02 de enero del 17

02/01/2018 § Deja un comentario

Una antigua leyenda china cuenta la historia de un monstruo llamado Nian, muy fuerte, con una gran cabeza y cuernos afilados. Nian vivía en las profundidades del mar durante todo el año, pero cada víspera del Año Nuevo chino subía a la tierra para devorar el ganado y a los seres humanos que encuentara a su paso. Los habitantes de los pequeños pueblos que vivían cerca del mar, con la llegada del Año Nuevo chino, corrían para refugiarse de Nian.

La víspera de un Año Nuevo apareció un hombre de pelo gris en un pueblo. Pidió permiso para permanecer toda la noche fuera y les aseguró a todos que iba a cazar a la bestia. Nadie le creyó. Viendo que no podía ser persuadido, los habitantes le dejaron marchar.

Cuando la bestia llegó al pueblo para causar estragos, encendió una ristra tremenda de petardos. Asustado por el ruido y los destellos de las luces, la bestia huyó precipitadamente de allí. Al día siguiente, cuando los habitantes del pueblo regresaron de su huida, encontraron que todo estaba intacto. No había rastro del hombre que había logrado detener a la bestia.

A partir de entonces se comenzó a creer que aquel hombre era algún dios que había venido para ayudarles a ser liberados de Nian. Desde entonces, todos los chinos, en Año Nuevo, cuelgan banderas rojas y lanzan petardos en espera de la noche. La costumbre se propagó a lo largo y ancho del país, y se convirtió en la gran fiesta tradicional de Nian. Precisamente, Nian significa en chino año.

Leído en: La leyenda de Nian.

Anuncios

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para Martes, enero 2nd, 2018 en Hora a hora.