. Todo aquello que no se ha resuelto vuelve a nosotros para que lo vivamos. Son asuntos que pasan factura, cuentas pendientes. No se presentan en la actividad del día sino en el silencio de la noche. Aparecen como la rana del cuento. Y cuando nos enfrentamos a ellos y son resueltos, generan felicidad.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Leyendas en Hora a hora.