28 de marzo del 17

28/03/2017 § Deja un comentario

Para celebrar la llegada de la primavera les vamos a contar la leyenda de los Anunnaki, un grupo de deidades sumerias y acadias que son identificados en los textos como los Anunna y con los Igigi, los dioses menores.

En el mito de Atrahasis se afirma que, antes de la creación del hombre, los dioses tení­an que trabajar para vivir. Entonces, los Anunna lograron que una categorí­a de dioses inferiores, los Igigi, trabajaran para ellos, hasta que se rebelaron y rehusaron continuar trabajando. Entonces Enki creó a la humanidad para que esta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los dioses menores habí­an abandonado y, a través del culto, suministraran el alimento a los dioses.

En el poema Enúma Elish, fue Marduk quien creó la humanidad y después dividió a los Anunna entre el cielo y la tierra y les asignó tareas. A continuación, los Anunna, agradecidos a Marduk, fundaron Babilonia y edificaron un templo en su honor, llamado Esagila.

La reinvención del término de los Anunna a través de su forma acadia, Anunnaki, surgió en 1964, tras la publicación del libro Mesopotamia antigua: retrato de una civilización muerta, del asiriólogo Adolph Leo Oppenheim, quién popularizó este concepto que fue tomado por distintos personajes del mundo esotérico y de pseudociencias de Internet.

El azerbaiyano Zecharia Sitchin publicó una decena de libros conocidos como Crónicas de la Tierra a partir de los años 1970. En ellos, supuestamente quedaban traducidas tablas sumerias de escritura cuneiforme y textos bí­blicos en su escritura original.

En el libro El 12º planeta narra la llegada de los Anunnaki a la Tierra procedentes de un supuesto planeta llamado Nibiru hace unos 450.000 años: seres altos de unos 3 metros de altura de piel blanca, cabellos largos y barba, quienes se habrí­an asentado en Mesopotamia y que, por ingenierí­a genética, aceleraron la evolución del Homo Sapiens aportando su propia genética, por la necesidad de tener trabajadores esclavos.

Según los escritos de Sitchin, la tecnologí­a y poder de los Anunnaki aún no habrí­a sido superada, planteando que podí­an efectuar viajes espaciales y manejar la ingenierí­a genética hace 450.000 años, y que habrí­an dejado sus rastros en toda la Tierra con tecnologí­a aún desconocida como en la construcción de pirámides egipcias, mayas, aztecas y chinas, en el cí­rculo megalítico de Stonehenge, en el puerto espacial de Baalbeck, en las lí­neas de Nazca y en Machu Pichu.

Las suposiciones de Sitchin han sido descartadas por cientí­ficos, historiadores y arqueólogos, que están en desacuerdo con su traducción de textos antiguos y su comprensión errónea de la fí­sica.

Documentación: Anunnaki

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 28 de marzo del 17 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: