09 de octubre del 15

09/10/2015 § Deja un comentario

Probablemente son pocos los que sepan quien es Stanislav Yevgráfovich Petrov y lo que hizo el 25 de septiembre de 1983 en el búnker Serpujov-15, cuando cubría la guardia de un compañero que estaba de baja por enfermedad.
151009.05

Les vamos a contar lo que se conoce como el Incidente del Equinoccio de Otoño y explicarles las decisiones que Stanislav Yevgráfovich Petrov tomó, salvando al mundo. Y cuando esto decimos es porque se calcula en 4.000 millones de personas los que sobrevivieron gracias a él por evitar conscientemente un holocausto nuclear.

151009.02

En 1983, la tensión entre la Unión Soviética y Estados Unidos seguía vigente. Por tanto, ambas superpotencias se vigilaban mutuamente y sus sistemas de detección escudriñaban los cielos para detectar cualquier movimiento o inicio de ataque. La inquietante estrategia de disuasión nuclear se basaba, principalmente, en el hecho de que ambos arsenales podrían destruir a ambos bandos y, por tanto, si alguien disparaba, el otro, aunque estaba abocado a la muerte, tendría margen suficiente para disparar su arsenal y aniquilar al primero, es decir, la autodestrucción total.

151009.03

Es decir, si el NORAD de Estados Unidos detectaba misiles soviéticos, Estados Unidos lanzaría todo su arsenal como respuesta y viceversa. Por tanto, cualquier tipo de señal o detección de ataque era susceptible de activar todo el sistema de respuesta. Un protocolo bastante tabulado que requería bastante sangre fría y, sobre todo, no dejaba lugar a muchas dudas.

151009.04

En septiembre de 1983, la situación entre Estados Unidos y sus aliados frente a la Unión Soviética era bastante tensa, el Vuelo 007 de Korean Air con 269 pasajeros de Corea del Sur había sido derribado por entrar en el espacio aéreo soviético, la OTAN había organizado unas maniobras (Able Archer 83) y la red de espías del KGB informaba a Moscú que Estados Unidos y sus aliados estaban preparando un ataque contra la Unión Soviética. Con esta pre-alarma como contexto, el Teniente Coronel Stanislav Petrov estaba en su puesto como oficial de guardia en la madrugada del 24 de septiembre de 1983 en el búnker Serpukhov-15 de Moscú, lugar en el que se controlaba el sistema de alerta temprana del mando de misiles; aunque esa noche no le tocaba estar de guardia.

151009

El sistema OKO (ojo en ruso) era el sistema de alerta temprana que usaba la Unión Soviética, un sistema basado en satélites que apuntaban a las principales bases de lanzamiento y que, por tanto, servían para detectar lanzamientos de misiles. Los satélites soviéticos miraban al horizonte con la idea de detectar la silueta de un misil en contraposición a la oscuridad del espacio manteniéndose en una órbita especial denominada Molniya. El sistema apenas llevaba un año en funcionamiento y, por tanto, ése era su primer equinoccio de otoño.

151009.06

A las 00:14 hora de Moscú, las alarmas del búnker comenzaron a sonar cuando uno de los satélites detectó el lanzamiento de un misil desde la base de Malmstrom, Montana, que tenía un tiempo esperado de impacto de unos 20 minutos. Según el protocolo establecido, Petrov, que era el oficial de guardia, tenía que poner en marcha el protocolo de respuestao contraataque y avisar a sus superiores. Sin embargo, Petrov no actuó tal y como había sido entrenado. Para él, que Estados Unidos iniciase su propia aniquilación lanzando un misil era algo que no tenía sentido. Dado que su puesto era intermedio, es decir, cursaba la información de los operadores del búnker y la pasaba a sus superiores en la cadena de mando, el Teniente Coronel decidió esperar porque intuía que el sistema estaba equivocado (y no era el primer error que tenía este sistema) y ordenó cancelar la alarma.

15100907

Poco después, las alarmas mostraron un segundo misil al que siguieron otros 3 más, haciendo un total de 5 misiles en el aire. Las alarmas seguían sonando y Petrov seguía sin dar la alerta a sus superiores porque 5 misiles seguían siendo pocos frente a la respuesta que podía dar la Unión Soviética.

151009.08

Petrov quería esperar la confirmación del sistema de radar de tierra, una confirmación que acotaba a unos minutos el margen de respuesta y actuación, poniendo en peligro vidas de sus compatriotas, pero que, sin embargo, permitirían confirmar que el ataque era real o que, simplemente, estaba en lo cierto y el sistema se equivocaba. Pasó el tiempo y el radar de tierra confirmó las sospechas de Petrov de que todo era un fallo. Todas sus decisiones y los datos recopilados formaron parte del diario de operaciones de aquella noche y su superior, el General Yuri Votintsev, fue informado en todo momento de la falsa alarma. Tras finalizar el incidente, le prometió a Petrov un homenage por haber salvado al mundo de una guerra.

151009.09

¿Qué pasó realmente? El fallo del sistema y el incidente fueron sometidos a una investigación que determinó que el Sol, la Tierra y el satélite OKO habían experimentado una extraña alineación que hizo que la luz solar reflejada en las nubes de altas cotas se confundiese con el lanzamiento de un misil, activando así la red de alarma.151009.12

El Teniente Coronel Petrov lejos de ser homenajeado o considerado Héroe de la Unión Soviética, la más alta condecoración del país, fue también investigado y las autoridades militares llegaron a la conclusión de que actúo de manera indisciplinada. Según los militares, Petrov debió seguir la cadena de mando e informar a sus superiores, dejando a éstos la capacidad de decisión. Aunque Petrov no fue ni juzgado ni sancionado por el incidente, fue transferido a puestos de menor responsabilidad al perder la confianza de los mandos. Al poco tiempo, Petrov se retiró del ejército con el grado de Teniente Coronel pues no llegó a ascender en el escalafón y, durante varios años, tuvo problemas nerviosos y de ansiedad como consecuencia de estos 15 minutos de tensión.

151009.10

A  Stanislav Yevgráfovich Petrov se le ordenó mantener el incidente en secreto cosa que hizo, no sabiendo el mundo ni siquiera su mujer, de de la historia que les contamos hasta que en 1998, el general Votintsev reveló en sus memorias el incidente.151009.11

Tras su retiro del ejército, Petrov vivió en la ciudad de Friázino, Rusia, como un jubilado anónimo más y ahora como el hombre que salvó al mundo del holocausto nuclear ¿Qué hubiese pasado si Petrov no hubiera estado de servicio esa noche? ¿Qué hubiese pasado si Petrov hubiera comunicado, directamente, la alerta sin cuestionarse la información que estaba recibiendo? Quizás el mundo de hoy sería un lugar muy distinto.

Extraído de Stanislav Petrov, el hombre que salvó al mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 09 de octubre del 15 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: