09 de abril del 17

09/04/2017 § Deja un comentario

Sven Einar Englund fue uno de los más importantes sinfonistas finlandeses desde Jean Sibelius. Nació en Ljugarn, Gotland, Suecia, el 17 de junio de 1916 y murió el 27 de junio de 1999 en Visby, Suecia.

Comenzó sus estudios a los 17 años en la Academia Sibelius en Helsinki en 1933, que continuó con Martti Paavola y Ernst Linko mientras estudiaba composición con Bengt Carlson y Selim Palmgren.

Después de su graduación en 1941, Englund fue reclutado para el servicio militar. Durante su tiempo en la Continuation War finlandesa fue herido en la mano, lo que casi terminó con sus esperanzas de seguir una carrera como pianista de concierto. Posteriormente, con frecuencia recordaba con una sonrisa el extraño incidente que amenazó su carrera.

El primer trabajo de Englund para gran orquesta fue su primera sinfonía, de 1946, conocida como la Sinfonía de la guerra. En ella el uso del contrapunto, la disonancia y la orquestación revela el trabajo de un maestro. Su Segunda Sinfonía, 1948, es conocida como The Blackbird o Sinfonía del mirlo.

En 1949, Englund obtuvo una beca para estudiar en los Estados Unidos con Aaron Copland. Se dice que sus estudios con Copland se limitaron a discusiones sobre música y composición desde el momento en el que el maestro comprendió quer poco podía enseñar a su joven alumno. Englund aprovechó su estancia en Estados Unidos para tocar con Leonard Bernstein.

A lo largo de los años cincuenta compuso una serie de obras de gran envergadura como Sinuhe, un ballet de 1953 originalmente orquestado para piano, Odysseus de 1959, escrito para el bailarín y coreógrafo sueco Brigit Cullberg, un Concierto de violonchelo en 1954 y El Primer Concierto para Piano en 1955, así como partituras para películas y música incidental. Es destacable su trabajo para la obra de Max Frisch, La Gran Muralla de China.

Su tercera sinfonía Barbarossa de 1971 apareció 23 años después de la segunda y señaló su regreso a la composición. A ésta siguieron su Cuarta (1976) y Quinta Sinfonías (1977) y el Concierto para Doce Cellos (1981).

La Sexta Sinfonía de Englund de 1984, subtitulada Aforismos, está articulada en seis movimientos para coro y orquesta; Su última sinfonía, la Séptima, se compuso en 1988, coincidiendo con el inicio de la enfermedad cardiaca que significó una disminución de salud y que finalmente le conduciría a la muerte. Su Concierto de Clarinete de 1991 se completó poco antes de que la composición fuera físicamente imposible.

Englund también compuso música de cámara, incluyendo una suite para violonchelo solo y una sonata para violonchelo y piano, así como obras para violín y piano, solo trombón y piano solo. Compuso música para veinte películas, así como las obras para coro incluyendo el Hymnus Sepulcralis de 1975.

Sus memorias, I Skuggan de Sibelius, En la sombra de Sibelius, fueron publicadas en 1997.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para Domingo, abril 9th, 2017 en Hora a hora.