02 de octubre del 17

02/10/2017 § Deja un comentario

Seguimos con la con la publicación de la colección de dibujos de Dicotiledonias conocida como los Watercolor sketches ofreciendoles hoy el cuaderno 7, compuesto por 57 bocetos realizados durante la última década del siglo XIX por Helen Sharp.

Watercolorsketches.07.pdf

Repetimos una vez más que este trabajo, al permitir apreciar el desarrollo de la ilustración, puede ayudar al aprendizaje del oficio a los aficionados al croquis botánico. Pueden encontrar el enlace para bajarse el pdf [3.4MB] bajo la ilustración. Dejamos al pie del post los enlaces a los cuadernos anteriores.

Cuadernos de la colección publicados previamente:
04.09.17: Watercolorsketches.01
11.09.17: Watercolorsketches.02
18.09.17: Watercolorsketches.04
25.09.17: Watercolorsketches.06

Anuncios

25 de septiembre del 17

25/09/2017 § Deja un comentario

Continuando con la colección de dibujos de Dicotiledonias conocida como los Watercolor sketches que les venimos ofreciendo en las últimas semanas, les ofrecemos hoy el cuaderno número 6, compuesto por más de 50 bocetos realizados durante la última década del siglo XIX por Helen Sharp.

Watercolor Sketches.06

Repetimos que este trabajo, al permitir apreciar el desarrollo de la ilustración, puede ayudar al aprendizaje del oficio a los aficionados al croquis botánico. Pueden encontrar el enlace para bajarse el pdf [3.4MB] bajo la ilustración. Dejamos al pie del post los enlaces a los cuadernos anteriores.

Cuadernos de la colección publicados previamente:
04.09.17: Watercolorsketches.01
11.09.17: Watercolorsketches.02
18.09.17: 
Watercolorsketches.04

22 de septiembre del 17

22/09/2017 § Deja un comentario

Quizás se han preguntado porqué los cielos del atardecer cogen tonos rojizos formando un maravilloso espectáculo. La explicación es sencilla, simple casi. En las primeras y últimas horas del día el Sol cuando se encuentra muy próximo al horizonte, la luz solar tiene que atravesar una mayor distancia para llegar a nuestros ojos. 

De este modo, la luz blanca atraviesa mucho más espesor de atmósfera y los rayos llegan a nuestros ojos muy empobrecidos en fotones azules, previamente dispersados. En cambio los rojos y amarillos, por tener una longitud de onda mayor, apenas se dispersan en los gases atmosféricos, lo que hace que veamos el cielo con diferentes tonalidades de estos colores.

Las nubes y partículas sólidas de la atmósfera desvían el recorrido de la luz sin descomponerla en sus diferentes colores. Por eso, al atardecer, las nubes del horizonte se ven de dichos colores. Así que cuantas más partículas sólidas haya suspendidas en el aire más coloridos se verán los atardeceres.

20 de septiembre del 17

20/09/2017 § Deja un comentario

En 1960, Ivan Bell, un profesor de inglés afincado en Tokio, tras oír hablar del Proyecto Ozma, cuya finalidad era detectar posibles mensajes procedentes del espacio, concibió un mensaje interplanetario con 24 símbolos, que el diario japonés Japan Times publicó en enero de ese año, desafiando a sus lectores a que lo descifraran.

Este es el mensaje interplanetario de Ivan Bell:
A.B.C.D.E.F.G.H.I.J.K.L.M.N.P.Q.R.S. T.U.V.W.Y.Z
AA, B; AAA, C; AAAA, D; AAAAA, E; AAAAAA, F; AAAAAAA, G; AAAAAAAA, H; AAAAAAAAA, I; AAAAAAAAAA, J;
AKALB; AKAKALC; AKAKAKALD; AKALB; BKALC; CKALD; DKALE; BKELG; GLEKB; FKDLJ; JLFKD.
CMALB; DMALC; IMGLB.
CKNLC; HKNLH; DMDLN; EMELN.
JLAN; JKALAA; JKBLAB; AAKALAB; JKJLBN; JKJKJKJKLCN; FNKGLFG.
BPCLF; EPBLJ; FPJLFN.
FQBLC; JQBLE; FNQFLJ.
CRBLI; BRELCB.
JPJLJRBLSLANN; JPJPJLJRCLTLANNN; JPSLT; JPTLJRD.
AQJLU; UQJLAQSLV.
ULWA; UPBLWB; AWDMALWDLDPU; VLWNA; VPCLWNC; VQJLWNNA; VQSLWNNNA; JPEWFGHLEFWGH; SPEWFGHLEFGWH.
GIWIHYHN; TKCYT; ZYCWADAF.
DPZPWNNIBRCQC.

Se supone a los extraterrestres seres con inteligencia superior, cuando no es necesaria para resolver el mensaje. Tan solo hay que concentrarse y pensar un poco. Y sin embargo es realmente sencillo y maravilloso.

Esto es lo que significa cada símbolo.
A: 1
B: 2
C: 3
D: 4
E: 5
F: 6
G: 7
H: 8
I: 9
J: 10
K: +, símbolo de suma
L: =, símbolo de igual
M: -, símbolo de resta
N: 0, número cero
P: x, símbolo de multiplicación
Q: :, símbolo de la división
R: xa, potencia, elevado a
S: 100, cien
T: 1.000, mil
U: 0,1, un décimo
V: 0,01, un centésimo
W:, coma o símbolo de decimal
Y: aproximadamente igual a
Z: p, el número pi

El mensaje está escrito sin que quien lo lea necesite saber nada. No necesita conocer ninguna letra, ningún número ni ningún símbolo. Todo lo que se requiere por parte de quien lo lea es que sea capaz de razonar. Los símbolos elegidos fueron tomados al azar. Se pudo haber seleccionado cualquier otro grupo de jeroglíficos. O sea, ni el mensaje ni el lenguaje dependen de los símbolos elegidos.

Una vez aclarado esto, el mensaje se podría leer como una sucesión de digitos: (4/3).p.(0,0092)3

Aquí, lo que conviene agregar es que si uno quiere calcular el volumen de una esfera de radio R, entonces la fórmula que sirve es (4/3).p.R3. La validez de esta fórmula es independiente de quien lea el mensaje. Se usa la constante p o pi cuyo valor tampoco depende de la escritura que se elija, sino que es una constante que resulta del cociente entre el perímetro de una circunferencia y su diámetro. Ahora bien: ¿de dónde aparece el número 0,0092?

El objetivo del mensaje es advertirle a quien lo lea que fue enviado desde la Tierra. ¿Cómo decírselo? Uno no podría decirle que la Tierra tiene un diámetro aproximado de 12.750 kilómetros porque no hay forma de indicarle la unidad de medida, en este caso los kilómetros. El receptor del mensaje no tiene el dato de lo que es un kilómetro, una milla… nada. Hay que mandarlo sin usar ninguna medida ¿Cómo hacerlo?

Y aquí está la gran idea. Como no hay forma de decirle cuál es el diámetro de la Tierra ni el diámetro del Sol y no puede usar ninguna unidad de medida, entonces a lo que se puede apelar es a hablarle de la relación que hay entre ambos. Es decir, por ejemplo: el diámetro del Sol, 1.3920.000 kilómetros, es muy aproximadamente 100 veces más grande que el de la Tierra. Y de todos los planetas, el único que guarda esa proporción con respecto al Sol es justamente la Tierra. Es decir, el diámetro de la Tierra es casi una centésima parte del diámetro del Sol. Y ese número es otra vez, aproximadamente 0,0092.

Es decir, el mensaje que  se está mandando a quien lo pueda leer es: Te estoy mandando este mensaje desde una esfera cuyo diámetro es cien veces más pequeño que el del Sol

Leído en:
Mensaje interplanetario de Ivan Bell
Mensaje interplanetario

 

15 de septiembre del 17

15/09/2017 § Deja un comentario

En 1980 un grupo de investigadores liderados por el físico de origen español Luis Álvarez, su hijo el geólogo Walter Álvarez y otros colaboradores descubrieron, en las muestras tomadas por todo el mundo de las capas intermedias entre los períodos Cretácico y Terciario de hace 65 millones de años, una concentración de iridio cientos de veces más alta que lo normal.

Plantearon la así llamada hipótesis Álvarez o hipótesis de Álvarez, conforme a la cual la extinción de los dinosaurios y de muchas otras formas de vida habría sido causada por el impacto de un gran meteorito contra la superficie de la Tierra hace 65 millones de años.

Para demostrar esta hipótesis, las investigaciones se centraron en encontrar una capa en la corteza de la Tierra con niveles elevados de iridio. por ser generalmente más altos en asteroides y otros objetos extraterrestres. La evidencia del iridio fue descubierta anteriormente al descubrimiento del cráter de Chicxulub. Actualmente esta hipótesis es la más aceptada aunque plantea dudas.

La teoría o hipótesis de los múltiples impactos es otro de los escenarios planteados como posible causa de la extinción masiva del Cretácico-Terciario. La teoría guarda un parecido a la presentada por los Álvarez, ya que también dice que la causa de la extinción habría sido la colisión de un objeto extraterreste con la tierra, pero plantea dos escenarios.

Expone que múltiples meteoritos colisionaron con la tierra, o bien, que un solo meteorito o asteroide que se fragmentó en varias partes al entrar en contacto con la tierra, siendo el impacto que causó el cráter de Chicxulub uno de ellos. Otros posibles escenarios de impacto serían el cráter Silverpit y el cráter Shiva, en cuya formación pudo haberse producido un ascenso del manto terrestre a través de la fractura, explicando el origen geológico de los Traps del Deccán. El impacto podría haber sido parecido al ocurrido entre el cometa Shoemaker-Levy 9 con Júpiter.

Archibald y Fastovsky propusieron en 2004, un escenario que combina tres causas principales: la actividad volcánica, la disminución del nivel del mar y el impacto de un objeto contra la tierra. En este escenario, las especies tanto marinas como terrestres ya tenían serios problemas causados por los cambios climáticos y por la pérdida del hábitat. Así, al ser los dinosaurios los animales más grandes, fueron los primeros en ser afectados.

Al mismo tiempo, el polvo y gases producto de la actividad volcánica enfriaron y secaron grandes áreas del planeta. En medio de este ambiente de tensión y estrés para la naturaleza, llegó el impacto de un meteorito, lo que causó el colapso de las especies que utilizaban la fotosíntesis, que son la base de la cadena alimenticia, por lo que toda la cadena colapsó. La mayor diferencia entre esta hipótesis con las otras que tratan solo una causa es que expone que las especies ya se encontraban luchando por su supervivencia antes del impacto, lo que debilitó severamente su capacidad de reacción y recuperación.

Leído en: Extinción masiva del Cretácico-Paleógeno.

13 de septiembre del 17

13/09/2017 § Deja un comentario

Se les denomina con el nombre de robots, a las diversas máquinas o entidades automáticas y programables, ideadas por medio del intelecto del ser humano y fabricadas por este, que son de índole mecánico-electrónica, virtual o una combinación de ambas, y que pueden realizar movimiento por medios mecánicos. Estos dispositivos funcionan mediante sistemas, mecánicos o electromecánicos, que les permiten realizar movimientos que les dan la sensación de poseer un movimiento aparentemente propio. Siendo común que se utilicen, para la realización de trabajos en los que se empleen movimientos automáticos, es decir, su funcionamiento es mediante movimientos automáticos.

También se le denomina como robot, o simplemente como bot, a los sistemas virtuales o programas de computadoras, que suelen estar programados para realizar algunas acciones o funciones rutinarias y predeterminadas, como por ejemplo realizar una serie de clics en páginas, u otras funciones que simulan a las de un ser humano, de manera mecánica, generalmente en internet.
Vamos a exponer aquí los diferentes tipos de robots que existen según diferentes variantes.

Robots Mecánicos: Se trata de aquellos cuyo funcionamiento es puramente mecánico y no cuentan con electricidad para que los accione, se pueden contar entre ellos a los diversos mecanismos antiguos, como aquellos autómatas que pertenecen a relojes y diversos autómatas que son accionados por mecanismos con motor a cuerda.

Robots Electromecánicos: Se trata de la mayor parte de los robots actuales que combinan sistemas mecánicos y eléctricos para poder realizar sus funciones, es el caso por ejemplo de los brazos robóticos que se utilizan en las industrias automotrices para la fabricación, soldado y armado preciso de las piezas, y los diversos robots como los juguetes, que cuentan con mecanismos mecánicos, plásticos o metálicos, que son accionados por motores eléctricos y sistemas de engranajes. Es decir, se trata de la mayoría de los robots actuales, que cuentan con una fuente de energía, que permite que sus sistemas mecánicos puedan realizar las acciones repetitivas que están programadas.

Robots Virtuales: Se les llama robots o bots, a los diversos programas virtuales, que tienen una o varias funciones mecánicas y repetitivas, es decir, se trata de programas que realizan determinadas funciones, de forma autónoma y repetitiva, es el caso de algunos programas que recopilan información de la web y de aquellos que se usan para dar clics, en determinadas páginas, simulando ser un usuario humano.

Robots De gran tamaño: Se trata de aquellos vehículos robóticos, de tamaño considerable, como aquellos que se utilizaron en el desastre de Chernóbil, varios prototipos de transporte autónomos y aquellos que se han usado en las misiones rusas a la luna y de la nasa en marte, así como aquellos brazos robóticos industriales de gran tamaño.

Robots Medianos y pequeños: Se trata de la mayoría de los robots, que existen en las industrias, en la medicina e incluso como juguetes, y que poseen dimensiones que no llegan al gran tamaño de los robots industriales o al pequeño tamaño de los nanobots.

Nanobots: Se trata de diminutos robots, que están diseñados para diversos usos, siendo una prometedora herramienta para el futuro de la medicina. Aunque actualmente no cuentan con el tamaño suficiente, se cree que en algunos años, se podrían utilizar para ser inyectados en el organismo enfermo, para tratar algunos padecimientos, por ejemplo para destapar las vías arteriales o introducir medicamentos. Se trata de una tecnología que aún no está disponible pero que cuenta actualmente con grandes avances. Se tienen noticias de la existencia de varios de ellos en la antigüedad, especialmente en Grecia y Egipto.

Robots Antiguos: Se trata de aquellos artilugios programables, mecanismos autómatas que estaban diseñados en su funcionamiento por medio de engranajes y poleas,  que eran movidos gracias a fuentes de energía como el viento, el agua, el calor y otras fuentes, estaban destinados a realizar movimientos preestablecidos, con un fin específico pero intrascendente, y en muchas ocasiones superfluas. Son lo que se le puede denominar como protorobots, se trata de mecanismos que aunque no contaban con sistemas electrónicos como los robots actuales, sí en cambio, contaban con sistemas mecánicos sencillos pero funcionales, y en algunos casos altamente sofisticados, programables e incluso con controles de retroalimentación.
Robots Manipuladores: Se le denomina así a los diversos dispositivos robóticos, que de alguna u otra forma pueden manipular objetos. Es el caso de los robots médicos y de la gran mayoría de los robots de la industria, que cuentan con mecanismos y sensores, que les permiten realizar movimientos y manipular objetos, como por ejemplo al soldar en el caso de los robots armadores de coches en la industria.

Robots Industriales: En esta categoría se engloba una gran gama de robots, que están diseñados para desempeñar funciones industriales, siendo por ejemplo brazos robóticos dedicados a ensamblar piezas pesadas, soldar, o transportar. Se usan para que los procesos de fabricación sean rápidos, precisos y automáticos. En ocasiones se les denomina también como robots industriales, a aquellos aparatos que realizan de manera simultánea diversas funciones.

Robots Androides: Se trata de aquellos que son construidos de forma que asemejen a la fisonomía humana, y a sus movimientos. Si bien hay varios avances en cuanto a este tipo en particular, tanto en el movimiento que presentan, y la presencia en ellos de sensores, que les permiten realizar movimientos similares a los de los humanos, así como como en la apariencia por medio de rostros construidos con materiales como látex y pintura similar a la piel humana, tecnológicamente se encuentran aún muy lejos de tener una similitud real con los humanos, como suelen ser idealizados por ejemplo en la ciencia ficción.

Robots Móviles: Se trata de todos aquellos que cuentan con algún sistema que les permite la movilidad, ya se trate de sistemas de orugas, ruedas, patas, turbinas o alas, con las que pueden desplazarse. Es el caso por ejemplo de los robots industriales, que se desplazan mediante plataformas o carros, los drones aéreos, y los robots juguetes que caminan gracias a patas (robots zoomórficos), o ruedas, así como los robots especializados en la investigación y rescate, como los robots que se han usado en viajes espaciales a la luna por parte de la unión soviética o a marte por parte de la NASA, y de infinitud de robots con ruedas y orugas que en últimos tiempos han salido al mercado, para realizar tareas como aspirar el piso o cortar el césped controlados a control remoto. Es decir, se trata de aquellos robots que cuentan con sistemas que les permite el desplazamiento. Se destaca que buena parte de estos, cuentan con sistemas de sensores para poder detectar obstáculos, así como suelen ser controlados de manera remota por control remoto.

Robots Zoomórficos: Se trata de aquellos cuyo diseño está basado en la morfología de animales, insectos y arácnidos. Se trata de máquinas que generalmente cuentan con una locomoción basada en el movimiento de los animales, poseyendo por ejemplo patas movidas por motores, y que para poder desplazarse en un espacio o terreno, cuentan con diversos sensores que les permiten reconocer el terreno en el cual se desplazan, pudiendo evitar obstáculos. Varios de estos, han sido desarrollados para la exploración científica, por ejemplo en zonas volcánicas o en el espacio. Algunos otros carecen de extremidades, y su sistema de locomoción, está basado en el de otros animales, como serpientes, gusanos y peces, diseñados principalmente para el desplazamiento terrestre y acuático. Algunos prototipos, cuentan con estructuras similares a las de los insectos voladores y están diseñados para que funcionen de manera similar a como se comportan los insectos, pero esa tecnología aún está en sus comienzos.

Robots con inteligencia artificial o inteligentes: Se trata de aquellos que cuentan con sistemas informáticos avanzados, que mediante sensores y su programación, pueden aprender, es decir, adquieren ciertos conocimientos que les permiten desempeñar mejor sus acciones, pudiendo prever por ejemplo, cual es la mejor opción para recorrer una distancia, esquivar obstáculos que se presenten en el camino, e incluso reconocer ciertos patrones básicos (como por ejemplo rostros humanos, palabras o voces), etc., es decir, se trata de aquellos robots que cuentan con la capacidad de acumular conocimientos y utilizarlos para llevar acabo ciertas tareas, deduciendo la opción más viable para conseguirlo, analizando su entorno (ruido, imágenes, objetos a su alrededor), por medio de diversos sensores (de calor, de proximidad, de presión, de luz, etc.).

Robots Teleoperados o a control remoto: Se trata de aquellos robots, que cuentan con sistemas de control a distancia. Estos pueden ser relativamente simples, como aquellos que se pueden encontrar como juguetes, o con mayor complejidad, como los robots que se utilizan en rescate en zonas de desastre, en las misiones espaciales, que cuentan con sofisticados sistemas de comunicaciones y de control remoto, por medio de las cuales pueden ser controladas desde el planeta tierra.

Robots Médicos: Se trata de aquellos robots o sistemas robóticos, que están diseñados para ser utilizados en operaciones médicas, realizando cortes e incisiones de precisión. Estos son controlados por un médico a través de una computadora. También se les cuenta entre los robots médicos, a alguna prótesis que cuentan con mecanismos eléctrico-mecánicos, que permiten que un paciente pueda realizar varios de los movimientos de un miembro perdido, como podrían ser, la mano, un brazo o el pie.

Robots Poliarticulados: Se trata de aquellos robots, que cuentan con más de una articulación, que les permite realizar diversos movimientos, es el caso de los robots industriales que a pesar de que suelen ser sedentarios (fijos a una base), cuentan con una gran movilidad operacional, gracias a sus diversas articulaciones que permiten que por ejemplo, brazos robóticos puedan elevar piezas, soldarlas, ejercer presión y otras acciones. Se trata de mecanismos que prestan una gran gama de movimientos gracias a las articulaciones que poseen.

Fuente: Tipos de Robots
Imágenes: Bennett Robots by Gordon Bennet.

08 de octubre del 17

08/09/2017 § Deja un comentario

Corría el año 1964, el astrofísico ruso Nikolai Kardashov, quien por aquel entonces estaba interesado en encontrar señales de vida inteligente en el espacio, ideó la Escala de Kardashov para medir el avance tecnológico de una civilización. Dicha escala está basada en la cantidad de energía que una civilización es capaz de utilizar.

Kardashev sabia que cuanto más crece y avanza una civilización, más aumenta su demanda de energía. Esto es debido a su crecimiento poblacional y a las necesidades energéticas de sus diversas máquinas y dispositivos. La escala original de Kardashov contaba únicamente con tres tipos de civilización, pero recientemente los astrónomos han añadido tres más, hasta un total de seis tipos, siete tipos si contamos el número cero.

Cada tipo significa un enorme salto tecnológico con respecto al anterior. Los seres humanos, aunque pensemos que somos una especie muy avanzada, estamos en un nivel muy bajo de la escala, no llegando a ser aún ni siquiera una civilización de tipo I. Catalogados como una civilización de tipo 0, exactamente 0,73. Según Carl Sagan posiblemente alcancemos el tipo I en 100 o 200 años aproximadamente.

Tipo 0: Una civilización que únicamente aprovecha la energía y materias primas que extrae de materia orgánica y recursos naturales tales como, la madera, el carbón o el petróleo. Aquí se clasifica a los seres humanos actualmente,

Tipo I: Una civilización que es capaz de aprovechar toda la potencia disponible en un único planeta, aproximadamente 10 elevado a 16 W. La cifra puede ser bastante variable; la Tierra tiene una energía disponible de 1,74×10 elevado a 17 W. La definición original de Kardashov era de 4×10 elevado a 12 W. Kardashov definió originalmente el Tipo I como el nivel tecnológico cercano al nivel presente hoy en día en la Tierra, con hoy en día refiriéndose a 1964.

Tipo II: Una civilización que es capaz de aprovechar toda la potencia disponible de una única estrella, aproximadamente 10×10 elevado a 26 W. De nuevo, la cifra puede ser variable; el Sol emite aproximadamente 3,86×10 elevado a 26 W. La cifra que daba Kardashov era de 4×10 elevado a 26 W Se han propuesto varias formas en las que esto podría ser posible pero la más popular de todas es la Esfera de Dyson.

Tipo III: Una civilización que es capaz de aprovechar toda la potencia disponible de una sola galaxia, aproximadamente 10 elevado a 37W. Esta cifra es extremadamente variable, ya que las galaxias tienen un rango de tamaños muy amplio. La cifra original de Kardashov fue de 4×10 elevado a 36 W.

Tipo IV: Kardashov creía que hablar de una civilización Tipo IV era demasiado avanzado por lo que la escala originalmente solo cuenta con los tres niveles antes explicados. Una civilización tipo IV sería capaz de aprovechar la energía de todo el universo. Podrían atravesar la expansión acelerada del espacio, y viajar a cualquier rincón del cosmos, aprovechando la energía de cada galaxia. Sería una civilización tan avanzada que podría incluso manipular el espacio-tiempo, convirtiéndola en una civilización claramente indestructible y utópica.

Los siguientes Tipos de civilización son tan hipotéticos que evitamos citarlas. Si nos preguntan quienes son los que los utilizan les diremos que los científicos del SETI trabajan con ellos. Y sobre todo, son los  autores de ciencia ficción y futuristas quienes los usan como marco de trabajo teórico.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Ciencia en Hora a hora.