27 de noviembre del 15

27/11/2015 § Deja un comentario

La luna, estos días en plenilunio, está presente en todas las culturas. Existe la creencia de que la Luna afecta a nuestro comportamiento y altera nuestros estados de ánimo.

151127.01

La palabra luna viene del latín y su raíz, leuk, es de origen indoeuropeo y está presente por ejemplo en el griego: leukós, blanco brillante.

151127.02

La Luna, cuyos ciclos duran 28 días, ha estado siempre vinculada con el sexo femenino y multitud de culturas la adoraban durante los cultos a la fertilidad en la antigüedad.

151127.03

A la Luna, incluso hoy día, se le atribuye el don de la fertilidad. Esta creencia ha sobrevivido al tiempo y a las diferencias culturales y en la actualidad se sigue pensando de manera en sus efectos sobre las embarazadas.

151127.4

Sin embargo, nos encontramos aquí con el primero de los mitos, pues numerosos médicos y científicos han estudiado estos supuestos no encontrando coincidencias.

151127.05

Debido a la gran cantidad de culturas que le atribuían a la Luna estos poderes supra terrenales, lo difícil en la actualidad sería creer que la luna es un mero satélite que no influye para nada en lo más profundo de nuestro ser humano.151127.06
Las mareas son un efecto de la fuerza de atracción que ejerce la luna sobre la Tierra. Como la Luna gira alrededor de la Tierra, esta ejerce una atracción sobre el océano y al combinar estas fuerzas (centrífuga y de atracción) el nivel del agua sube y se producen las mareas.

151127.07

La Luna es muy importante debido a que ayuda a mantener el eje de la tierra en su posición. Si esta desapareciera la Tierra no tendría un eje fijo sobre el cual moverse y por lo tanto los polos podrían quedar mirando directamente al Sol o todo lo contrario, permaneciendo eternamente en la sombra.

151127.08
Más allá de esto, el folklore popular ha posicionado a la Luna como un instrumento milimétrico de precisión meteorológica. Sin embargo estas predicciones no son contrastables. La gravitación de la Luna que produce la marea atmosférica si que lo es, pero el efecto es muy pequeño.

151127.09

Opuesta al sol y algo siniestra, muchas culturas han relacionado la luna con aquelarres y bestias antropomorfas. Con respecto a esto último, se piensa que en función de la fase que esté la luna nos crecerá más rápido el pelo, al igual que en otras fases se nos caerá más. Se dice de la Luna llena que provoca euforia y alegría, de la Luna menguante que es un tiempo de depuración y limpieza, de la Luna nueva que es momento de inestabilidad e incertidumbre y de la Luna creciente que da lugar al crecimiento y ascenso.

151127.10

La Luna ha condicionado durante generaciones los quehaceres del ser humano. Desde podar una planta hasta quedar embarazada, las creencias de nuestros antepasados han conseguido sobrevivir a los años para ahora convivir con la ciencia.

Extraído de Los efectos de la Luna: verdades y mentiras

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 27 de noviembre del 15 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: