21 de septiembre del 15

21/09/2015 § Deja un comentario

Tintín en el país de los soviets, en el original en francés Tintin au pays des Soviets, es el primero de los álbumes de Las aventuras de Tintín escritos e ilustrados por el artista belga Hergé. Originalmente publicada en el suplemento juvenil Le Petit Vingtième entre el 10 de enero de 1929 y el 8 de mayo de 1930, siendo posteriormente recopilada en formato álbum en 1930. Creada para servir de propaganda antimarxista para los niños, fue encargada por el jefe de Hergé, el abate Norbert Wallez, quien llevaba el diario católico belga Le Vingtième Siècle, en donde se publicó Le Petit Vingtième.

150914.02

El argumento gira en torno al reportero belga Tintín y a su perro Milú, quienes viajan a Moscú, vía Berlín, para hacer un reportaje sobre las políticas instituidas por el presidente comunista Iósif Stalin. Sin embargo, un agente del servicio secreto soviético, la OGPU, intenta que Tintín no lo haga, por lo que le pone trampas para deshacerse de él. A pesar de ello, el joven reportero irá poco a poco descubriendo los secretos de los bolcheviques y cómo estos están robando comida a los ciudadanos soviéticos, manipulando las elecciones y asesinando a sus opositores.
150914.01Tintín en el país de los soviets.pdf [33.4MB]

La primera entrega de Tintín en el país de los Soviets apareció en la edición del 10 de enero de 1929 de Le Petit Vingtième y se publicó una nueva entrega semanal hasta el 8 de mayo de 1930. Hergé no trazó la historia de antemano, sino que improvisó nuevas situaciones sobre la base semanal, algo que Jean-Marc y Randy Lofficier describieron como: tanto en la la historia como en el apartado gráfico, Hergé estaba aprendiendo su oficio ante nuestros ojosHergé admitió que el trabajo era una ocura, pues el Petit Vingtième salía el miércoles por la noche y yo, a menudo, no tenía ni idea la mañana del miércoles cómo iba a conseguir Tintín salir de la difícil situación en que le había puesto la semana anteriorMichael Farr considera esta evidencia, señalando que muchos dibujos fueron crudos, rudimentarios, apresurados, que carecen del pulido y refinamiento que Hergé adquiriría más adelante. En contraste, ciertas láminas eran de la máxima calidad y exhibían la extraordinaria capacidad como dibujante de Hergé.
Pueden encontrar el pdf de 33.4 MB bajo la cubierta del álbum.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 21 de septiembre del 15 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: