31 de julio del 19

31/07/2019 § Deja un comentario

El Arco de Triunfo de París, o Arc de triomphe de l’Étoile o Arc de Triomphe, fue construido entre 1806 y 1836 por orden de Napoleón Bonaparte para conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz. Está situado en el VIII Distrito de París, sobre la plaza Charles de Gaulle ―antiguamente denominada plaza de la Estrella o Place de l’Étoile, rediseñada por Haussmann―, en el extremo occidental de la avenida de los Campos Elíseos, a 2,2 km de la plaza de la Concordia, ubicada en el extremo oriental de dicha avenida. Tiene una altura de 50 metros, un ancho de 45m y una profundidad de 22m. La bóveda grande mide 29,19m de alto por 14,62m de ancho, mientras que la pequeña mide 18,68m de alto por 8,44m de ancho.

Imaginen que un iluminado decide aplicar un cuerpo que ocupando la luz del arco permita el acceso entre los dos elementos verticales que como columnas sustentantes soportan la obra, icono de la ciudad. Y quizás aún peor, que las autoridades competentes permitan y autoricen la realización del proyecto.

El edificio del Banco de Santander es la sede social del citado banco, situado en el Paseo Pereda de la ciudad del mismo nombre, separado del mar por los Jardines Pereda. Es obra del arquitecto Javier González de Riancho. El edificio fue concebido entre los años 1919 y 1923 a partir de una estructura existente. En 1919 la propiedad, que entonces era un hotel, fue comprada por el Banco de Santander. En 1923 se hicieron sucesivas reformas y se agregaron esculturas y pináculos. Posteriormente se adquirieron dos casas adyacentes y el edificio empezó a funcionar como sede de la entidad, añadiéndosele la mitad izquierda en los años 50. Un problema fue que debía respetarse la calle que lo atraviesa, por lo que se adoptó la solución en arco. Actualmente es bien de interés cultural con la categoría de conjunto histórico declarado.

El Proyecto Pereda, contempla la remodelación del edificio del Banco de Santander, según un proyecto del estudio del arquitecto David Chipperfield, en un moderno museo que albergará la magnífica Colección de obras de arte de la entidad. El proyecto actúa sobre el arco para establecer una comunicación horizontal entre las alas.

La función sobre la forma es la forma correcta de entender la arquitectura y el diseño. Pero no se ha de olvidar el respeto por el patrimonio. A nuestro entender, lo que se está tratando de vender como una ventana abierta a la cultura no es sino la destrucción de la historia, cerrando la comunicación visual de la ciudad con la bahía, es decir, con el horizonte. Un atentado formal que destruye los volúmenes del arco y por tanto un icono de la ciudad y de la banca que ni Ayuntamiento, ni Colegio de arquitectos, ni Patrimonio, deberían permitir.

Fuentes: Edificio Banco de Santander & Arco de Triunfo de París.

Interesante entrevista Han convertido a los arquitectos en los seres más peligrosos para el patrimonio. Rafael Manzano, Arquitecto del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional de la Dirección General de Bellas Artes

23 de julio de l 19

23/07/2019 § Deja un comentario

Hay un sinfín de leyendas y misterios alrededor de la rana que hay sobre una calavera en la fachada de la Universidad. De las tres calaveras que hay, una tiene la rana. Cuentan que la rana tenía que ser encontrada por aquellos estudiantes que querían aprobar sus exámenes. La tradición dice que el hecho de encontrar la rana indica buena suerte, por eso se ha convertido en una constumbre ver a estudiantes y turistas intentando encontrar la rana.

La rana de Salamanca es un detalle ornamental labrado en la portada del edificio de la Universidad de Salamanca que con el tiempo ha cobrado importancia, hasta ser un icono de la ciudad. Se trata de la representación de una pequeña rana sobre una calavera. Entre el detalle plateresco de la fachada universitaria y de entre su programa iconográfico, popularmente se busca este ornamento que con el tiempo ha cobrado protagonismo. Sobre la suerte que corre el que ve primero, de entre un grupo, la rana se han descrito numerosas leyendas.

La portada de la Universidad de Salamanca se acabó de tallar en el año 1553. Se ha discutido acerca de la intención del tallador a la hora de poner este ornamento. Aunque sobre esto hay opiniones diversas. Ya en el antiguo Egipto se asociaba la alegoría de la rana con la muerte. Aparece en numerosas ocasiones la rana como una alegoría relacionada con la lujuria.

El portal de la Universidad se divide en tres cuerpos horizontales. En orden ascendente el inferior está dedicado a los Reyes Católicos, representados en un medallón central, el segundo al emperador Carlos V y el tercero al Paraíso. En la gran pilastra de la derecha mirando a la fachada, y en la terminación del primer cuerpo, se encuentran a modo de capitel labradas tres calaveras. Siendo la de la izquierda la que lleva encima una rana de pequeño tamaño.

Es común además del detalle de la rana, escuchar que además hay un astronauta en la fachada, ya que la rana es relativamente fácil de encontrar. El detalle del astronauta no se encuentra en la fachada de la universidad. Se encuentra, junto a la de un toro bravo, en la Puerta de Ramos de la Catedral Nueva.

La contemplación de la fachada atrae a numerosos turistas que visitan las dependencias de la Universidad de Salamanca. Este fenómeno se ve amplificado por la insistente búsqueda del detalle ornamental de la rana entre los numerosos detalles de la fachada. De esta forma se quejaba Unamuno: No es lo malo que vean la rana, sino que no vean más que la rana.

Fuente: La rana de Salamanca

26 de junio del 19

26/06/2019 § Deja un comentario

Es habitual entrar en locales u hogares que no cumplen las normas de uso, de utilidad y funcionalidad. Existen mínimos que nos permiten interactuar con comodidad. Para explicarlo brevemente, las puertas no son de 40 centímetros de ancho, por la que difícilmente pasaríamos. Y esto se refleja en muchas situaciones y espacios, sean privados o públicos.

Neufert.pdf

Ernst Neufert fue un arquitecto y profesor de arquitectura alemán conocido por su colaboración con Walter Gropius, sus esfuerzos en el ámbito de la normalización arquitectónica y por su libro Arte de Proyectar en Arquitectura, del cual adjuntamos una imagen y el pdf que pueden bajarse en su séptima edición francesa de 1996 [48.4MB] trigésimo tercera alemana.

25 de enero del 19

25/01/2019 § Deja un comentario

Javier Winthuysen Losada, nació en Sevilla en 1874 de familia con orígenes neerlandeses. Dedicada durante generaciones al mar, se afincaron en el Puerto de Santa María, Cádiz en el siglo XVII. Javier Winthuysen desarrolló dos actividades paralelas: la pintura y el diseño de jardines.

Vocación surgida en los primeros años de su juventud en Sevilla, donde frecuentaba los estudios de los pintores José Arpa Perea y Gonzalo Bilbao. Se le diferencian dos épocas: la sevillana inicial, dedicada a jardines y paisajes andaluces y la mediterránea tras la Guerra Civil.

Completó su formación en el Ateneo, intimando allí con Juan Ramón Jiménez. De esa época data la fundación con Paco Bertendona, Antonio Lozano y otros amigos de la Escuela Libre de Bellas Artes de Sevilla, y su amistad con el Círculo paisajístico de Alcalá de Guadaíra.

En 1903 viajó por primera vea a París, donde entró en contacto con el impresionismo francés y el postimpresionismo. Conoce allí a Santiago Rusiñol, al que más tarde encontrará de nuevo en Aranjuez. En 1912, de nuevo en París, expuso en el Salón de los Independientes y en el Salón de Otoño.

En 1915, se instaló en Madrid, donde Joaquín Sorolla, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez le introducirían en la Institución Libre de Enseñanza.

Después de la Guerra Civil Española, Winthuysen desarrolló su obra pictórica en el Mediteráneo, caracterizándose sus paisajes por la luminosidad de acuerdo con su teoría ambientalista anotada en sus memorias, publicadas en 2005, y otros escritos.

Tras su muerte, buena parte de su obra fue donada a las siguientes instituciones: Reina Sofía, Museo de Bellas Artes de Sevilla, Museo de Bellas Artes de ValenciaMuseo Pérez Comendador-Leroux de Hervás y Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Como diseñador de jardines heredó la afición de su padre, concejal del Ayuntamiento de Sevilla con competencia en materia de parques. Su labor se dirigiría, fundamentalmente, a la arquitectura de los jardines y la distribución del espacio para la creación de paisajes.

Javier Winthuysen trabajó en la recuperación y creación de diversos jardines españoles, entre ellos: Jardines de la Moncloa, Jardín de Abadía, Jardín de Monforte en Valencia, Parador de Ciudad Rodrigo, Jardines de San Segundo en Ávila, Jardín Botánico de Zaragoza, Universidad Laboral de Gijón o el de la residencia del escritor Salvador de Madariaga en la antigua Colonia del Viso. De todos ellos se conserva excelente documentación en el Real Jardín Botánico de Madrid.

Su libro “Jardines de España-Castilla” (1930) contiene los planos y fotografías de estudios realizados y creación de jardines neoclásicos. En el año 2004 el Ayuntamiento de Zaragoza dio el nombre de Javier de Winthuysen al Jardín Botánico de la ciudad. Con ese motivo se erigió un monumento en su honor en el citado jardín.

Fuentes:
Javier Winthuysen Losada
Javier de Winthuysen
Javier de Winthuysen

 

16 de octubre del 18

16/10/2018 § Deja un comentario

En el cañón de Rio Lobos, se llega a un ensanchamiento donde se encuentra la ermita de San Bartolomé, junto a la gigantesca boca de la entrada a una cueva. La ermita es un bello ejemplar del románico del siglo XIII y aunque normalmente permanece cerrada al público, vale la pena admirar algunos de sus enigmáticos canecillos y relieves: barriles de vino, caras, lobos, cruces patadas, etcétera. Un bello repertorio iconográfico, cuya más bella muestra es el rosetón de seis corazones entrelazados, que al parecer, presenta muchas similitudes con el símbolo judaíco del Sello de Salomón y que podría estar vinculado con la leyenda del Grial y con la orden de los caballeros Templarios.

Sobre San Bartolomé se ha hablado en muchos ámbitos; se ha dicho que se encuentra casi a la misma distancia de los cabos de Creus y de Finisterre, que una de sus ventanas está orientada a la constelación de Sagitario la noche de San Juan y que un rayo de luna ilumina esa misma noche una losa con un extraño símbolo en el suelo. Elementos todos sugerentes, propicios a dejar volar la imaginación y a relacionarlos con la mítica Orden, pero que no arrojan luz sobre el verdadero misterio de la ermita, que no es otro que las razones de su ubicación.

Este misterio no puede comprenderse sin la cueva que se abre en la pared de enfrente y en la que muy probablemente, se celebraban rituales de caracter pagano desde tiempos prehistóricos. Es interesante entrar en ella no tiene más de 250 metros de profundidad, en la que siempre hay luz natural. Su encanto reside más en la perspectiva que de la iglesia se tiene desde ella, que en sus propias formaciones geológicas.

No deja de ser curioso que muchas de las ermitas e iglesias medievales fueran levantadas en las proximidades de cuevas y simas, de entradas a un mundo subterráneo que sin duda serían objetos de elevación espiritual, recuerdos lejanos de un culto trasunto de la madre tierra, la mítica Gea, Hera griega o la Astarté fenicia.

Resulta complicado saber cúal podía ser el interés de una orden de caballeros y monjes por una religión que, según la historia oficial, debía llevar siglos sepultada bajo tierra en la Península.

Fuente: Leyendas españolas.

17 de agosto del 18

17/08/2018 § Deja un comentario

Existe una lista del patrimonio que se encuentra en peligro conocida como Lista Roja del Patrimonio que recoge aquellos elementos del Patrimonio Cultural Español que se encuentren sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, al objeto de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración.

Se dice que destrucción es para siempre y es cierto. Aquello que el abandono, la incultura o ambición demuele, rompe, devasta, derribar, desmorona, arruina, asuela, destroza, abate, arrasa, arrolla, desintegra, pulveriza, o desmantela, no se puede recuperar.

Perder el patrimonio, sea arqueológico, civilmilitarnatural o religioso, es una de las mayores barbaridades que se pueden cometer, porque somos lo que hemos heredado del tiempo.

Fuente: Lista Roja del Patrimonio

23 de marzo del 18

23/03/2018 § Deja un comentario

Cuando han oído o leído que el cine es el Séptimo Arte, quizás se han preguntado cuáles son los previos y cómo y porqué se numeran. La clasificación se realizó durante el período helenístico, en la cual se fijó como arte más importante la poesía. De ella, se argumentaba, provenían todas las demás artes existentes.

La clasificación de las artes propia de la ideología feudal en la Alta Edad Media las dividió entre artes liberales, que liberaban del trabajo manual aceptables para los estamentos privilegiados y artes mecánicas, que implicaban trabajo manual y por tanto eran incompatibles con ese estatus. Las artes liberales se numeraron como siete identificadas con el sistema educativo carolingio: trivium es decir, gramática, retórica y dialéctica y quadrivium o aritmética, geometría, astronomía y música. También fueron numeradas como siete las mecánicas.

A partir del Renacimiento, la puesta en valor de la figura del artista y su actividad, identificadas con las del humanista, determinó la creación de nuevos conceptos: el de Artes mayores y del de bellas artes. La superposición de ambos da una numeración de seis artes, número que coincide con el de la clasificación china de las artes: pintura, escultura, arquitectura, música, danza y poesía o literatura. A partir de 1911 se denominó al cine como el séptimo arte para añadirlo a la lista que quedaría como sigue:
1º La arquitectura
2º La escultura
3º La pintura
4º La música
5º La poesía/literatura
6º La danza
7º El cine

Con el tiempo han aparecido otras voces que reclaman la inclusión en esta lista de nuevas formas de expresión. Las denominaciones octavo arte, noveno arte, etcétera. Se utilizan de forma menos unívoca, para identificar como artes y por tanto prestigiarlos, poniéndolos al mayor nivel posible entre todas las manifestaciones artísticas y culturales, al cómic, la fotografía, el diseño gráfico, la televisión, la publicidad, los videojuegos y otras actividades.

Según las últimas tendencias la clasificación queda más o menos como sigue:
01º La arquitectura
02º La escultura
03º La pintura
04º La música
05º La danza
06º La poesía/literatura
07º El cine
08º La fotografia
09º El comic
10º EL videojuego

Documentación: Numeración de las artes

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Arquitectura en Hora a hora.