11 de octubre del 18

11/10/2018 § Deja un comentario

Cuando te pica la espalda, es un sinvivir cuando no se llega. Y cuando la fortuna te depara alguien que pueda ayudarte, viene aquello de más arriba, a la dercha, no tanto, más abajo, etcétera.

Para ello nada como este chindogu que permite indicar casi milimétricamente el área a rascar al voluntario que desea colaborar en resolver la desazón. Y luego, cuando el problema queda resuelto, incluso jugar a barquitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 11 de octubre del 18 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: