24 de agosto del 19

24/08/2019 § Deja un comentario

En medio del desierto mexicano, dos desperados caen hechizados en los encantos de una joven camarera y usan sus habilidades para seducirla.

23 de agosto del 19

23/08/2019 § Deja un comentario

Ricardo Sanz es un pintor donostiarra de estilo figurativo contemporáneo. Su vocación artística se forjó a través de su abuelo, propietario de la Galería de Arte La Perfecta en la que conoció a los grandes artistas de la pintura: Sorolla, Zuloaga, Vázquez Díaz entre otros.

A los catorce años comienza su formación como pintor con el maestro José Camps, al mismo tiempo que prosigue sus estudios hasta licenciarse en Historia por la Universidad de Deusto e Historia del Arte en Madrid.

En París e Italia continúa su aprendizaje. Finalmente, fija su residencia en Madrid, ciudad en la que vive y tiene su estudio desde 1980; siempre vinculado a San Sebastián, su ciudad natal, donde pasa largas temporadas.

Su pintura es el resultado de diferentes influencias. Sus primeros cuadros están inspirados por los impresionistas vascos y franceses, en gama de colores suaves y grises y en los que está presente la atmósfera húmeda de su ciudad.

El Ricardo Sanz de los 80 y 90, el pintor que se instala en Madrid, se nutre de los pintores clásicos -Velázquez, Van Dyck o Rembrandt- y toda la pintura del XIX y la Escuela Española.

Al mismo tiempo, conoce a los grandes pintores figurativos y retratistas del momento como Macarrón, Torrents Lladó, Antonio López o Revello de Toro, lo que le sirve para enriquecer su espíritu artístico y sus conocimientos al más alto nivel de la pintura figurativa.

Su paleta se hace más fuerte y colorista; Su obra madura con un aire moderno y renovador, mezclando una composición exquisita, con una técnica depurada y un especial dominio del color y la luz, imprimiendo una pincelada moderna y original que consigue reflejar con especial maestría los efectos de la luz, que se convierte en protagonista de sus cuadros.

El trabajo pictórico de Ricardo Sanz refleja un dominio perfecto del dibujo, la luz y el color, es idealizado y preciosista, consigue sacar lo mejor de cada modelo y plasmarlo en el lienzo. Sus retratos, de una modernidad actual, cuentan con la tradición y la sabiduría pictórica.

Está considerado uno de los grandes retratistas del momento. Personalidades de la realeza, la aristocracia, la política o la cultura, demandan su trabajo porque les atrae su visión del modelo desde el respeto y la elegancia.

Ha obtenido destacados galardones, como el Premio Nacional de Cultura Viva, el Premio de la Fundación Goya, o la Medalla Paul Harris que le concedió la Fundación Rotary Internacional.

Ha realizado numerosas exposiciones en España y en el extranjero. Cabe destacar las realizadas en la Galería Santiago Echeberría, con la Galería Sokoa, ambas en Madrid, y con la Galería Echeberría de San Sebastián.

Fuente: Ricardo Sanz

22 de agosto del 19

22/08/2019 § Deja un comentario

Parece que vuelve el verano y todavía tenemos mil whatsApps por contestar… Les ofrecemos la solución para que puedan sacar tiempo para responder, aprovechando los ratos que no estamos al fresco en el agua.

21 de agosto del 19

21/08/2019 § Deja un comentario

La semana pasada jugábamos con el número 2025 ¿recuerdan? Pues no se lo creerán pero actuando de igual forma, el número 3.025 se puede descomponer en dos partes 30-25, es decir 30 y 25. Hasta aquí, todo es normal, tan solo estamos jugando con un número.

Ahora bien, si estos dos números [30 y 25] los sumamos entre sí [30+25] la suma resultante es 55. Es una suma sencillita, no hacemos nada raro.

Pero podemos elevar el número 55 al cuadrado [55×55] El resultado obtenido es 3.025 ¿Volvemos a empezar?

20 de agosto del 19

20/08/2019 § Deja un comentario

Según dice una leyenda castellana del siglo XVI, corría el año 1550. El oro venía del Perú en galeones bien custodiados y acompañando el dulce tintineo, llenos de orgullo y acariciados por doradas esperanzas, también llegaban los propietarios. Uno de ellos, viejo, corcovado, con los ojos cansados de contemplar tesoros, desembarca en Cádiz. Era rico, y con el oro pensaba que podía comprarlo todo: hasta el amor. Se hizo largo el viaje hasta la Villa y Corte, pues recordaba que su amigo el médico del rey quedó tutor de una niña encantadora que ahora estaría por los 20 años y soñaba contagiarse de su juventud contrayendo matrimonio con ella.

Una vez todo estuvo dispuesto para la ceremonia, el viejo médico llevó a su pupila al palacio real. Don Felipe II siempre le había mostrado afecto y en esta ocasión  le ofreció como regalo nupcial las trece monedas de oro que habían de servir de arras

El casamiento se celebró con gran pompa. El anciano esposo había regalado a la juvenil desposada un magnífico traje blanco, bordado con perlas. De encaje de Bruselas era el manto, que le llegaba hasta su borde, y ocultaba su cara y sus ojos…. enrojecidos por el llanto.

Vino después el banquete, en el que los invitados, obsequiados hasta la saciedad, se tambaleaban en los límites de la embriaguez. Cayó la tarde; los criados encendieron las luces. La novia se había retirado a sus habitaciones, lejos del bullicio. Y en medio de la noche, cuando el anciano, pensando en su felicidad, comprada con oro, y a costa de las lágrimas de una obediente muchacha, fue a buscarla… no la encontró.


Alarmado, gritó a los servidores, recorrieron la inmensa casa, registraron los rincones, repasaron los salones del banquete, sin el menor éxito, y por último bajaron a los sótanos. Y allí, en el suelo húmedo, en un aire mohoso, pesado e irrespirable, la encontraron echada. El velo de encaje aún temblaba en su frente, el traje de perlas estaba teñido de rojo. Acercaron los candiles; entre sus manos sostenía el pañuelo bordado, trece monedas de oro a sus pies y un puñal florentino incrustado con gemas de colores, clavado en su corazón.

Horrorizados se retiraron en silencio el amo y los servidores. ¿Quién pudo cometer aquello?, aún queda en pie el enigma, sólo sabemos que el anciano a partir de entonces y hasta el final de sus días todo el oro que tocaba quedó manchado de sangre, y que por los sótanos de la casa se oyen gemidos, y dicen que alguien ha visto pasear, como un espectro, en las altas horas de la noche, a una dulce joven, envuelta en velos, haciendo tintinear en sus blancas manos las trece monedas de oro que vendieron su juventud e inocencia.

Fuente: Leyenda castellana

19 de agosto del 19

19/08/2019 § Deja un comentario

Seguimos con la publicación del segundo de los 12 pdf del 本草図譜 o Manual ilustrado de plantas medicinales, considerado el primer libro de arte exhaustivo sobre botánica de Japón. Como ya dijimos, fue publicado a finales del período Edo y tiene un total de 92 volúmenes (los volúmenes 1-4 están incompletos) e incluye más de 1900 variedades de plantas. El autor, Iwasaki Kan’en (1786-1842), era un vasallo del sogunato.

02.本草図譜.pdf

Como es habitual en nuestros posts, les dejamos el enlace al pdf [32MB] bajo la ilustración para que aquellos que estén interesados en hojear el volumen lo puedan hacer tranquilamente.

12.08.19: 01.草図譜.pdf

18 de agosto del 19

18/08/2019 § Deja un comentario

James Hook, nació en Norwich, hijo de James Hook. Desde temprana edad sobresalió por un notable talento musical, tocando el clavicordio teniendo cuatro años y actuando en público a los seis. Comenzó a actuar regularmente cuando tenía 10 años, incluyendo conciertos benéficos. Trabajó en la enseñanza, composición, transcripción de música y afinación de instrumentos de teclado.

Entre junio de 1763 y febrero de 1764, Hook se trasladó a Londres. Allí llegó a ser el organista de White Conduit House, Pentonville, uno de los jardines de té que eran populares en el Londres del siglo XVIII. Trabajó como organista, profesor y compositor y ganó reputación como compositor de música vocal. Se casó con la artista y escritora Elizabeth Jane Madden el 29 de mayo de 1766, en la antigua iglesia de St. Pancras. Tuvieron dos hijos, James (1772-1828) y Theodore Edward (1788-1841)

Hook fue nombrado organista y compositor de Marylebone Gardens en 1768. Además de sus actuaciones como organista y ocasionalmente en el clavicordio, fue invitado a realizar conciertos en las principales obras de los teatros, sus cortos espectáculos musicales y óperas cómicas, que se creaban para los jardines de té y en los teatros de Londres.

Fue nombrado organista de St Johns Horselydown, Bermondsey, en 1776 y con frecuencia realizaba conciertos en órganos recién construidos, tanto en Londres como en los condados cercanos, a menudo tocando sus propias composiciones. Tuvo mucho éxito como profesor de órgano y clavecín. Hook permaneció en Marylebone Gardens hasta el final de la temporada de 1773 y luego en una posición similar en Vauxhall Gardens. Hook tuvo una alumna llamada Margaret Thornton, que desde 1778 cantó las canciones de Hook en Vauxhall Gardens cada verano hasta 1780.

Hook compuso óperas y otras obras musicales, la mayoría de las cuales fueron producidas en los teatros Drury Lane y Covent Garden. Con frecuencia colaboró ​​con miembros de la familia. Su esposa Elizabeth escribió el libreto para la ópera The Double Disguise de 1784. Su hijo James realizó los libretos para Jack of Newbury de 1795 y Diamond Cut Diamond de 1797, mientras que Thomas Edward compuso libretos para al menos ocho óperas.

El 18 de octubre de 1805 murió la primera esposa de Hook, Elizabeth Jane Madden. Un año después, el 4 de noviembre de 1806, se casó con su segunda esposa, Harriet Horncastle James. Fue en este momento cuanndo produjo su mejor trabajo, Tekeli, o el Asedio de Montgatz, la vida y la aventura de Imre Thököly.

En 1820 dejó inesperadamente su puesto en Vauxhall, después de casi medio siglo de servicio, muriendo siete años después en Boulogne.

Fuente: James Hook