13 de diciembre del 17

13/12/2017 § Deja un comentario

Son estas, cartas antiguas de las Baleares. Destacamos la variedad de formas que va adquiriendo Formentera según las mediciones de la época. Lamentamos no poder ofrecer las imágenes con mayor calidad .

Destaca esta carta de 1846 por utilizar el Meridiano de Cádiz para establecer los grados de longitud.

Carta de las Islas Baleares en las que se incluye parte de la costa peninsular.

Carta del Puerto de Ibiza de 1897 en la que se aprecia como en Botafoc, que era un islote unido a tierra por una lengua de tierra, ya existía el faro.

Carta de las Yllas Baleares y Pitiusas en las que aparecen las longitudes según dos meridianos de la época, el Meridiano de Cadiz y el Meridiano de Cartagena.

Antigua carta de las Baleares con el litoral peninsular, en la que se dibujan las islas con todavía bastante falta de exactitud.

Carta de las Baleares, casi identica a la anterior, con la costa peninsular oriental en las que se observa como se exageran las particularidades de las costas.

Carta francesa de las costas de la península que recoge parte de las Pitiusas y el norte de África, conocido en la época como Barbaria.

 

Carta de las islas en las que se aprecia bastante bien una Formentera, todavía deformada por los cartógrafos, al sur de una estilizada isla de Ibiza.

Anuncios

10 de diciembre del 17

10/12/2017 § Deja un comentario

Hans Erich Apostel nació el 22 de enero de 1901 en Karlsruhe. Comenzó sus estudios musicales estudiando con Alfred Lorenz, de 1916 a 1919, piano, teoría musical y dirección de orquesta. En 1920 desempeñó el puesto de kapellmeister y correpetidor en el Teatro Nacional de Baden, en Karlsruhe. Comenzó a componer sus primeras obras como un compositor romántico con una gran vena lírica.

Entre los años 1921 y 1925 fue discípulo de Arnold Schoenberg en Viena y de 1925 a 1935 de Alban Berg. Con ellos estudió en privado piano, teoría musical y composición. Algunas de sus composiciones apuntan a una especial proximidad con la pintura del expresionismo —fue amigo de Emil Nolde, Oskar Kokoschka y Alfred Kubin.

Durante el periodo nazi, su música fue considerada como arte degenerado y no fue interpretada; en esa época, Apostel se dedicó a ser pianista, acompañante y director de música contemporánea en Austria, Alemania, Italia y Suiza. Durante un tiempo residió en Viena.


 

Después de la Segunda Guerra Mundial, Apostel desarrolló la sección austríaca de la Gesellschaft für Neue Musik y, de 1947 a 1950, fue su presidente. Trabajó como lector de pruebas en la Universal Editionla que desde entonces y hasta hoy edita su música y fue responsable de las nuevas ediciones de Wozzeck (1955) y Lulú (1963) de Alban Berg. Obtuvo numerosos premios y reconocimientos durante su vida. Su obra Paralipomena dodekaphonika es un buen ejemplo de sus composiciones posteriores. Murió en Viena el 30 de noviembre de 1972, a los setenta y un años de edad.

J.M.Viana le dedicó en Radio Clásica el programa del 09 de enero de 2011 de Los Raros, podcast que pueden oír en: Hans Erich Apostel. Los raros.mp3

Documentación: Hans Erich Apostel.

08 de diciembre del 17

08/12/2017 § Deja un comentario

Durante siglos, tener un meridiano propio como Estado era señal de poderío y progreso. España tuvo varios: Madrid, Toledo, Isla del Hierro, Pico del Teide o Salamanca. El de Cádiz fue durante un siglo el referente mayoritario para toda la flota española.

Desde 1753 hasta 1850, la mayor parte de las cartas náuticas españolas y de los diarios de navegación están referidos al meridiano de Cádiz. Gozó de gran relevancia internacional y prestigio marítimo, pero hoy nada lo recuerda. Hasta ahora, ni siquiera se sabía por qué puntos transcurría con exactitud.

Varias causas hicieron, en 1717, del meridiano de Cádiz una guía para la navegación española. Aquel año, la ciudad se convirtió en sede de la Real Casa de la Contratación de Indias, organismo que regulaba el comercio y la navegación con los territorios de ultramar. Su traslado desde Sevilla solo confirmó lo que ya estaba ocurriendo desde hacía décadas. El poderío comercial de Cádiz en el comercio con las Indias generó a la ciudad pingües beneficios y empujó otros acontecimientos: en 1717 se crea, además, la primera Academia de Guardias Marinas de la Armada, antecedente de la actual Escuela Naval Militar.

En ese siglo de oro del comercio, a Cádiz, que en ese momento era la quinta ciudad más poblada de España, le faltaba su propio meridiano. Llegó en 1753 gracias al Observatorio Astronómico de la Marina, que se ubicaba en la desaparecida torre del homenaje del Castillo de la Villa. España pasó a contar con dos meridianos importantes activos, Madrid y Cádiz. Al calor de las rutas comerciales, el segundo se popularizó rápido entre la flota española e incluso de otras nacionalidades. En esos años, los buques se cambiaban posiciones entre ellos, referenciados a sus propios meridianos y eso hizo que el de Cádiz gozara de gran prestigio.

El primer observatorio astronómico de España se creó 1753 en el Castillo Viejo, cerca del Teatro Romano de Cádiz. El Real Observatorio de la Armada estableció el Meridiano de Cádiz como referencia para la elaboración de cartografía civil y militar de España, ya que constituir la longitud cero del mapamundi suponía un símbolo de prestigio científico, poder y hegemonía.

Entre 1753 y 1850 Cádiz fue referencia cartográfica mundial; y es que antes de que una decisión política internacional tomada en 1884 estableciera Greenwich como meridiano universal, numerosos estados establecieron observatorios astronómicos que sirvieron, a su vez, para generalizar el uso de su territorio como meridiano cero o primer meridiano.

En cualquier guía de viajes de Londres o París encontramos numerosas referencias a sus respectivos meridianos. Desde 1995 París está recorrida de norte a sur a lo largo de 17 kilómetros sur por 135 medallones de bronce incrustados en el pavimento que siguen la línea del antiguo meridiano de París, con el nombre del científico francés Arago.

El magnífico ensayo de Miguel Ramos Grosso El Meridiano de Cádiz no deja lugar a dudas; propone a Cádiz un nuevo atributo para mostrar al mundo el determinante papel que ha jugado en la historia de la navegación, y busca materializar el recuerdo colocando algún testigo para que los gaditanos y quienes visitan la ciudad puedan leer sobre el terreno algo más que La Carta Esférica.

Documentación: El meridiano perdido de CádizEl Meridiano de Cádiz

04 de diciembre del 17

04/12/2017 § Deja un comentario

Comenzamos hoy la publicación de la colección de volúmenes dedicados a las flores de jardín de Edward Step, con trescientas sesenta ilustraciones, editados por William Watson en Londres y Nueva York en 1896.

Favourite flowers of garden and greenhouse. Volume I.pdf

Como acostumbramos en el blog, dejamos bajo la ilustración el enlace desde el pueden descargarse el pdf [37.5MB] del primer volumen. En las próximas semanas iremos dejando como pie de página los enlaces a los volúmenes de la colección según los vayamos publicando.

01 de diciembre del 17

01/12/2017 § Deja un comentario

Entre los términos que el lenguaje va perdiendo está el vocablo gorigori, palabra que muchos ahora no saben lo que significa. Se lo explicamos.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:
m. coloq. Canto lúgubre de los entierros.
Otros diccionarios aplican un segundo significado:
m. coloq. Se emplea para aludir, por lo general humorísticamente, al canto lúgubre de los entierros.

En general, es un término informal de uso coloquial. Una palabra onomatopéyica que trata de reproducir el sonido que produce la garganta al entonar un canto triste -como un gorjeo- originando un quiebro en la voz…

27 de noviembre del 17

27/11/2017 § Deja un comentario

El British Entomology de James Francis Stephens, volumen 1, fue publicado en Londres por Baldwin and Cradoock en 1828. Aunque esta trabajo no contiene excesivas ilustraciones, es un libro interesante para aquellos que gusten de este tipo de obras.

British enthomology Volume 1.pdf

Como es nuestra costumbre, les dejamos el enlace al pdf [11MB] bajo la ilustración.

24 de noviembre del 17

24/11/2017 § Deja un comentario

Se conoce como Meridiano de París a aquel meridiano que pasa por el Observatorio de París, 02°20′14.025″E. Rivalizó con el Meridiano de Cádiz y el Meridiano de Greenwich como principal meridiano del mundo hasta que en 1884 la Conferencia Internacional del Meridiano eligió este último.

Desde muy antiguo, el hombre ha querido poner límites geográficos a la Tierra y ha evidenciado una innegable necesidad de introducir magnitudes de medición que permitan a cartógrafos, geógrafos y astrónomos, tener una posibilidad de situar un punto con exactitud en nuestro planeta. Desde 1884, momento en que se celebró la Conferencia Internacional del Meridiano, eran varios los puntos de partida utilizados para medir la tierra hacia derecha e izquierda. En este momento se tomó como medida universal el Meridiano de Greenwich. Pero este meridiano no fue el primero ni el único.

Uno de los que existió hasta entonces fue, precísamente el Meridiano de París, una línea imaginaria que pasaba por el Observatorio Astronómico de la ciudad. François Aragó fue el encargarlo de  medirlo en su tiempo, algo que logró completando la triangulación de Mallorca, Ibiza y Formentera con la costa valenciana, con lo que se pudo definir la longitud del metro.

De la importancia de este personaje han quedado evidencias en París. Hay un boulevard dedicado a su nombre que linda con el edificio del Observatorio Astronómico de París y una calle en Es Caló de Sant Agustí, en la isla de Formentera. Aragó también es uno de los 72 científicos cuyo nombre Eiffel mandó grabar en las caras de la torre que levantó.

Pero en París también hay un monumento con el que se le recuerda, un monumento imaginario que mide 9 kilómetros de largo, la célebre línea Aragó. En 1893 se decidió erigir una estatua de bronce con la efigie del astrónomo junto al Observatorio de París, sin embargo, en 1942, debido a las necesidades de construir cañones para la II Guerra Mundial, el gobierno francés la funde.

Cincuenta y dos años más tarde, en 1994, el gobierno de la ciudad decide restablecer el honor a Aragó y pide al artista holandés Jan Dibbets su construcción. Este artista, inspirándose en el célebre Meridiano de París calculado por François Aragó, diseña 135 medallones de bronce de 12 centímetros de diámetros que fueron colocados en el suelo de la ciudad a lo largo del meridiano en dirección sur a norte.

Muchos de estos medallones han desaparecido con el tiempo, bien por robo o por pérdida. Otros se encuentran en muy mal estado y se distinguen por su forma no por ser legibles o reconocibles por algún signo.

Otros muchos están en buen estado y es una tarea ardua pero entretenida ir en su busca, encontrarlos y reconocerlos.

Leído en: La imaginaria Línea Aragó.
Documentación: François AragóParis Meridian

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Cultura en Hora a hora.