03 de julio del 18

02/07/2018 § Deja un comentario

Es esta la leyenda del árbol maldito de Casandra, en Gran Canaria. Dice así: Era Casandra una joven canaria enamorada de Iván, de su misma edad. Conocida por todos su relación, que vivían bajo un frondoso árbol, no era vista con buenos ojos. El padre de Casandra decidió acabar con aquella situación, el honor familiar exigía la muerte del amado, matando a Iván.

Desolada, Casandra decidió vengarse de su padre pactando con el Diablo. Sus deseos de venganza fueron descubiertos y  Casandra fue acusada de bruja y quemada bajo el mismo árbol que fue testigo del amor de ambos jóvenes.

Dicen los del lugar que aún hoy día, de cuando en cuando, se escuchan los gritos de una joven y que junto al árbol es posible escuchar cadenas arrastrándose sujetando el alma en pena de Casandra que aún vaga por aquel lugar.


Existe una versión alternativa de la leyenda que cuenta que fruto de la relación entre Casandra e Iván, nacieron dos mellizos. Con el tiempo, Casandra dudó del amor de Iván. Decidió entonces invocar al Diablo para pedirle belleza eterna, pero éste solo le concedió el deseo a cambio de la vida de sus dos mellizos.

Casandra no lo dudó un instante y fue al árbol con los niños en brazos. Cuando se disponía a darles muerte, apareció Iván. Enloquecido, se abalanzó sobre ella, la ató al árbol y allí mismo la quemó. Los niños se salvaron pero el alma de Casandra quedó para siempre atado a aquel árbol, gritando eternamente por el dolor de sus quemaduras y, sobre todo, por la pena de haber intentado matar a sus propios hijos.

En el árbol de Casandra, que se levanta majestuoso en el centro de la isla de Gran Canaria, en la zona de la Presa de las Niñas, aún aparece a veces un corazón tallado en su corteza con los nombres de Casandra e Iván inscritos en él. Pero no todos son capaces de verlo.

Fuente: El árbol de Casandra.

Anuncios

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para Lunes, julio 2nd, 2018 en Hora a hora.