20 de octubre del 17

20/10/2017 § Deja un comentario

El enigmalito o petradox, es un objeto del cual muy pocos han oído hablar, pero sus características son realmente interesantes. De acuerdo con los investigadores que han analizado el análisis, es un artefacto que data de hace más de 100.000 años y está incrustado en una roca. Se descubrió en el año 1998 cuando el ingeniero eléctrico J. Williams encontró lo que parecía ser un enchufe en una piedra con forma de patata, mientras hacía senderismo por una zona semidesértica de Estados Unidos.

El artefacto presenta la apariencia indiscutible de un componente electrónico encajado en una pequeña piedra de granito natural sólido compuesta de cuarzo y feldespato, incluyendo pequeñísimos porcentajes de mica.

El componente electrónico embutido en la piedra granítica no presenta rastros de haber sido pegado o soldado de ninguna forma conocida actualmente, por lo que se podría deducir que el objeto ya existía en el momento en que tuvo lugar la formación de la piedra.

El análisis geológico posterior de la roca estimó que ésta posee unos 100.000 años de antigüedad, lo que resulta técnicamente imposible desde el punto de vista cronológico evolutivo aceptado actualmente.

El dispositivo ha sido comparado por algunos investigadores a un conector electrónico XLR o un componente parecido. El artefacto tiene una leve atracción magnética. No parece creado con madera, plástico, metal, goma o algún otro material reconocible. Williams no ha dejado que el objeto se rompa por la mitad para analizarlo, pero los rayos X demuestran que el artefacto posee una estructura interna opaca en el centro. Los escépticos creen que este componente eléctrico antiguo es un montaje muy bien manufacturado.

Analizar y validar científicamente la posibilidad de que un componente electrónico hecho por el hombre pudiera haber sido atrapado durante la solidificación de una roca hace aproximadamente unos 100.000, podría dar respuestas al enigma.

Anuncios

01 de septiembre del 17

01/09/2017 § Deja un comentario

A principios del siglo XX, Edgar Banks, el diplomático, comerciante de antigüedades y arqueólogo aficionado el cual habría servido de inspiración para crear el personaje de Indiana Jones descubrió una serie de tablillas de cerámica en el sur de Irak. Entre ellas se encontraba la conocida como Plimpton 322, un fragmento de unos 13 x 9 cm que contiene cuatro columnas y 15 filas de números escritos en un sistema de base 60, o sexagesimal y data del 1.700 antes de Cristo.


“Durante más de 70 años Plimpton 322 ha desconcertado a los matemáticos debido a que muestra un patrón de números conocidos como terna pitagóricas. El misterio enorme, hasta ahora, era su propósito: porqué los escribas antiguos llevaron a cabo la compleja tarea de generar y de clasificar los números en esta tabla”, explica en un comunicado Daniel Mansfield, líder del estudio que descifró el enigma y que ha sido publicado en Historia Mathematica.


Una terna pitagórica es un conjunto de tres números, enteros y positivos, que cumplen con la famosa fórmula del triángulo pitagórico: a2 + b2 = c2. Los números enteros 3, 4 y 5 son un ejemplo conocido, pero los valores  que exhibe Plimpton 322 son considerablemente mayores con, por ejemplo, la primera fila que hace referencia al triple 119, 120 y 169.
“Nuestra investigación – continúa Mansfield – revela que Plimpton 322 describe las formas de los triángulos de ángulo recto utilizando una nueva clase de trigonometría basada en relaciones, no en ángulos y círculos. Es una obra matemática fascinante que demuestra un genio indudable. La muestra no sólo contiene la tabla trigonométrica más antigua del mundo, sino que también es la única tabla trigonométrica completamente precisa, debido al enfoque babilónico, muy diferente a otros, de la aritmética y la geometría. Esto significa que tiene gran relevancia para nuestro mundo moderno.La matemática babilónica puede haber estado fuera de moda durante más de 3.000 años, pero tiene aplicaciones prácticas posibles en topografía, gráficos por computadora y la educación. Este es un raro ejemplo del mundo antiguo enseñándonos algo nuevo”.

Una tabla trigonométrica permite utilizar una proporción conocida de los lados de un triángulo rectángulo para determinar las otras dos proporciones desconocidas. Hasta ahora se suponía que había sido el astrónomo griego Hiparco, que vivió alrededor de 120 años antes de Cristo, quien había desarrollado la trigonometría, con su tabla de cuerdas, considerado la tabla trigonométrica más antigua.


“Pero Plimpton 322  es mil años anterior a la tablilla de Hiparco –añade Norman Wildberger, coautor del estudio– Con ella se abren nuevas posibilidades no sólo para la investigación matemática moderna, sino también para la educación matemática, se trata de una trigonometría más simple, más precisa que tiene claras ventajas sobre la nuestra”
Leído en: ¿Qué tienen que ver Indiana Jones, los babilonios y la trigonometría?

27 de junio del 17

27/06/2017 § Deja un comentario

Se dice que en 1938, Chi Pu Tei, en chino: 齊福泰, un profesor de arqueología de la Universidad de Pekín, se encontraba con sus estudiantes en una expedición de exploración de una serie de cuevas en las inaccesibles montañas de Bayan Kara Ula, cerca del Tíbet, ya que supuestamente podrían haber sido talladas artificialmente en un sistema de túneles y despensas subterráneas.

Según esta supuesta historia, se dice que los exploradores habrían encontrado muchas tumbas con esqueletos de 1,38 m de largo enterrados dentro de ellas. Los esqueletos tenían cabezas anormalmente grandes y cuerpos pequeños, delgados y frágiles. No había ningún epitafio en las tumbas, pero en cambio, encontraron cientos de discos de piedra de 30 cm de diámetro”, a las que se llamó Piedras de Dropa, con agujeros de 8 cm de diámetro en sus centros. Sobre las paredes habrían sido descubiertos tallados, los cuadros del Sol naciente, la Luna, estrellas, la Tierra, montañas, y líneas de puntos que unen la tierra con el cielo. Los discos, y las pinturas rupestres se dice que datarían de aproximadamente 12.000 años.

Cada disco de piedra, según cuentan, habría sido inscrito con dos surcos finos que se mueven en espiral desde el borde al agujero central. Se dice que etiquetaron los discos con otros hallazgos de la expedición y los mantuvieron en la Universidad de Pekín durante 20 años. Todos los intentos de descifrarlos fueron inútiles.

Cuando los discos fueron examinados por el doctor Tsum Um Nui, en Pekín, alrededor de 1958, a diferencia de los demás investigadores, llegó a la conclusión de que cada surco consistía en una serie de diminutos jeroglíficos de origen y diseño desconocidos. Las filas de los mismos eran tan pequeñas que fue necesaria una lupa para verlos claramente. Muchos de los jeroglíficos estaban desgastados por la erosión. Cuando el doctor Tsum descifró los símbolos, revelaron la historia de un aterrizaje forzoso de la nave espacial Dropa y la matanza de la mayor parte de los sobrevivientes por habitantes del lugar.

Los Dropa también conocidos como Dropas, Drok-paDzopa, oen  chino 杜立巴, serían una supuesta raza de extraterrestres humanoides de baja estatura que habrían aterrizado cerca del Tíbet hace aproximadamente 12.000 años.

Según Tsum Um Nui, en una de las líneas de jeroglíficos se leía: Los Dropa vinieron de las nubes en su nave. Nuestros hombres, mujeres y niños se escondieron en las cuevas diez veces antes del amanecer hasta que al fin entendieron las señas de los Dropa y se dieron cuenta que venían con intenciones de paz…. Otra sección expresa pesar de los habitantes de la montaña, tribu de los Ham, porque los alienígenas habían estrellado su nave y no podían construir otra para regresar a su planeta.

El doctor Tsum informó de su descubrimiento en 1962. Sin embargo, no fu tomado en serio, hasta el punto que se  exilió a Japón, donde murió posteriormente. Se dice que la Academia de Pre-Historia de Pekín nunca permitió publicar o hablar de su hallazgo.


Debido a que Tsum Um Nui no es un nombre chino real, algunos críticos sugieren que ni siquiera existió. Otros aseguran que Tsum Um Nui es un nombre japonés adaptado al chino.

Información completa en: Dropa.

29 de marzo del 17

29/03/2017 § Deja un comentario

Ordenando los archivos del blog hemos encontrado otro legajo que seguro que a algunos les puede interesar. Vamos a ver si les gusta.

1890.Barcelona.jp2

Se trata del plano de la ciudad de Barcelona aprobado por el Ayuntamiento en 1840. Bajo la ilustración pueden encontrar el enlace a un jp2de alta definición [jpg2000] de 31.3MB que confiamos que puedan abrir. Hemos elegido este formato porque si lo traducimos a pdf nos resulta un documento de 332.8MB

28 de marzo del 17

28/03/2017 § Deja un comentario

Para celebrar la llegada de la primavera les vamos a contar la leyenda de los Anunnaki, un grupo de deidades sumerias y acadias que son identificados en los textos como los Anunna y con los Igigi, los dioses menores.

En el mito de Atrahasis se afirma que, antes de la creación del hombre, los dioses tení­an que trabajar para vivir. Entonces, los Anunna lograron que una categorí­a de dioses inferiores, los Igigi, trabajaran para ellos, hasta que se rebelaron y rehusaron continuar trabajando. Entonces Enki creó a la humanidad para que esta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los dioses menores habí­an abandonado y, a través del culto, suministraran el alimento a los dioses.

En el poema Enúma Elish, fue Marduk quien creó la humanidad y después dividió a los Anunna entre el cielo y la tierra y les asignó tareas. A continuación, los Anunna, agradecidos a Marduk, fundaron Babilonia y edificaron un templo en su honor, llamado Esagila.

La reinvención del término de los Anunna a través de su forma acadia, Anunnaki, surgió en 1964, tras la publicación del libro Mesopotamia antigua: retrato de una civilización muerta, del asiriólogo Adolph Leo Oppenheim, quién popularizó este concepto que fue tomado por distintos personajes del mundo esotérico y de pseudociencias de Internet.

El azerbaiyano Zecharia Sitchin publicó una decena de libros conocidos como Crónicas de la Tierra a partir de los años 1970. En ellos, supuestamente quedaban traducidas tablas sumerias de escritura cuneiforme y textos bí­blicos en su escritura original.

En el libro El 12º planeta narra la llegada de los Anunnaki a la Tierra procedentes de un supuesto planeta llamado Nibiru hace unos 450.000 años: seres altos de unos 3 metros de altura de piel blanca, cabellos largos y barba, quienes se habrí­an asentado en Mesopotamia y que, por ingenierí­a genética, aceleraron la evolución del Homo Sapiens aportando su propia genética, por la necesidad de tener trabajadores esclavos.

Según los escritos de Sitchin, la tecnologí­a y poder de los Anunnaki aún no habrí­a sido superada, planteando que podí­an efectuar viajes espaciales y manejar la ingenierí­a genética hace 450.000 años, y que habrí­an dejado sus rastros en toda la Tierra con tecnologí­a aún desconocida como en la construcción de pirámides egipcias, mayas, aztecas y chinas, en el cí­rculo megalítico de Stonehenge, en el puerto espacial de Baalbeck, en las lí­neas de Nazca y en Machu Pichu.

Las suposiciones de Sitchin han sido descartadas por cientí­ficos, historiadores y arqueólogos, que están en desacuerdo con su traducción de textos antiguos y su comprensión errónea de la fí­sica.

Documentación: Anunnaki

20 de enero del 17

20/01/2017 § Deja un comentario

¿Recuerdan a Obélix, un afamado constructor de menhires de la Galia? Seguro que sí. Pero se han preguntado qué son, para qué se hacían, erigían, plantaban?

170120-01

Un menhir es la forma más sencilla de monumento megalítico. Consiste en una piedra, por lo general alargada, en bruto o mínimamente tallada, colocada de modo vertical y con su parte inferior enterrada en el suelo para evitar que caiga. El término fue adoptado por los arqueólogos en el siglo XIX y resulta de la unión de dos palabras del idioma bretón: men o piedra e hir o larga.

170120-02

Si buscamos por la geografía, tenemos un conjunto de menhires no muy conocido y sin embargo impresionante en el valle del río Ardila. Son siete los  localizados a lo largo del río extremeño, en los términos municipales de Fregenal de la Sierra y Valencia del Ventoso en Badajoz y todos espectaculares, algunos decorados con cazoletas y otros símbolos de difícil interpretación. Aparecen desafiantes en pasos naturales o delimitando tierras fértiles, suelos forestales y también arrumbados, olvidados, formando parte de paredes de piedra o reutilizados como abrevaderos.

170120-03

Quizás el que más destaca es el menhir de rábano en Valencia del Ventoso que se levanta sobre un paisaje de suaves lomas en el valle del río Ardila. En las proximidades, sobre un cerro granítico con acebuches, se encuentra un poblado primitivo del Calcolítico, tal vez de quienes erigieron estos monumentos.

170120-04

Probablemente, este menhir formaría parte de una estructura mucho más compleja de pequeños menhires situados a su alrededor formando un crómlech. De hecho, aún permanecen en sus inmediaciones dos de estos menhires y, amontonados en un extremo de la finca, hasta ochenta de estas piedras. Tuvo que ser un monumento espectacular, excepcional, único en Extremadura, ahora lamentablemente olvidado.

21 de diciembre del 16

21/12/2016 § Deja un comentario

La piedra de los doce ángulos es un bloque de la cultura inca que forma parte de un palacio en la calle Hatun Rumiyoc, en la ciudad de Cuzco, Perú y que pertenece al Patrimonio Cultural de la Nación del Perú.

161221-01

La piedra, compuesta por una formación diorita, debe su popularidad al gran acabado y bordeado de doce ángulos que no muestran asimetrías en las uniones.
161221-02

La piedra es prueba de la gran muestra del conocimiento inca en la construcción. Aunque existen otras piedras de la misma cultura andina con los mismos o más vértices no somn rtan famosas por reunir esta mayor perfección.

161221-03

El 8 de marzo de 2014, en un acto vandálico, la piedra sufrió una pintada que no ha sido posible limpiar completamente.

Documerntación: Piedra de los doce ángulos

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Arqueología en Hora a hora.