23 de julio del 15

23/07/2015 § Deja un comentario

Si esta vida dejó de ser un valle de lágrimas, por qué nos destrozamos los dedos con un martillo cuando podemos evitarlo ¿Cómo? Muy fácil: además del clavo y el martillo, solo necesitamos unas pinzas de tender.

150723.01
Y con los dedos ilesos podremos acariciar a quien nos quiere. O comer con ellos, otro deleite. Queremos decir, comer con quien nos quiere o comer con los dedos, ustedes eligen lo que prefieran.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo 23 de julio del 15 en Hora a hora.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: