02 de octubre del 15

02/10/2015 § Deja un comentario

El Wuppertal Schwebebahn es un tren monorail suspendido en Wuppertal, Alemania. El ferrocarril se desplaza por una ruta de 13,3 kilómetros de longitud entre Oberbarmen y Vohwinkel, elevado entre unos 12 y 8 metros. El viaje completo dura unos 30 minutos.

151002.05

En este original tren viajó el último emperador alemán, Guillermo II, el 24 de octubre de 1900 y también viajó, 50 años mas tarde, una elefante, Tuffi, que no aguantó el estrés y terminó arrasando el vagón donde se encontraba rompiendo varias ventanas para arrojarse desde una altura de 12 metros hasta el rio Wupper.

1510.02.4

El 21 de julio de 1950, una elefante de tres años pasaba a la historia cuando saltó desde el tren monorraíl hasta el río Wupper, 12 metros abajo. Ese día el director y propietario del circo Franz Althoff tuvo la idea de promocionar su espectáculo introduciendo al elefante Tuffi en el monorraíl Schwebebahn, junto a dos de sus hijos y una camarilla de fotógrafos. Un medio de publicidad perfecto, según él, para su circo.

151002.03

Tuffi, asustada por los fotógrafos que competían por las mejores posiciones para obtener una buena fotografía y por las vaivenes del tren perdió los nervios y terminó arrasando el vagón donde se encontraba rompiendo varias ventanas para arrojarse desde una altura de 12 metros hasta el rio Wupper. El pánico estalló en el vagón y algunos pasajeros resultaron heridos. El director del circo y el funcionario responsable que permitió el viaje, fueron sometidos a juicio y condenados a abonar una fuerte multa.

151002.02

Tuffi fue rescatada del agua con heridas leves de las que se recuperó rápidamente. Vivió una larga vida hasta 1989, año en el que murió, casi 40 años después, habiéndose convertido prácticamente en un icono para Wuppertal, con canciones y libros infantiles en su honor e incluso una gran pintura de lo ocurrido en el mismo lugar en el que saltó desesperada al río años atrás.

15100201

Hoy en día todavía circula por la red una fotografía burdamente manipulada de la caída de Tuffi, ya que no existe ninguna imagen real del accidente a pesar de que el vagón estaba lleno de periodistas. La fotografía retocada sirvió para imprimir miles de postales que se vendían en los comercios de la ciudad.

 

a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 02 de octubre del 15 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: