17 de febrero del 19

17/02/2019 § Deja un comentario

Paul Wranitzky nació en Neureisch (Nová Říše) en la Moravia de Habsburgo. Estudió en la Facultad de Teología de la Universidad de Olomouc y luego en un seminario teológico en Viena. A los 20 años, como muchos otros compositores checos de ese período, se mudó a Viena para buscar oportunidades dentro de la capital imperial austriaca.

A partir de 1790, dirigió las orquestas del teatro real. Fue muy respetado por Mozart, Haydn y Beethoven; los dos últimos lo preferían como director de sus nuevas obras, por ejemplo, la Primera Sinfonía de Beethoven en 1800. Wranitzky fue un compositor prolífico. Su producción incluye diez óperas, 44 sinfonías, al menos 56 cuartetos de cuerdas, aunque algunas fuentes dan el elevado número de 73 y una gran cantidad de música orquestal y de cámara. Su ópera, Oberon – The Fairy King de 1789 fue una de las favoritas en este género e inspiró a Emanuel Schikaneder a escribir el libreto de La flauta mágica para Mozart en 1791. A mediados de la década de 1790, Goethe intentó colaborar con Wranitzky para una secuela de la ópera de Mozart.

Aunque algunos eruditos creen que estudió con Haydn, no existen pruebas. Pero no cabe duda de que analizó y fue influenciado por los cuartetos de éste. Al igual que él, la composición del cuarteto de Wranitzky pasó por muchas etapas de desarrollo, comenzando con lo preclásico y evolucionando a la forma de sonata terminada del clasicismo vienés tardío.

La mayoría de sus cuartetos se articulan en tres movimientos; muchos comparten las cualidades del conciliador quatuor parisino, con una escritura virtuosa en las cuatro partes. En estas obras, exploró el estilo romántico emergente con, por el momento, atrevidas progresiones armónicas, gestos teatrales y exhibiciones virtuosas. Basándose en los diez cuartetos de Wranitzky que ha estudiado, el historiador de música y erudito de Anton Reicha, Ron Drummond, escribe: Puedo decir con seguridad y absoluta confianza que el logro de Wranitzky como compositor de cuartetos de cuerdas es un logro mayor, en general, que el de Mozart. Es decir, es simplemente que la producción de Wranitzky empeora a la de Mozart y aunque la calidad de las producciones de cada uno es magnífica, Wranitzky gana por números absolutos.

Al escribir sobre la música de Wranitzky en la última parte del siglo XIX, el crítico y musicólogo francés François-Joseph Fétis recordó: La música de Wranitzky estaba de moda cuando era nueva debido a sus melodías naturales y estilo brillante. Trata bien a la orquesta, especialmente en las sinfonías. Recuerdo que, en mi juventud, sus obras se mantuvieron muy bien en comparación con las de Haydn. Su olvido actual es para mí una fuente de asombro.

Wranitzky murió en Viena el 29 de septiembre de 1808. Beethoven escribió Variations on a Russian Dance (WoO 71), basada en un tema de la ópera de Wranitzky, Das Waldmädchen, La dama del bosque.

Fuente: Paul Wranitzky

Anuncios

16 de febrero del 19

16/02/2019 § Deja un comentario

Otro corto de robots en un mundo desolado en busca de vida. Belleza y plástica en otra obra de arte del mundo de la animación.

15 de febrero del 19

15/02/2019 § Deja un comentario

Bernard Buffet nació en París el 10 de julio de 1928, estudió arte en la École Nationale Supérieure des Beaux-Arts, es decir la Escuela Nacional de Bellas Artes y trabajó en el estudio del pintor Eugène Narbonne. Entre sus compañeros estaban Maurice Boitel y Louis Vuillermoz.

Contratado en exclusiva por Emmanuel David, luego extendido a Maurice Garnier, se le garantizaban exposiciones periódicas, Buffet produjo piezas religiosas, paisajes, retratos y algunas naturalezas muertas.

Buffet se casó con la escritora y cantante Annabel Schwob. Un discípulo de Buffet, Jean Claude Gaugy, fue el padre del Expresionismo lineal.

Se suicidó en su casa en Tourtour, al sur de Francia, el 4 de octubre de 1999. Buffet estaba sufriendo Parkinson y no podía trabajar. La policía dijo que Buffet murió al poner su cabeza en una bolsa de plástico atada a su cuello con una cinta.

Fuente: Bernard Buffet

14 de febrero del 18

14/02/2019 § Deja un comentario

Posiblemente recuerdan que la curiosidad mató al gato. Pero no dice nada del camaleón. Así que lo podemos intentar sin grandes riesgos.

Si usted gira bien los ojos, o introduce unas lentes que lo permitan, con estas gafas puede ver a su alrededor, casi 360º, aunque queda algún punto ciego…

13 de febrero del 19

13/02/2019 § Deja un comentario

Las velas japonesas son una técnica de gráficos y análisis usada en economía inicialmente por los japoneses. Surgen en Japón en el siglo XVIII, en el mercado del arroz.

Aunque los japoneses han estado utilizando esta técnica de gráficos y análisis desde hace siglos, en el mundo occidental se ha hecho conocida en los últimos años, concretamente en la década de los 90, desde que Steve Nison los introdujo. La expresión velas se refiere a dos temas diferentes pero relacionados. El primero, y probablemente el más conocido, es el método de exponer información sobre valores y futuros para realizar el análisis gráfico. El segundo es el arte de identificar ciertas combinaciones de velas conocidas y probadas. Ambas técnicas se pueden utilizar combinadas o por separado.

La información utilizada para reflejar la situación de un mercado mediante un gráfico de velas es la que se utiliza habitualmente para los gráficos de barras, o sea, los precios de apertura, máximo, mínimo y de cierre. Aunque utilizan exactamente la misma información, los gráficos de velas resultan visualmente más atractivos, y la información parece saltar de la página, facilitando su interpretación y análisis

Es fácil adivinar de dónde le viene el nombre. Se parecen a una vela con un trocito de pabilo. El rectángulo representa la diferencia entre el precio de apertura y el de cierre del mismo día, y se le llama cuerpo. Obsérvese que el cuerpo puede ser verde o rojo. Un cuerpo verde significa que el precio de cierre fue mayor o más alto, que el de apertura. El cuerpo rojo significa que el precio de cierre fue más bajo que el de apertura. Los precios de apertura y cierre tienen mucha importancia en las velas japonesas. Las pequeñas rayas o líneas en la parte de arriba y de abajo del cuerpo se conocen como pabilos, pelos o sombras. La literatura japonesa de referencia utiliza muchos nombres diferentes para estas pequeñas líneas, lo cual resulta extraño, ya que representan los precios máximos y mínimos del día y en general, es una información que los japoneses no consideran vital.

Las diferentes formas de las velas tienen significados distintos, y los japoneses han definido velas primarias diferentes basándose en la relación de los precios de apertura, máximo, mínimo y de cierre. La comprensión de estas velas básicas es el comienzo del análisis de este tipo de gráfico.

Las diferentes combinaciones de cuerpo/sombras tienen diferentes significados. Los días en los que la diferencia entre los precios de apertura y cierre es grande se llaman días largos, y del mismo modo, los días en los que la diferencia entre los precios de apertura y cierre es pequeña se llaman días cortos. Esto hace referencia exclusivamente al cuerpo de la vela.

Las peonzas son días en los que las velas tienen cuerpos pequeños con sombras superiores e inferiores más largas que el propio cuerpo. El color del cuerpo es relativamente importante en las velas tipo perinola, ya que se consideran días de indecisión.

Cuando el precio de apertura y el de cierre son iguales, se les llama velas Doji. Las velas Doji pueden tener sombras de largo variado y se discute si el precio de apertura y el de cierre deben ser exactamente el mismo. Es un momento en el que los precios deben ser casi iguales, especialmente cuando se trata de grandes movimiento de los precios.

Hay diferentes velas Doji que son importantes. La Doji Piernilarga tiene largas sombras superior e inferior y refleja una considerable indecisión por parte de los participantes del mercado. La Doji Lápida solo tiene una larga sombra superior y ninguna sombra inferior, y cuanto más larga sea la sombra superior, más bajista es su interpretación. La Doji Libélula es lo opuesto de la Doji Lápida, o sea que sólo hay una sombra inferior larga y no hay sombra superior. Generalmente se la considera bastante alcista.

Las Líneas de velas únicas son esenciales para el análisis de las velas japonesas, y muchos patrones de velas japonesas se hacen con combinaciones de esta velas básicas.

Un patrón de velas es un retrato psicológico de la mentalidad de los operadores en aquel momento. Muestra vívidamente las acciones de los operadores a medida que pasa el tiempo en el mercado, y el mero hecho de que los humanos reaccionen de igual forma en situaciones similares hace que el análisis del patrón de velas funcione.

Un patrón de velas puede consistir en una sola línea o en una combinación de múltiples líneas, normalmente nunca más de cinco. Aunque casi todos los patrones de velas se usan para determinar puntos de cambio o inversión del mercado, hay algunos que se usan para determinar la continuación de la tendencia. A los primeros se les llama patrones de inversión y a los segundos, patrones de continuidad.

Un patrón de velas de inversión es una combinación de velas que normalmente indica un cambio en la tendencia. Para ayudar a identificar los patrones como alcista o bajista, una consideración seria a hacer es la tendencia del mercado que precedía al patrón. No es posible tener un patrón de cambio alcista en una tendencia ascendente. Puede haber una serie de velas que se parezcan al patrón alcista, pero si la tendencia es al alza, no se trata de patrón de velas ascendente. Del mismo modo, no puede haber un patrón de cambio bajista en una tendencia descendente.

Esto presenta uno de los problemas recurrentes cuando se analizan los mercados: ¿Cuál es la tendencia? Antes de usar los patrones de velas de manera efectiva, hay que determinar la tendencia. Aunque se hayan escrito muchos libros sobre este tema, la media móvil funciona bastante bien con las velas japonesas. Una vez determinada la tendencia a corto plazo, diez períodos más o menos, los patrones de velas ayudarán de forma destacada a identificar el cambio de dicha tendencia.

En la literatura japonesa sobre este tema existen alrededor de cuarenta patrones de vela de cambio, desde los que se componen de una sola línea hasta los más complejos de cinco líneas de velas. Morning Doji Star, Morning Star, Hammer, etcétera.

12 de febrero del 19

12/02/2019 § Deja un comentario

En la mitología griega, el Juicio de Paris ha sido un tema recurrente en las artes por su relevancia poética. La decisión del joven príncipe troyano llevó a su propio pueblo a la ruina sólo por el amor de la más bella mujer.

Todo comenzó con la mítica boda de Tetis y Peleo, una importante celebración a la que estaban invitados dioses y mortales. Pero Eride, diosa de la discordia, no había recibido invitación, por lo que conjugó una venganza digna de su atributo: sembrar la discordia entre los invitados.

Se presentó entonces en la fiesta con una manzana de oro con la inscripción Para la más bella, la lanzó sobre la mesa donde se sentaban los dioses y se retiró. En ese momento, Atenea, Afrodita y Hera comenzaron a disputarse la manzana, lo que provocó una interminable disputa, hasta que Zeus tuvo que intervenir, clamando que la elección sería de un joven mortal. El afortunado fue el hijo del rey de Troya, llamado Paris. Zeus lo escogió porque el joven príncipe había vivido siempre alejado del mundo y de las pasiones humanas, y su juicio sería el más imparcial.

Las tres vanidosas diosas, más pasionales que los propios humanos, trataron de convencer a Paris ofreciéndole importantes recompensas. Hera le ofreció todo el poder que pudiera desear y hasta el título de Emperador de Asia; Atenea le ofreció la sabiduría y la victoria de cualquier guerra futura, y por último, Afrodita le prometió el amor de la mujer más bella del mundo. Paris proclamó como vencedora a Afrodita y su decisión traería las peores consecuencias para su pueblo.

Fuente: El Juicio de Paris

11 de febrero del 19

11/02/2019 § Deja un comentario

The Floral Cabinet, Volume I, de G. B. Knowles y Frederic Westcott, publicado en Londres en 1837 por William Smith, contiene 45 ilustraciones de flores y plantas a los que les acompaña un detallado estudio.

Floral cabinet Volume I.pdf

Como es habitual en nuestros posts, les dejamos el enlace al pdf [15MB] bajo la ilustración para que aquellos que estén interesados en hojear el volumen lo puedan hacer tranquilamente

04.02.19Floral cabinet Volume II.pdf