06 de diciembre del 15

06/12/2015 § Deja un comentario

Tal como les prometimos el domingo pasado, les ofrecemos música de cámara posterior al romanticismo, clasificada por épocas y movimientos. Les deseamos que la fuerza les acompañe y sean capaces de escucharnos.151206.01Atonalismo. A principios del siglo XX varios compositores escribieron música que se ha descrito, total o parcialmente, como atonal. La primera fase del atonalismo, antecesora del dodecafonismo, conocida como atonalidad libre o cromatismo libre, implicó un intento consciente de evitar la armonía diatónica tradicional. Las obras más importantes de este periodo son la ópera Wozzeck (1917-1922) de Alban Berg y Pierrot Lunaire (1912) de Arnold Schönberg.

El dodecafonísmo, que significa música de doce tonos es una forma de música atonal, con una técnica de composición en la cual las doce notas de la escala cromática son tratadas como equivalentes, es decir, sujetas a una relación ordenada que, a diferencia del sistema mayor-menor de la tonalidad, no establece jerarquía entre las notas. Lo que hizo el fundador de la música dodecafónica, Schönberg, fue prohibir por estatuto usar una nota más que otra. Históricamente, procede de manera directa del atonalismo libre y surge de la necesidad que había a principios del siglo XX de organizar coherentemente las nuevas posibilidades de la música y enfocarla a nuevas sensibilidades emergentes.

El primitivismo fue un movimiento de las artes que pretendía rescatar el folclor más arcaico de ciertas regiones con un lenguaje moderno. Similar al nacionalismo en su afán por rescatar lo local, el primitivismo incorporó además métricas y acentuaciones irregulares, un mayor uso de la percusión y otros timbres, escalas modales, y armonía politonal y atonal. Dentro de la música los dos gigantes de este movimiento fueron el ruso Ígor Stravinsky y el húngaro Bela Bartok, aunque la obra de ambos sobrepasa con creces la denominación primitivista.

El microtonalismo es la música que utiliza microtonos (los intervalos musicales menores que un semitono) El músico estadounidense Charles Ives definía a los microtonos de manera humorística como las notas entre las teclas del piano. El mexicano Julián Carrillo (1875-1965) distingue dieciséis sonidos claramente diferentes entre los lanzamientos de G y A emitida por la cuarta cuerda de violín, lo que fue su punto de partida para componer una gran cantidad de música microtonal. Algunos otros autores emplearon también esta técnica.

El neoclasicismo en música se refiere al movimiento del siglo XX que retomó una práctica común de tradición en cuanto a la armonía, la melodía, la forma, los timbres y los ritmos, pero mezclada con grandes disonancias atonales y ritmos sincopados, como punto de partida para componer música. Entre otros compositores, Darius Milhaud y sus contemporáneos Francis Poulenc Arthur Honegger son los compositores más importantes usualmente mencionados en este estilo

La próxima semana seguiremos con los últimos movimientos culturales en la composición de música clásica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 06 de diciembre del 15 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: