27 de julio del 17

27/07/2017 § Deja un comentario

Traemos hoy un invento que fracasó, costándole la vida al valiente inventor, un hombre pájaro y paracaidista francés llamado Léo Valentin.

El 21 de mayo de 1956 Valentin participó en un show aéreo de Whitmonday en Liverpool ante 100.000 espectadores, usando alas similares a las de madera con las que había tenido éxito anteriormentte, pero estas eran más largas y aerodinámicas.

Sin embargo, algo falló. Al saltar del avión, una de sus alas lo golpeó y una pieza se separó. Intentó aterrizar usando un paracaídas, pero fracasó, muriendo.

 

 

Anuncios

17 de junio del 17

17/06/2017 § Deja un comentario

Solo podemos decir, dejen sus sueños volar. Disfruten del vuelo.

26 de mayo del 17

26/05/2017 § Deja un comentario

Un nuevo Récord Guinness: una coreografía de cientos de estrellas danzando y creando asombrosas imágenes en la oscuridad del cielo nocturno. Sin embargo, aunque recibieron el nombre de Shooting Stars, estas no fueron estrellas sino drones.

Intel, la empresa conocida por sus chips de computadora, presentó como última creación 500 drones iluminando los cielos de la noche. En el video se pueden ver estos drones iluminando la oscuridad de la noche con sus luces LED, en un despliegue de luz y armonía.

La flota de drones se programa con facilidad, y el sistema está montado y operado para crear imágenes muy bien coreografiadas en el cielo nocturno, para obtener una nueva experiencia de increíble belleza, dijo un representante de Intel.

El año pasado, Intel logró establecer otro récord Guinness por tener al mismo tiempo 100 drones en el cielo. Este año, con un número cinco veces mayor,  se superaron todas las expectativas.

Post dedicado a MEV, la gansa más guapa.
Visto en: Intel Lights Up the Night with 500 Shooting Star Drones

19 de mayo del 17

19/05/2017 § Deja un comentario

En la mañana del 15 de julio de 1942, desde una base secreta del ejército de los EEUU en Groenlandia, seis aviones de combate P-38 Relámpago y dos gigantescos bombarderos B-17 Fortaleza Volante despegan con destino a Gran Bretaña para unirse a la guerra contra Hitler. Una vez sobre los hielos polares, el escuadrón se topa con una terrible tempestad. Da la vuelta pero la situación en la base es aún peor, así que tampoco pueden regresar.

Transcurren noventa minutos de tensa espera, volando a ciegas en mitad de la tormenta, hasta que el escuadrón encuentra un claro entre las nubes. Apenas les queda combustible para veinte minutos más. Su única esperanza es aterrizar sobre el hielo de Groenlandia; no saben dónde se encuentran, únicamente que están a dos horas de vuelo del aeropuerto más cercano.

Uno tras otro, los seis P-38 Relámpago prueban suerte sin saber si la espesura del hielo aguantará su peso. Aterrizan sin desplegar el tren de aterrizaje, caen sobre la panza y se deslizan en la nieve con alguna dificultad, aunque nadie resulta herido. Los dos bombarderos B-17 Fortaleza Volante aguantan en el aire durante cuarenta minutos más, deben descargar todo el combustible hasta que el peso sea mínimo y disminuya el riesgo de quebrar el hielo. Una hora más tarde, tras una difícil maniobra, los dos bombarderos se encuentran junto a sus compañeros sobre el hielo de Groenlandia.

Los veinticinco hombres, perdidos en mitad de la nada, reúnen sus provisiones y se las ingenian para calentarse con los restos de un motor. Después de tres días incomunicados, a temperaturas bajo cero, llega un mensaje de morse desde la base confirmando su posición. Aún deben aguantar siete días más, hasta que un equipo de rescate aparece en el horizonte. Es un grupo de soldados aliados que han atravesado el hielo con trineos y perros hasta encontrarles. La mañana del 25 de julio de 1942, los componentes del escuadrón parten dejando los aviones en el mismo lugar perdido de Groenlandia donde han aterrizado.

En los años siguientes a la II Guerra Mundial, pocas personas se acordaron ocasionalmente del legendario Escuadrón Perdido de 1942 y no fue hasta 1980 que alguien pensó en una misión de rescate. El comerciante de aviones estadounidense Patrick Epps le dijo a su amigo, el arquitecto Richard Taylor, que los aviones estarían como nuevos. Todo lo que tenemos que hacer es quitar la nieve de las alas, abastecerlos de combustible, levantarlos y volarlos hacia el poniente. Así de fácil.

Pero no fue así de fácil. Costó muchos años, mucho dinero y varias expediciones fallidas hasta que tuvieron el primer indicio real. Los investigadores quedaron estupefactos al comprobar, tras introducir durante meses el tubo de sondeo, que los aviones se encontraban a 75 metros de profundidad. Los aviones fueron encontrados bajo el hielo en la posición exacta en que aterrizaron, salvo que se habían desplazado, por la corriente glaciar, más de tres kilómetros desde su ubicación original.

En apenas 50 años, se había formado sobre ellos una fabulosa capa de hielo. Taylor y Epps volvieron en 1990 con un aparato llamado super-ardillla, que bombeaba agua caliente al excavar. Encontraron los B-17 Fortaleza Volante y algunos P-38 Relámpagos que habían quedado en simple chatarra. Finalmente, en 1992, después de muchas semanas, lograron recuperar uno de los cazas menos dañados y trasladarlo a EEUU, donde hoy, tras una concienzuda restauración, vuela con el nombre de Glacier Girl, es decir, la chica del glaciar.

Post extraído de: El escuadrón perdido
Otra información en: El escuadrón perdido
Más información en Recovery Project, en el artículos de Carl Wieland y en el de Alan Bellows.

03 de mayo de 1917

03/05/2017 § Deja un comentario

Además del fútbol hay otros deportes. No arrastran masas sino que las usan para sustentarse. No son muchedumbres sino nubes, térmicas y las corrientes que se producen en las laderas de los montes. Hablamos del vuelo sin motor o a vela.

El vuelo sin motor, también conocido como vuelo a vela, es un deporte aéreo, que consiste en pilotar un velero o planeador para recorrer distancias y elevarse sin más ayuda que los movimientos de las masas de aire en el seno de la atmósfera.

Aunque hay numerosos precedentes de vuelo planeado se considera a Otto Lilienthal como el padre del vuelo sin motor. Sin embargo, el verdadero comienzo de este deporte se realiza en Alemania en 1920, con el primer concurso de planeadores celebrado en la Wasserkuppe. Alemania sigue siendo hoy en día el país donde más practicantes hay y donde más innovaciones técnicas se producen.


Los planeadores se lanzaban en el comienzo del deporte, en los años 20 y 30 del siglo XX, desde lo alto de una ladera ayudados por un sistema de gomas elásticas. Los veleros se elevan actualmente remolcados por un avión o por un torno, que es un motor que enrolla un cable de cientos de metros al que se une el velero y que suelta al llegar a la altura deseada o a la vertical del torno.


Un velero es una aeronave sin motor, por lo que siempre está descendiendo. Por eso, en todas las modalidades del vuelo a vela se buscan masas de aire ascendentes, que hagan elevarse al velero porque suben más que lo que baja de manera natural la máquina. Un ejemplo: imaginemos un planeador que avanza a 100 km/h y cae un metro cada segundo (1 m/s), pero el piloto se las arregla para permanecer en una corriente ascendente de 5 m/s durante 60 segundos: habrá ganado 240 metros y habrá recorrido algo más de 1,6 km.

Las modalidades básicas de vuelo a vela son el vuelo a térmica, ladera y onda de montaña. En el vuelo a térmica, corrientes térmicas producidas por el calentamiento diferencial del suelo por el Sol se elevan en la atmósfera, de tal manera que con el planeador buscamos permanecer en su interior para subir, habitualmente, girando dentro de ellas. En el vuelo de ladera, el viento que incide de manera más o menos perpendicular a una ladera se ve forzado a subir. Si la ladera tiene la suficiente dimensión y el viento está bien orientado con la fuerza suficiente, un velero situado en posición óptima puede volar apoyado en el viento sin perder altura o incluso subiendo.

Por último, la onda de montaña es un fenómeno más complejo que se produce a sotavento de cadenas montañosas sobre las que incide un fuerte viento. Este viento origina un fenómeno ondulatorio más allá de las montañas, en el que en determinadas condiciones se puede volar y alcanzar grandes alturas.

Amplia información en internet.
Documentación en: Vuelo sin motor

26 de abril del 17

26/04/2017 § Deja un comentario

Como llega el tiempo en el que vamos a empezar a coger aviones a todo meter porque nos vamos a ir de vacaciones por aquí y por allá, les vamos a explicar qué significa cada expresión que oirán una vez que estén colocados, preparándose para volar, despegar, etcétera.

Cerramos puertas y armamos rampas: No sé si se han fijado, pero uno de los últimos pasos antes de cerrar las puertas es contar de atrás hacia adelante y de delante hacia atrás el número de pasajeros. Si coinciden ambos recuentos, el finger se retira y el comandante da esta orden en tres pasos. No tiene mucho misterio ese cerrar puertas, pero ¿en qué consiste lo de armar las rampas? Como cada una de las salidas de emergencia dispone de un colchón hinchable para los casos de emergencia, se trata de quitar el precinto para que estas rampas se hinchen automáticamente cuando se abre la puerta ¿Qué pasa si la frase es doors to arrival and crosscheck o, en castellano, desarmamos rampas? Como bien habrá sospechado, se trata de desarmar las rampas, de forma que en el momento en que se abra la puerta, esta no se hinche con lamentables resultados.

Cross-check: Básicamente, comprobación cruzada. Es decir, revisar por partida doble un único procedimiento para contar con dos versiones. En caso de que los resultados no cuadren, uno de los dos miembros de la tripulación se habrá equivocado (como ocurre con el caso anteriormente citado del recuento de pasajeros), por lo que hay que volver a empezar.

Tiempo EFC: Si el piloto señala que el tiempo EFC, acrónimo de Expect Further Clearance, del vuelo es de 10 minutos, quiere decir que ese es el tiempo que va a pasar antes de que el avión despegue,,n exactamente espera hasta la autorización, generalmente después de haber pasado un tiempo en tierra a causa de una acumulación de vuelos en pista.

Bolsa de aire: Una de las principales causas por las que se puede producir una turbulencia. Se trata de cambios de temperatura en la atmósfera que desestabilizan a los aviones que las atraviesan. La sensación que experimentan los viajeros es la de que el avión se precipita hacia el vacío, aunque por lo general, el cambio de altura es menos sustancial de lo que parece por producirse de forma tan súbita.

Primer oficial: No, el primer oficial no es el comandante, como podríamos pensar por ese primero que jerarquiza la relación, sino el copiloto ¿Cómo distinguirlo? Aparte de que se sienta a la derecha del comandante, porque suele llevar tres rayas en su traje. Está tan cualificado como su compañero para dirigir el avión y de hecho se turna con él durante el vuelo.

ABP: Este término proviene del mundo de las azafatas y se utiliza para referirse a los pasajeros que en caso de emergencia pueden ayudar a los asistentes de vuelo. Se trata de una de las primeras cosas en las que las azafatas se fijan. Significa able bodied passenger, es decir, pasajero físicamente capacitado.

Papeleo de última hora: No hay constancia de este término en castellano, ni probablemente lo habremos oído por los altavoces del avión, pero de vez en cuando hay que llevar a cabo unos últimos cálculos relacionados con cálculo de peso y centrado, el plan de vuelo o los informes del equipo de mantenimiento que pueden llegar a retrasar el despegue.

PIL: Acrónimo de passenger information list, es decir, la lista con los pasajeros del vuelto. En ella también se reflejan las necesidades especiales que pueden tener cada uno de estos viajeros.

Cabina asegurada: Es el término que el jefe de cabina utiliza para que el resto de la tripulación sepa que todos los pasajeros están en su sitio, listos y preparados para que el avión pueda despegar. También se utiliza para asegurarse de que el pasaje está a salvo, sentado y con el cinturón puesto, durante una turbulencia.

Cabina estéril: Acuñado por la FAA o Federal Aviation Administration en los años ochenta, son todos aquellos momentos cruciales para el viaje en los que no se permiten las conversaciones irrelevantes, comer alimentos o en general todo aquello que puedan distraer a los pilotos. Además, durante estas fases no se puede entrar en la cabina del avión. Se trata, por ejemplo, el período que comprende entre que el avión comienza su rodaje hasta que ha estabilizado su altura.

Código Adam: Adam Walsh fue un niño secuestrado en un centro comercial en Hollywood, Florida, y que ha dado nombre a un código que se utiliza en aeropuertos para alertar a los trabajadores de que un niño se ha perdido.

Código Bravo: ¿Su objetivo? Que cunda el pánico, básicamente. Es un término utilizado cuando la alarma generalizada facilita identificar al potencial agresor, que se comportará de manera diferente al resto de pasajeros. Como señala Urban Dictionary, la utilización del término anuncia que hay un terrorista cerca y, por lo tanto, utilizarlo de una forma inapropiada o racista puede ser motivo de multa o sanción, o también tener el objetivo de poner nervioso al agresor. En los barcos tiene otro significado: Fuego.

Piloto pesado: No, no es que sufra sobrepeso o sea imposible quitárselo de encima después de tomarse tres copas. Se trata del piloto que acompaña al comandante y al primer oficial en los vuelos más largos para turnarse con ellos.

Entrando en pista para despegue, buen vuelo: Es la última frase con el avión en tierra. Lo dicen los pilotos cuando el avión está entrando en la pista de despegue y tiene permiso para despegar. Cuando se escucha, toda la tripulación ha de estar sentada y con los cinturones de seguridad abrochados. A partir de ese momento el avión empieza la carrera de despegue a potencia máxima.

Se apagan las luces de los cinturones: Esto es comunicación indirecta, una señal para la tripulación. Cuando los pilotos apagan la señal de cinturones, quiere decir que se han superado los 10.000 pies de altitud (AMSL) y que no hay turbulencias. Entonces es cuando la tripulación se puede levantar para empezar a preparar el servicio para el vuelo. Además, los pasajeros podrán levantarse para ir al baño o coger lo que necesiten de los compartimentos superiores, pero lo más recomendable es permanecer sentados con los cinturones abrochados.

Se enciende la señal de los cinturones: Esto quiere decir dos cosas, o bien que el avión se acerca a una zona de turbulencias y los pasajeros han de volver a sus asientos, o bien que se inicia la operación de descenso. En el segundo caso, no solo los pasajeros deberán volver a sus asientos, sino que la tripulación deberá a proceder a recoger los objetos que hayan consumido los pasajeros, comprobar mesas y cinturones, para volver a declarar lo que antes hemos comentado: cabina asegurada.

Documentación:
El código de los pilotos
Mensajes a bordo

06 de abril del 17

06/04/2017 § Deja un comentario

Julius Gustav Neubronner nació el 8 de febrero de 1852 en Kronberg im Taunus, Alemania. Fue un boticario pionero de la fotografía y uno de los primeros amateurs del cine en su país.

En 1908 inventó y patentó una micro cámara fotografica para palomas con temporizador, una creación que le proporcionó fama mundial cuando lo presentó en las exposiciones internacionales de Dresden, Frankfurt y París que se celebraron entre los años 1909 y 1911. Tras su  muerte, el 17 de abril de 1932, la compañía fue dirigida durante 70 años por su hijo Carl Neubronner.

Los espectadores de Dresde pudieron observar la llegada de las palomas equipadas con cámaras, revelándose las fotos inmediatamente e imprimiéndose tarjetas postales que se vendían al público. En las exposiciones aéreas de París de 1910 y 1911, recibió dos medallas de oro, una por el método y otra por las fotografías.

El invento se utilizó en la vigilancia aérea durante la Primera Guerra Mundial ya que las fotografías de Neubronner servían para trazar mapas y hacer planos, por lo que el interés militar fue grande al poder utilizarse en lugares de difícil acceso.

Sin embargo, según notas de la época, el proyecto solo le causó gastos. Posteriormente la CIA copió el dispositivo integrando en la cámara baterías de larga duración.

Documentación: Julius Neubronner.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Aviación en Hora a hora.