29 de mayo del 18

29/05/2018 § Deja un comentario

Cuenta la leyenda que un indígena maya sin descendencia, pasaba gran parte de su tiempo en actitud contemplativa observando las estrellas de la Cruz del Sur en las cálidas noches del mes de mayo. Se dolía el hombre de no tener hijos y rogaba a los dioses le concedieran una hija tan bella como las estrellas que observaba. Su súplica se vio satisfecha y su mujer dio a luz una niña bella y blanca como sus sueños.

La niña creció bella pero enfermiza pasándo el tiempo observando las estrellas. Al llegar a su adolescencia, su melancolía y condición se agravaron a pesar de los esfuerzos de los curanderos de la región. Un mes de mayo la niña murió, mientras la Cruz del Sur resplandecía. Tras la muerte, el padre soñó que su hija había volado a las estrellas. Los dioses, escuchando el ruego del hombre, habían enviado una de ellas para satisfacerlo, cobrando ésta forma humana. Después de obsequiarlo un tiempo, la estrella había vuelto al firmamento.

La pequeña fue enterrada y al año, cuando apareció de nuevo la Cruz del Sur, en el pie de su tumba nació un árbol que hoy se conoce con el nombre de Sak Nicté o Flor de mayo, porque florece siempre en dicho mes para recordar la muerte de la niña triste.

Ref: Nicté

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 29 de mayo del 18 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: