23 de noviembre del 16

23/11/2016 § 2 comentarios

Se repite una y otra vez el que un cursi venga y te diga que es un romántico, cuando en realidad es simplemente un mieles. Con este post queremos aclarar el concepto de Romanticismo, un término que va más asociado a la revolución que a la ñoñería y acabar de una vez con la confusión que existe.

161123-01

El Romanticismo fue un movimiento cultural originado en Alemania y en el Reino Unido a finales del siglo XVIII como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el Neoclasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos. Se considerado el primer movimiento cultural que abarcó a toda Europa.

161123-02

Su característica fundamental es la ruptura con la tradición clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas. La libertad auténtica es su búsqueda constante, por eso su rasgo revolucionario es incuestionable. El Romanticismo es una manera de sentir y concebir la naturaleza, la vida y al hombre mismo.  Manifestándose en todas las artes, aparecen distintas tendencias en cada país.

161123-03

Tuvo fundamentales aportes en los campos de la literatura, la pintura y la música. Posteriormente, una de las corrientes vanguardistas del siglo XX, el surrealismo, llevó al extremo los postulados románticos de la exaltación del yo.

161123-04

El Romanticismo es una reacción contra el espíritu racional y crítico de la Ilustración y el Clasicismo, y favorecía, ante todo:
-La conciencia del Yo como entidad autónoma frente a la universalidad de la razón dieciochesca, dotada de capacidades variables e individuales como la fantasía y el sentimiento.
-La primacía del Genio creador de un Universo propio, el poeta como demiurgo.
-Valoración de lo diferente frente a lo común.
-El liberalismo frente al despotismo ilustrado.
-La creatividad frente a la imitación de lo antiguo.
-La obra imperfecta, inacabada y abierta frente a la obra perfecta, concluida y cerrada.
-La originalidad frente a la tradición clasicista y la adecuación de los cánones. Cada hombre debe mostrar lo que le hace único.
161123-06

Es propio de este movimiento un gran aprecio de lo personal, un subjetivismo e individualismo absoluto, un culto al yo fundamental frente a la universalidad y sociabilidad de la Ilustración en el siglo XVIII. En ese sentido los héroes románticos son, con frecuencia, prototipos de rebeldía y los autores románticos quebrantan cualquier normativa o tradición cultural que ahogue su libertad, como por ejemplo las tres unidades aristotélicas (acción, tiempo y lugar) y la de estilo (mezclando prosa y verso y utilizando polimetría en el teatro), o revolucionando la métrica y volviendo a rimas más libres y populares como la asonante.

161123-07

Frente a la afirmación de lo racional, irrumpió la exaltación de lo instintivo y sentimental. La belleza es verdad. También representó el deseo de libertad del individuo, de las pasiones y de los instintos que presenta el yo, subjetivismo e imposición del sentimiento sobre la razón.

161123-08

El estilo vital de los autores románticos despreciaba el materialismo burgués y preconizaba el amor libre y el liberalismo en política. El idealismo extremo y exagerado que se buscaba en todo el Romanticismo encontraba con frecuencia un violento choque con la realidad miserable y materialista, lo que causaba con frecuencia que el romántico acabara con su propia vida mediante el suicidio. La mayoría de los románticos murieron jóvenes. Los románticos amaban la naturaleza frente a la civilización como símbolo de todo lo verdadero y genuino.

¿Queda claro?
Documentación: Romanticismo.

 

Anuncios

§ 2 respuestas a 23 de noviembre del 16

  • El individuo romántico suele comportarse con vehemencia. Con un impuso irracional guiado por sus emociones antepone lo irracional al discernimiento. Grita, se apasiona, ríe mucho y llora mucho y todo lo hace muy mucho, dando más importancia al instinto que a la prudencia y acaba situando el sentimiento por encima de la inteligencia.

    A diferencia del hombre clásico, el individuo romántico habita en un paraíso ideal, en un mundo que sólo existe en su mente y, entre la aurora y el ocaso, choca por lo menos siete veces cada día. A saber:

    1) la compra de la vitualla
    2) los pagos de cada mes
    3) el maldito consumo
    4) la hipoteca y las comisiones bancarias
    5) la visita al médico
    6) las molestias de achaques y colesteroles
    7) el incordio de los que mandan

    Claro que puedes embelesarte con la traición de un claro de luna, pero has de saber amigo romántico, que la realidad, molesta, amarga, siembra cizaña en los fértiles campos de nuestro pensamiento y que gracias a tu embeleso, algunos no se preocupan ni por la vitualla, ni por los pagos de cada mes pues ellos son los que mandan.

    Saludos
    Francesc Cornadó

  • Inmerso en la espesura de la niebla romántica, Berlioz se aventuraba leyendo los poemas de Virgilio. Llamaba a las musas. ¡Ah, pobres hijas de Zeus!, cómo iban a acudir por aquellos andurriales tan fríos. De aquellos vientos vino su sinfonía “fantástica”. Un horror.

    Friedrich pintó los personajes opuestos a las nieblas infinitas.

    Piranesi fue humilde y dibujó. Descendió por escaleras oscuras. Admiró las obras de los maestros romanos y no se atrevió a ir más allá. Imaginó cárceles y las grabó entre sombras.

    La atracción por el abismo se cernía en los pinceles de los artistas románticos.

    Saludos
    Francesc Cornadó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 23 de noviembre del 16 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: